Autor: Urbano, Pilar. 
   Pulso sindical: Continuismo-Reformismo     
 
 ABC.    13/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

JUEVES 11 DE ENERO DE 1981

Hilo directo

«PULSO» SINDICAL: CONTINUISMO REFORMISMO

El viejo sindicalismo no está conforme con la ley que se debate. Los más templados reconocen la necesidad de la libertad asociativa, del pluralismo y de la Independencia respecto al Estado. Entre los procurado/es no hay concierto. Se habla más de «los años treinta y uno y treinta y dos" que «de los cuarenta años de franquismo». Las anécdotas de viejo pergamino ugetista y cenetista, salen a relucir una vez y otra en la sesión y en pasillos. Continuismo y reformismo sindical «echan un pulso» en las Cortes.

NOEL ZAPICO: «UNIDAD NO IMPUESTA»

El presidente del Consejo Nacional de Trabajadores me dice que es partidario de la unidad sindical. Y matiza «pero unidad no impuesta,, sino desde la libertad, como resultado del pacto entre empresarios y trabajadores».

PERO... ¿HA HABIDO SINDICATOS VERTICALES?

Y luego una revelación: «¿Hasta cuándo vamos a llamar "verticales" a estos sindicatos? Con la creación de los Consejos de Trabajadores y de Empresarios, separados, se acabó, si alguna vez la hubo, la verticalidad.»

Y no deja de sorprenderme la coincidencia con otra declaración que acababa de oír. en privado, al señor Lopes Bravo: «La democracia orgánica y los sindicatos vertícales hacen mutis por el foro, absolutamente inéditos.»

Mi amigo Cortés-Cavanillas me contaba un» vez el gracejo con que Alfonso XIII, leí reproducía la explicación eme sobre el Sindicato Vertical le había suministrado, en Boma. Serrano Súñer. Tampoco el Monarca exiliado «entendía» la organización.

LA POLITIZACIÓN SINDICAL, INEVITABLE

«Hablemos a careta quitada: las centrales, sindicales, y las asociaciones que se formen resultarán politizadas. Esto es imparable.» Me comenta Martín Sanz. Y lo dicen en la sala y en pasillos todas sus señorías. Alvarez Iglesias se mantiene firme en esta cuestión. «Yo lucho —me dirá— por evitar toda injerencia política en las asociaciones sindicales. Otra cosa sería la sentencia de muerte de ios trabajadores.»

LOS TEMORES DE SERRATS URQUIZA

Tiene en el bolsillo un billete para volar hacia Brasil, pero «se ha dado una vuelta por las Cortes». Me dice que teme «que las asociaciones sindicales de nuevo cuño sean políticas, y en cambio el sindicalismo puro actual "se vaya a les cuarteles de Invierno", se cierre en una postura de absentismo político y se parapete en una resistencia, reivincativa netamente sindical». Y hablando de otra cosa, me adelanta una noticia. (Está de pie, en la parte de allá de la tribuna de Prensa; es decir, en. la «cancha» de juego parlamentarlo; se acoda en rni largo pupitre y con voz redonda de «palabra de honor» me dice: «Si en el plazo de un mes el Gobierno no promueve la modificación de la ley de Incompatibilidades —o su Inclusión, en nuevo texto, dentro d« la ley Electoral— la promoveré yo mismo. La que hay es inadecuada para el tiempo futuro en que estamos ya entrando.»

EL FUTURO DE LOS DIRIGENTES SINDICALES

Se lo he preguntado a Dionisio Martin Sana, que no me guarda rencor por lo de ayer y hace bie n ¿Que haran los "mastars" del sindicalismo actual. que los que se consideren suficientemente representativos, si cuentan con organizaciones sindícales a las que vincularse, lo harán; al fin y al cabo han llegado a sus puestos por elección.»

«Más difícil es predecir el futuro político de los que hoy ocupan altos puestos en la Organización Sindical, por designación..., los "señores del dedo" como se leí llama. Creo que podrán inclinarse hacia el campo sindical puro, o se integrarán a los partidos políticos. Es una cuestión nada fácil...»

«SE HAN CARGADO LA LEY...» (MELIA PERICAS]

Tenía una «errata» pendiente de excusa con, García Carrero, y me encuentro con López-Rodó que llega de Barcelona: ha dado un "mitin" a. agricultores y ganaderos. Hablamos hasta que vuelven a sonar los timbres. He salido un momento de 1» sala. Al regresar, encuentro sobre mi tramo de pupitre una cuartilla con unas breves líneas. Son de Josep Mella: «El texto propuesto por la Ponencia, como sabes, ha sido derrotado. Se ha vuelto al texto del Gobierno, en ese punto concreto del artículo 1.1. Así, pues, la libertad sindical queda limitada a "ramas de actividad". Ha ganado e] criterio empresarial sobre el obrero. Se han cargado la ley... si no lo remedian" Pero el ponente. Mellan, me segura después «que lo remediarán». Pilar URBANO.

 

< Volver