Encuestas de Ya. Ante la apertura del registro de inscripciones. 
 Centrales sindicales: Aún faltan cosas para la plena libertad sindical     
 
 Ya.    29/04/1977.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ENCUESTAS DE

Ante la apertura del registro de inscripciones

CENTRALES SINDICALES: "AUN FALTAN COSAS PARA LA PLENA LIBERTAD SINDICAL"

Dos peticiones: Desaparición del Sindicato oficial y restitución del patrimonio sindical al mundo obrero Opinión general: "La legalización nos permitirá desarrollarnos y fortalecernos

para las relaciones sindícales y laborales. Es significativo que ellos pidan la negociación con las centrales obreras.

4. Nosotros hemos sido partidarios de ir a manifestaciones no basadas en un marco de violencia, sino en un marco de fuerza trabajadora que exija mejoras en su situación. Esto no parece factible debido a la prohibición de manifestación que hemos recibido. En principio seguimos manteniendo el criterio de que es necesario que ese día la clase trabajadora proteste por esta sociedad injusta. Ahora bien, éste es un tema que debemos tratar con las demás centrales.

J. M. Zufiaur (USO): Un paso importante

Nos responde, José María Zufiaur, secretario general de la Organización Sindical USO, quien, en principio, nos señala que después del congreso celebrado los pasados días 7, 8 y 9 de abril, la central contaba con 83.000 afiliados. "Actualmente superamos la cifra de 90.000 afiliados."

1. Considero que el que se ha dado es un paso importante de cara a la libertad sindical, pero solamente es una parte de ella. Aún quedan por conseguir otra serie de cosas, como la convocatoria de elecciones libres en la empresa, «1 pleno reconocimiento de la huelga, disolución de la CNS e inmediata negociación con el Gobierno sobre el patrimonio sindical. Ahora bien, la que se ha dado es un pórtico que abre a las centrales un camimí de desarrollo y de expansión por el país.

2 No, no. Como acabo de decir, esto no es más que un primer paso. Para que haya una auténtica libertad sindical hace falta que se cumplan, las condiciones que antes he citado.

3. Nuestros objetivo en este momento son: desarrollar el sindicalismo, lo cual supone un fuerte trabajo de organización y estructuración de millones de trabajadores; conquistar la libertad sindical; recomponer la unidad de acción que se ha roto, cosa, que hay que hacer para responder al desafia que nos plantea la legalización. Queremos reivindicar un estatuto del trabajador de rango constitucional y enfrentamos con la necesidad de exigir unas medidas económicas de urgencia, particularmente sobre tres ámbitos: empleo seguridad social y mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores.

4. Hemos pedido mítines unitarios en grandes locales en los que podamos explicar la actual problemática de loe trabajadores. Esto está ahora pendiente de la decisión que el Gobierno adopte en enante a su aprobación.

Oficina de prensa de CC. OO.: "Nos permitirá la legalización"

Marcelino Camacho, secretario general de CC. OO., no pudo contestar a nuestra encuesta por hallarse estos días en Tenerife. En su ausencia respondió a las cuatro preguntas planteadas la oficina de prensa de la citada central.

CC. OO. comenzó primeramente como movimiento. En noviembre del pasado año inició su etapa de organización. El 15 de marzo eran 172.360 sus afiliados y anteayer la cifra escrutada ascendía a 234.501.

Sus respuestas a la encuesta fueron las siguientes:

1. Nuestra impresión es que esta disposición va a permitir la legalización de CC. OO. y de las

Testantes centrales sindicales democráticas.

2. ¡No! La libertad sindical solamente se conseguirá en nuestro país cuando los derechos sindicales de expresión y reunión estén garantizados en la empresa y en la sociedad. Además, existe una cuestión fundamental, que es que junto a la disposición que permite la legalización de CC. OO., el sin-dicato vertical continúa en vigor. Esto es una contradicción en sí y tiene además la agravante de que el patrimonio sindical—bienes sufragados por las cuotas de los trabajadores a lo largo de cuarenta años—no se restituye al mundo obrero.

3. El objetivo fundamental es afianzar ese mínimo grado de libertad conquistado y utilizarlo para alcanzar una auténtica libertad sindical, para lo cual dos condiciones base son la disolución del sindicato vertical y la restitución del patrimonio a los trabajadores. Con carácter prioritario queremos ir hacia la unidad sindical, para lo que proponemos la celebración de un congreso sindical constituyente.

Pretendemos, asimismo, el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de los salarios, continuaremos la lucha contra el paro y abogamos por una actualización de pensiones y por la institución de un adecuado seguro de desempleo que sirva para todos.

4. CC. OO. ha estado celebrando el 1 de mayo en las peores condiciones de represión, clandestinidad, ilegalidad, etc. A nuestro juicio, por tanto, la legalización debe suponer que la celebración de esa fiesta trabajadora pierda, sus negras connotaciones. Nosotros garantizamos el orden. Esperamos que el Gobierno no prohiba los actos programados.

 

< Volver