Cooperación con Iberoamérica     
 
 Informaciones.    26/05/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

COOPERACIÓN CON IBEROAMÉRICA

ESTA semana se ha celebrado en Madrid, en el Palacio de Congresos y Exposiciones, la I Conferencia Iberoamericana de ministros de Planificación y Desarrollo (C.I.D.E.S.), organizada por la Comisaría de) Plan de Desarrollo y la Comisión Económica para la América Latina (C.E.P.A.L.). Esta primera reunión ha supuesto un paso muy importante en la cooperación entre España y los países iberoamericanos en el necesario proceso de pasar de la Hispanidad espiritual o cultural a la Hispanidad económica. Aunque todavía se está muy lejos de alcanzar un Mercado Común Iberoamericano —tal como se ha hecho patente en el transcurso de la conferencia—, estas reuniones han servido para constatar la necesidad de coordinar los respectivos planes de desarrollo de los países de esta área.

La C.I.D.E.S., que ha contado con la participación de delegaciones de veinte países (incluidos España y Portugal), presididas en su mayoría por los correspondientes ministros de Desarrollo y representantes de diez organismos internacionales, fue inaugurada por el Príncipe de España, quien tras resaltar que aún quedaba mucho por hacer, afirmó: «Necesitamos una política conjunta, dotada de imaginación creadora, que encuentre fórmulas eficaces para ayudarnos mutuamente en la gran empresa de desarrollo cultural, social y económico de los pueblos iberoamericanos.»

Los temas tratados en estas sesiones han abarcado la totalidad de la problemática del desarrollo, centrándose especialmente en los siguientes aspectos:

— Medios para incrementar la cooperación económica y comercial, como puede ser la creación de empresas mixtas, a las que España prestaría su colaboración técnica y de capitales.

— Planificación basada en el desarrollo regional, con el fin de unificar los esfuerzos de aquellas áreas con peculiaridades comunes.

— Incremento del intercambio financiero, cultural, científico, tecnológico y turístico entre los países iberoamericanos y España, que puede aportar capitales y créditos en lo financiero; profesores, técnicas pedagógicas y libros, en lo cultural; investigadores y nuevas técnicas de experimentación, en lo científico; ingenieros y técnicos especializados, así como nuevos sistemas de producción, en lo técnico, y su experiencia en servicios de hostelería y promoción turística, en lo turístico.

— Fomento de los mecanismos de cooperación entre España y los organismos de financiación en integración de Iberoamérica.

— Establecimiento de una red de intercambios periódicos de información y de comunicación social.

Entre las intervenciones de las diversas personalidades en esta conferencia cabe destacar, a modo de abanico de ideas y proyectos, las siguientes:

* Señor López Rodó: «Me permito proponer a esta conferencia la elaboración de una carta magna del desarrollo económico y social de los países iberoamericanos, inspirada en los principios que nos unen fraternalmente, en la que se reconozca como finalidad fundamental de la planificación el bienestar del hombre y la mejora de las condiciones de vida de nuestros pueblos.»

* Señor Ortiz Mena (presidente del B.I.D.): «El desarrollo de Iberoamérica no sólo consiste en la consecución de fondos, sino en la aplicación de los mismos de forma idónea a la diversidad que caracteriza a cada región.»

* Señor Dos Reis Velloso (ministro de Planificación de Brasil): «Los planes de desarrollo deben tener un carácter esencialmente dinámico, flexible y descentralizado. La cooperación económica dentro de la América latina es la mejor preparación de las bases para la integración progresiva de las economías nacionales.»

* Señor Mota de Campos (programador de Planificación Económica de Portugal): «El crecimiento económico no es un fin en sí mismo, sino un instrumento de progreso humano encaminado a promover un desarrollo equilibrado en todas las regiones.»

* Señor Fernández-Cuesta: «España puede ofrecer a los países iberoamericanos una tecnología crecientemente compleja, pero aún intermedia. Estamos dispuestos a compartir al máximo nuestras experiencias y a iniciar una política de exportación, integrando en ella cada vez más elementos de una política global de financiación... No hay ni habrá nunca un "imperialismo de la peseta".»

* Señor López Bravo: «La empresa multinacional vincularía a dos o más países de nuestra área iberoamericana, con el sentido comunitario que deseamos imprimir en nuestras relaciones, por lo que sería radicalmente distinto de las llamadas empresas transnacionales.»

 

< Volver