Autor: González, Valentín. 
 Enrique de la Mata, a su regreso de Ginebra. 
 Todo ha salido bien     
 
 Pueblo.    22/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

TODO HA SALIDO BIEN

"El Gobierno traslada ahora sus responsabilidades en materia sindical a las centrales" "La legalización o no de los futuros sindicatos depende exclusivamente de los propios interesados"

MADRID. (PUEBLO), por Valentín GONZÁLEZ.)

«Tras la ratificación de los convenios 87 y 98 de la O. I. T., contemplo con agrado el futuro. Este paso se ha dado tras profunda reflexión, como sucede siempre que se ratifican acuerdos claves. Por eso hay países, como los Estados Unidos, que aún no se han decidido a hacerlo. Antes de la ratificación ha debido existir un dictamen internacional favorable.

Yo en Ginebra me he limitado a depositar los instrumentos de ratificación firmados por Su Majestad el Rey. Ahora tenemos un año de plazo para que estos acuerdos entren en vigor; pero no lo creo necesario en nuestro país, ya que es probable que la ley de libertad Sindical sea ya puesta plenamente en marcha en el próximo Consejo de Ministros», dijo el ministro Enrique de la Mata Gorostizaga a su llegada, a primeras horas de la tarde de, ayer a Madrid orocedente de Ginebra, donde se entrevistó con el director general de la O. I. T., François Blanchard Le acompañaban el subsecretario de Trabajo. Javier Istúriz.

Le esperaban en el aeropuerto el secretario general de la O. S., Melitino García Carrero, numerosos periodistas, y os directores del S. I. S. y de PUEBLO.

"Con la ley Sindical el Gobierno traslada sus responsibilidades de carácter sindical que ejercía a través de la O. S. a las centrales, que deberán hacerse cargo de tales responsabilidades. Se ofrece a los españoles esta nueva ley, basada en la libertad y la autonomía. El Gobierno, por su parte, facilitará todo cnanto lleve a la creación de centrales de carácter unitario.»

A la pregunta que se le hizo de que la comisión de los ocho había puesto en tela de juicio la eficacia de la nueva ley respondió que la libertad sindical es un derecho que deben ejercer los interesados «Es cierto que quedan; ..muchas cosas por hacer, pero se han creapermiten la asociación libre y por otra parte, el compromiso con la O I T. es muy serio como para, no cumplirlo, y en él el Gobierno español se ha empeñado en facilitar la creación de sindicatos desde una base de libertad.»

Manifestó a continuación que la brevedad de su estancia en Ginebra no le habia permitido constatar la reacción que en distintos países había producido la ratificación de los convenios 87 y 98 por parte española; pero que las personalidades que se encontraban en ese momento en la O I. T le felicitaron por este paso que había dado España, ratificación de su condición de país libre y moderno.

«Este paso que hemos dado —dijo más adelante ha salido bien porque estaba bien preparado. Quiero ser un ministro que cumple siempre con su palabra. Yo había prometido haber concluido este proceso antes del primero de mayo y lo he cumplido.»

A continuación dijo a u e este viaje, aunque breve, no había . tenido premuras; pero que desde un momento respetó su condición de monográfico, lo qué no le permitió tener contactos con la emigración española en Ginebra. Actualmente el diez por ciento de la población de esta ciudad suiza está compuesta por españoles

LA CUESTIÓN DE «PUEBLO» — Durante la rueda de Prensa, varios informadores manifestaron repetidamente su interés por lo que actualmente está sucediendo en nuestro periódico. El ministro respondió primero a una pregunta sobre el patrimonio sindical dentro del cual se encuentra el diario PUEBLO

"Las cuestiones patrimoniales se han de resolver entre las partes que tienen algo que decir el Gobierno por un lado y las asociaciones de trabajadores y de empresarios por otro. Sertado este principio continuo a decir que sobre el tema PUEBLO no tenía una idea formada ya que aún no lo conocía más que de referencias.

Dijo que el encierro de algunos trabajadores lo consideraba injustificado: pero que por su carácter pacifico no tomaría ninguna medida, para que terminase sino que debían ser los mismos trabajadores si se mantenían dentro de la misma norma, quienes deberían decidir el momento de su terminación «Su inseguridad por los puestos de trabajo es totalmente ficticia, ya que en el pasado mes de octubre se aprobó un decreto ley para tranquilizar a todos los hombres que trabajaban en la O. S.. entre los que debe incluirse a los del diario PUEBLO.»

De cara al futuro añadió que trataría de ponerse inmediatamente al corriente

día controlar el periódico dijo que PUEBLO no puede estar al servicio de ninguna orientación política determinada: «El Sindicalismo es de todos, y el periódico, como sindical, ha de estar al servicio de todos.» Pidió luego postergar el tema para otra ocasión, cuando tuviese más elementos de juicio.

 

< Volver