Debate del articulado. 
 Retirada la única enmienda a la totalidad  :   
 Discrepantes intervenciones sobre el artículo primero. 
 El Alcázar.    12/01/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Debate del articulado

RETIRADA LA ÚNICA ENMIENDA A LA TOTALIDAD

Discrepantes intervenciones sobre el artículo primero.

Tras el discurso del ministro de Relaciones Sindicales, continuó la sesión de la comisión de leyes fundamentales bajo la presidencia de su titular, Gregorio López-Bravo. El señor López-Bravo expresó la repulsa que le merece el secuestro del procurador en Cortes Antonio María de Oriol y Urquijo, del que dijo que su temple admira y maravilla tanto a sus amigos como a sus adversarios políticos.

Añadió que España no puede ni debe permitirse el lujo de acostumbrarse a que se produzcan en su suelo hechos injustificables sobre los que nadie da ninguna explicación satisfactoria. Propuso a la comisión que conste en acta la terminante condena del hecho, el entrañable recuerdo y adhesión al señor Oriol, y la admiración a toda su familia.

Tomó la palabra después el señor Escudero Rueda, quien dijo que la ponencia había mejorado sensiblemente el proyecto del Gobierno y que quería mantener una actitud más hacia el futuro que el recuerdo de hechos pasados.

Centró su exposición el señor Escudero Rueda en el hecho de que este proyecto de ley solo afecta al título segundo de la Ley Sindical y señaló sus reservas sobre la supervivencía de estructuras actuales a

nivel sindical, aunque sólo sean de competencia burocrática.

Finalmente, pidió que las asociaciones sindicales que se establezcan informen en relación con sus futuros proyectos reguladores del derecho de huelga, de contratación colectiva y futuro del patrimonio sindical y que el Gobierno derogue la Ley Sindical de 17 de febrero de 1.971.

Contestó por la ponencia Melitino García Carrero, actual secretario general de la Organización Sindical, quien tras recordar una intervención de Fernando Suárez González en los debates de la Ley Sindical, dijo que este proyecto es necesario y urgente y que no puede demorarse sin causar un grave daño a los trabajadores.

En turno de réplica el señor Escudero Rueda agradeció las explicaciones de la ponencia y puntualizó que no se podrá hacer nada en este terreno si la reforma política no se hace a la velocidad debida.

En este sentido, se refirió a !a amnistía y el reconocimiento de autonomías regionales que no empiecen para nada la cuestión de la unidad nacional.

Este punto suscitó fuertes murmullos desaprobatorios de algunos procuradores y un campanillazo del presidente que pidió al señor Escudero se ciñese a tema.

El presidente preguntó al señor Escudero Rueda si mantenía o retiraba su enmienda, a lo que el procurador respondió que la retiraba.

Las numerosas intervenciones producidas a lo largo de la tarde se han dividido claramente en dos posturas, la de los procuradores que apoyaban el texto propuesto por la ponencia y la de aquellos que propugnaron la vuelta al texto original presentado por el gobierno.

El principal motivo de discrepancia fue que mientras el texto del Gobierno establecía la facultad de empresarios y tçrabajadores de formar asociaciones por ramas de producción, la ponencia suprimía las referencias a dichas ramas.

DEFENSA DE LA PONENCIA

Defendieron la ponencia los señores Fernández Sordo, Escudero Rueda, Castro Villalba y Esperabe de Arteaga que dijo que al introducir las ramas de producción se condiciona la libertad de sindicación, argumento en el que abundó el señor Castro Villalba.

Contestó por la ponencia Melitino García Carrero quien, sobre ese tema concreto, dijo que la Ponencia suprimió la referencia a las armas en aras de una clarificación y para no mantener un concepto que introduce ambigüedad.

Defendieron a la ponencia los señores Fernández Sordo, Iglesias Selgas, Merino García, Sancho Rof y Zapico quien dijo que no incluir en el texto las ramas de producción no prohibe que la asociación se haga a través de ellas, pero que estimar la conveniencia de hacerlo así o no, es, competencia exclusiva de los trabajadores y no se les puede imponer.

El presidente de la Comisión a las diez y cuarto de la noche, consideró suficientemente debatido el tema y levantó la sesión hasta hoy a las cinco de la tarde en que se reanudará con la fijación de la postura definitiva por parte de la Ponencia.

 

< Volver