Autor: Gor, Francisco. 
   Gobierno y oposición coinciden en fortalecer la nacionalidad española     
 
 El País.    27/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Gobierno y oposición coinciden en fortalecer la nacionalidad española

FRANCISCO COR

La concesión de la nacionalidad española, en el plazo de un año, al nacido fuera de España de madre que haya sido española es uno de los objetivos contemplados en las enmiendas presentadas por los socialistas al proyecto de ley de reforma del Código Civil en materia de nacionalidad, remitido por el Gobierno al

Congreso de los Diputados», a finales de enero pasado.

El proyecto sólo contempla esta posibilidad en el caso del nacido fuera de España de padre que haya sido español, lo cual, según los socialistas, conculca el principio de igualdad. El texto del Gobierno, sin embargo, respeta este principio cuando establece que el nacido fuera de España de padre o madre que sean españoles debe ser considerado español de origen.

El proyecto de ley gubernamental, al que los socialistas no presentan graves objeciones, pretende acomodar la regulación de la nacionalidad española a los principios constitucionales sobre esta cuestión (artículos 11,12 y 13 de la Constitución), fortalecer la propia nacionalidad española, hacer mas rigurosa la adquisición voluntaria de la misma y ampliar los supuestos de los nacionales de origen.

Aparte de la enmienda que pretende equiparar la condición del que nace fuera de España de padres que hayan sido españoles, tanto si se trata de padre o madre, los socialistas presentan otra sobre la pérdida de nacionalidad, por la que intentan hacer más rigurosas las condiciones para la renuncia tácita a la nacionalidad española, que debe expresarse en actos libres y concluyentes de abandono de dicha nacionalidad y no de adhesión a la nacionalidad extranjera.

El proyecto gubernamental dirige los actos libres y concluyentes, no al abandono de la nacionalidad española, sino a la adhesión a la nacionalidad extranjera, lo cual, según los socialistas, no es correcto, ya que la renuncia debe probarse por actos de renuncia, aunque la adhesión a la nacionalidad extranjera resulte útil a los fines de probar el propósito de renunciar a la nacionalidad española. Por otra parte, a juicio de los socialistas, la jurisdicción que debe conocer los actos administrativos sobre concesión de nacionalidad es la contencioso administrativo, y no la civil, ya que si bien la nacionalidad es materia civil, su concesión o denegación se atribuye al ministro de Justicia y no a un juez tras el oportuno expediente.

 

< Volver