Comunidades autónomas. 
 El castellano estará en las vías publicas     
 
 Diario 16.    10/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

En la sesión de ayer del Parlamento vasco

El PSOE defendió en solitario los acuerdos autonómicos

El PSE-PSOE defendió ayer en solitario todos los acuerdos autonómicos —LOAPA y LOFCA incluidas— en la sesión del Parlamento vasco, en medio de las acusaciones del PNV y Euskadiko Ezkerra de que trataban de diluir las conclusiones finales del debate. El grupo parlamentario de Alianza Popular estuvo a punto de abandonar la sesión al rechazar la Mesa sus propuestas de resolución en el debate.

Vitoria:

Ulpiano GARCÍA,

corresponsal

Continuó ayer la sesión del Parlamento vasco, teniendo como protagonista al PSE-PSOE, que prosiguió la defensa en solitario —tras la retirada de los centristas vascos— de la LOAPA, la LOFCA y todos los demás acuerdos autonómicos.

Este protagonismo de los socialistas fue criticado reiteradamente tanto por el Gobierno vasco como por EE y PNV, por interpretar que estaban tratando de diluir las conclusiones finales del debate y prolongar innecesariamente la sesión parlamentaria.

La Cámara vasca dedicó la jornada a debatir las propuestas de resolución presentadas por los distintos grupos en relación con los acuerdos autonómicos.

En contra de tales acuerdos, presentaron ocho propuestas conjuntas PNV y EE, con el apoyo del PGE, mientras que las veintiún propuestas restantes procedían de los socialistas, en defensa de lo firmado por ello con el Gobierno de Madrid.

Hasta el jueves

Los debates se iniciaron y continuaban a primera hora de la noche con las últimas propuestas citadas, realizando su defensa con una exquisita premiosidad, como respondiendo a un plan preconcebido para que las resoluciones del PNV y EE, que serán las que resulten aprobadas, no pueden adoptarse hasta el jueves próximo y, por tanto, no puedan hacerse eco de ellas los medios informativos durante el presente fin de semana, según se comentaba en los pasillos parlamentarios.

A pesar de lo dicho, cuando a las ocho de la noche ya se habían discutido doce de

las resoluciones socialistas, retiraron siete de sus propuestas, aún no debatidas.

En las intervenciones de ayer se repitieron los argumentos de la víspera, aunque con un sentido más técnico, ya que se referían a artículos concretos de la LOAPA y la LOFCA.

En la sesión, como habían anunciado, no estuvieron presentes los parlamentarios de UCD. En fuentes de dicho partido desmintieron a DIARIO 16 que su postura haya sido recriminada por los máximos dirigentes del partido, aunque confirmaron que estaban atendiendo a numerosas llamadas telefónicas en las que se interesaban por las circunstancias que motivaron su abandono parcial del Parlamento vasco.

AP amenaza

Esta mañana, el grupo parlamentario centrista ofrecerá una rueda de prensa para aclarar una serie de

circunstancias en relación con el indicado abandono.

El grupo parlamentario de Alianza Popular estuvo a punto de abandonar la sesión plenaria del Parlamento vasco al rechazar la Mesa sus propuestas de resolución en el debate sobre los pactos autonómicos y la LOAPA, por haber sido entregadas tres minutos más tarde de la hora fijada.

El parlamentario de este grupo Santiago Griño quiso dejar la Cámara vasca, pero el portavoz, Lorencio Arostegui, impidió que así lo hiciera.

Este último, en una improvisada rueda de prensa, manifestó que con el rechazo de sus resoluciones, la presidencia del Partido vasco ha puesto de relieve su parcialidad, ya que se le había avisado que las propuestas de resolución se estaban mecanografiando, por lo que parecía lógica una cierta flexibilidad en los trámites parlamentarios.

Por otro lado, Arostegui manifestó que consideraba que la Mesa no había aceptado sus resoluciones porque con ellas iban a poner en una situación difícil a «un Gobierno que utiliza la. política del pasteleo, y se iba a saber si el lendakári votaría a favor o en contra de la Constitución y de la unidad de España».

En las propuestas de Alianza Popular se solicitaba expresamente el acatamiento de la Constitución, «que se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indisoluble de todos los españoles».

Finalmente, Florencio Arostegui aseguró que aun que no iba a poder defender sus propuestas, intentaría intervenir en el débate, aprovechando las posibilidades procedimentales, aunque puntualizó: Soy el primer parlamentario al que se le ha privado de la palabra en esta camara para hablar de España.»

 

< Volver