Autor: Contreras, Lorenzo. 
 El presidente Arias reafirma en Barcelona el "espíritu del 12 de febrero". 
 Habrá asociaciones     
 
 Informaciones.    15/06/1974.  Página: 1,?. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

Director: JESÚS DE LA SERNA

INFORMACIONES

Sobretasa por transporte argente a provincias: 1 peseta

DECANO DE LA PRENSA DE LA TARDE -:- Diario independiente -:- Edita Prensa Castellana, S. A.

San Roque, 7 -:- Teléfono 222 83 85 -:- Madrid, sábado 15 de junio de 1974 -:- 8 ptas. -:- 40 págs.

EL PRESIDENTE ARIAS REAFIRMA EN BARCELONA EL «ESPÍRITU DEL 12 DE FEBRERO»

HABRÁ ASOCIACIONES

* «ES UN DERECHO QUE SE HALLA EN EL FRONTISPICIO DE TODO DESARROLLO

POLÍTICO»

* «NI IMPACIENCIAS NI DILACIONES EN EL MARCO DE NUESTRA DEMOCRACIA»

* «NUESTRO INTERLOCUTOR ES Y SERÁ SIEMPRE EL PUEBLO ESPAÑOL»

* «´EL TIEMPO HISTÓRICO DEL PRESENTE NOS EXIGE EN ESTA MATERIA UNA

PRONTA RESPUESTA»

Por Lorenzo CONTRERAS

BARCELONA, 15. (INFORMACIONES.)— El presidente Arias Navarro ha reafirmado en Barcelona

esta mañana, en un discurso ante los consejos Locales y Provinciales del Movimiento de Cataluña, el

«espíritu del 12 de febrero», sin impaciencias ni dilaciones y en el marco de nuestra democracia.

En medio de una inusitada expectación política, el presidente ha recalcado que habrá asociaciones

políticas, porque es un derecho que se halla en el frontispicio de todo desarrollo político. El interlocutor

del Gobierno será únicamente, y siempre, el pueblo español y no las minorías estridentes. El señor Arias

Navarro ha indicado en su clarificador discurso que el tiempo histórico del presente nos exige en esta

materia una pronta respuesta y que hay que abrir de par en par las puertas a la esperanza, salvaguardar el

futuro y despejar el camino del futuro Rey de España.

CINCO MIL PERSONAS

Unas 5.000 personas, en su mayoría miembros de los Consejos del Movimiento de Cataluña, abarrotaron

en la mañana de hoy el gran salón de actos del Palacio de Congresos de Montjuich, donde don Carlos

Arias ha pronunciado su segundo discurso político desde que fue nombrado presidente del Gobierno.

En la mesa presidencial, flanqueada por banderas nacionales y del Movimiento, acompañaron al señor

Arias el vicepresidente primero del Gobierno, señor García Hernández; los ministros de la Presidencia,

señor Carro; del Movimiento, señor Utrera; de Educación y Ciencia, señor Martínez Esteruelas, y de la

Vivienda, señor Rodríguez de Miguel.

Junto a los ministros tomaron asiento el gobernador civil de Barcelona, señor Martín Villa; el alcalde de

la ciudad, señor Masó, y otras altas representaciones de la vida política. En su calidad de consejero

nacional ocupó lugar en la mesa presidencial el ex ministro don Laureano López Rodó.

El discurso del señor Arias fue interrumpido en once ocasiones por los aplausos de los presentes. Los

párrafos más aclamados fueron aquellos en los que el presidente del Gobierno subrayó el papel del

Movimiento en la política venidera o hizo gala de su propósito de no aceptar planteamientos que

desborden las previsiones contenidas en los principios fundamentales. Especial fervor demostraron los

presentes cuando el señor Arias manifestó: «No dudaré nunca en ejercer toda la autoridad que me asiste

para que dicho cuadro, marco y campo de juego no pueda resultar rebasado.» Y cuando, acto seguido,

señaló: «Jamás dudaré en ejercitar el caudal de autoridad de que he sido investido para que en los

programas asociacionistas que se avecinan no se produzca la más mínima desviación.»

Igualmente sonaron aplausos sostenidos y vehementes para celebrar el contenido de un párrafo alusivo a

la necesidad de alejar «la presentación de tener que beber en fuentes que se secaron hace ya muchos años

y que sólo regaran campos roturados por la discordia y el partidismo».

Los aplausos del auditorio alcanzaron su máximo nivel cuando el presidente dijo que el llamado espíritu

del 12 de febrero «ni puede ni quiere ser nada distinto del espíritu permanente e indeclinable del régimen

de Franco desde su hora fundacional».

Terminado el discurso, aclamado a su final, se entonó el «Cara al Sol».

OTROS DISCURSOS

El discurso del señor Arias fue precedido por sendos parlamentos del presidente del Consejo Nacional del

Movimiento de Molíns de Rey y del jefe provincial del Movimiento de Tarragona, señor Aige Pascual, y

del ministro secretario, señor Utrera. El señor Aige leyó las conclusiones aprobadas por los Consejos del

Movimiento de Cataluña, entre las cuales figura la aspiración de que ningún movimiento subversivo,

cualquiera que sea su matiz, permanezca sin sanción.

El señor Utrera Molina, que fue muy aclamado al iniciar su discurso, manifestó que es preciso dotar de

animación y de incitaciones a la vida nacional, provincial y local. Seguidamente señaló que al

Movimiento incumbe rearmar dialécticamente al sistema, pero que éste, aun siendo un «cuerpo poroso»,

no tolerará las infiltraciones que socaven el edificio institucional.

Finalmente, el ministro secretario del Movimiento reafirmó entre aplausos la lealtad de todos los

presentes a Franco y al Príncipe de España y puso de manifiesto la aspiración de que el legado de Franco

se proyecte sobre otros cincuenta años de historia.

Terminó el señor Utrera saludando «con júbilo» «el nuevo horizonte de nuestra historia política».

(Discurso íntegro del presidente Arias y amplia información en páginas 2, 3 y 4.)

 

< Volver