Autor: Soriano, Manuel. 
 Frente a las aspiraciones de los nacionalistas vascos y catalanes y comunistas. 
 La política autonómica sigue en manos del Gobierno y PSOE     
 
 Diario 16.    01/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Frente a las aspiraciones de los nacionalistas vascos y catalanes y comunistas

La política autonómica sigue en manos del Gobierno y PSOE

La actividad parlamentaria de ayer estuvo polarizada en torno a la problemática de la construcción del Estado de las autonomías, tema que acapara, además, la tensión de la política española con el comienzo de la campaña de las elecciones al Parlamento autónomo gallego y con el desarrollo de la campaña del referéndum.

Manuel SORIANO

Madrid — También se empezó a debatir el proyecto de Estatuto de autonomía de Asturias; rechazándose la única enmienda a la totalidad, defendida por Coalición Democrática.

Precisamente ayer, los protagonistas del pacto dirigido a racionalizar el proceso autonómico, la UCD y el PSOE, hicieron una exhibición ante el Pleno del Congreso de la aplastante mayoría parlamentaria que representan juntos. Sumaron 230 votos para sacar´ adelante la comunicación del Gobierno sobre la necesidad de dictar una ley de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), que también fue apoyada por los tres diputados de CD que asistían al Pleno.

Oposición

La oposición a esta iniciativa, propuesta conforme al mandato constitucional del «interés general», quedó reducida a 36 votos. Una minoría parlamentaria insignificante frente a los dos partidos mayoritarios, pero que tiene especial significación e incidencia poli-tica. Esa minoría configuró una alianza coyuntural entre el Partido Comunista. el Partido Nacionalista Vasco, el Partido Socialista de de Andalucía, el abertzale Juan Marta. Bandres y él catalanista Pi i Suñer.

Las abstenciones también fueron mínimas, pero igualmente significativas: la del centrista de beleidades galleguistas, José Luis Meilán Gil, la del andalucista Manuel Clavero y la del leonés Andrés Fernández.

Risas

La actitud de Meilán, que fue notoria, ya que la votación fue pública, irritó en algunas esferas de la dirección de UCD, por la incidencia que pueda tener su postura en las próximas elecciones gallegas, aunque otros centristas se lo tomaron a risa, precisamente en el momento en que votó Meilán, se produjo la coincidencia de que el presidente Calvo-Sotelo esbozó una de las carcajadas más profundas que se le han visto, después de intercambiar unas palabras con el ministro, también gallego, Pío Cabanillas.

El hecho de que se haya puesto de manifiesto el pacto autonómico entre el Gobierno y el PSOE funciona es un elemento positivo para la estabilidad democrática, pero por irrisoria que pueda parecer la minoría, que lo ve con reticencias y hasta con profunda oposición, la prepotente" mayoría UCD-PSOE no se va a tomar a broma esta oposición.

Porque dé poco puede servir que las fuerzas políticas de implantación estatal intenten imponer un proceso de armonización, precisamente a quienes detentan el poder autonómico en las dos nacionalidades más importantes: País Vasco y Cataluña. Por esta razón se va a hacer un esfuerzo por implicarlos en el mismo compromiso.

Dificultades

Pero la tarea no será fácil. Ayer mismo surgió un nuevo conflicto. El PNV trata de paralizar el acuerdo adoptado por el Pleno del Congreso, días después del golpe de Estado frustrado, dirigido a regular el uso de los términos nación y «nacionalidad», así como el uso de castellano en las comunidades autónomas.

El tema ya está en manos de la Comisión Constitucional y su presidente, el centrista Emilio Attard, no admitió a trámite la propuesta del PNV de reabrir el debate sobre la conveniencia de dictar dicha norma, por entender que una decisión del Pleno es inamovible.

 

< Volver