Tratarán de que los nacionalistas los asuman. 
 Gobierno y PSOE revisarán los pactos autonómicos     
 
 Diario 16.    14/01/1982.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Tratarán de que los nacionalistas los asuman

Gobierno y PSOE revisarán los pactos autonómicos

Los pactos autonómicos, dirigidos a conseguir una ordenada organización territorial del Estado tal como lo diseña la Constitución, serán revisados por centristas y socialistas para que puedan aplicarse con efectividad y sean asumidos por la mayoría de las fuerzas parlamentarias, entre ellas, los nacionalistas.

Madrid — El Gobierno y el Partido Socialista van a aborear, a partir del próximo día 20, una cierta renegociación o revisión de los pactos autonómicos que firmaron el 31 de julio.

Ninguna de las dos partes quiere reconocerlo así explícitamente, pero la realidad parece indicar que la viabilidad de los acuerdos autonómicos exige una detallada lectura de sus resultados para introducir las correcciones necesarias.

A ello se van a dedicar, el próximo día 20, el vicepresidente del Gobierno, Rodolfo Martín Villa, el ministro de Administración Territorial, Rafael, Arias-Salgado, el vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, y la responsable de política autonómica socialista, María Izquierdo.

En esta reunión se pretenden clarificar las distintas interpretaciones que sobre el cumplimiento de los pactos autonómicos realizan el Gobierno y el PSOE. Pero en fuentes gubernamentales y socialistas se estima que el objetivo de este encuentro es más ambicioso que el de realizar un balance de reproches mutuos.

Nacionalistas

Despues del cierto entendimiento generalizado conseguido el martes entre el presidente Calvo-Sotelo y Felipe González, acerca de las discrepancias que mantienen ambas partes, se trata de superar los obstáculos surgidos para aplicar de manera efectiva la voluntad política que impulsó la firma de los pactos autonómicos.

Una de las cuestiones más importantes a conseguir es hacer posible que los nacionalistas, principalmente quienes tienen la responsabilidad de los Gobiernos autónomos de Cataluña y País Vasco, dejen de tener una actitud hostil a los pactos y puedan asumirlos globalmente.

El Partido Nacionalista Vasco y Convergencia Democrática de Cataluña no podrían asumir los pactos si no ´se modifica el proyecto de ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), porque estiman que lesionan a los Estatutos de autonomía vasco y catalán. El Gobierno y el PSOE mantienen una postura flexible al respecto, siempre que las modificaciones no signifiquen vulnerar el espíritu de «unidad y solidaridad que inspiran a los pactos

No se reabren

El PSOE no está dispuesto a reabrir los pactos autonómicos para buscar formulaciones distintas de las acordadas en julio. Rechaza tajantemente que se inicie un nuevo proceso de armonización, que es en lo que están interesados los nacionalistas y el PCE. Aunque el Gobierno podía haber dado la sensación de tener, últimamente, una posición ambigua al respecto, Felipe González obtuvo del presidente el compromiso de mantener y cumplir los pactos de julio, aunque haya que realizar ciertos ajustes.

Así interpretó la situación el portavoz de la minoría catalana en el Congreso, Miguel Roca, quien ayer declaró: «Nos parece positivo que, como resultado de la entrevista Felipe González - Calvo-Sotelo, se haya puesto de manifiesto la necesidad de rectificar ciertos aspectos de los acuerdos autonómicos.»

Para el dirigente nacionalista catalán, la LOAPA es una de las primeras cosas que hay que rectificar, y se

mostró abierto a «participar en cualquier negociación», admitiendo que se haga en el seno de la ponencia parlamentaria correspondiente tal como parece que quiere el Gobierno y el PSOE.

La socialista María Izquierdo declaró también ayer que la LOAPA es perfectible y que «vamos a hacer enormes esfuerzos para que la LOAPA sea una ley con el máximo apoyo parlamentario».

Maris Izquierdo insistió en acusar a la UCD de incumplir los pactos autonómicos. Precisamente ayer la agencia Efe difundió parte de un informe del Gobierno en el que se rebate esa ´ acusación del PSOE. Niega que haya habido incumplimiento en cuanto a la LOAPA y la ley de Fondo de Compensación Interterritorial, porque las enmiendas presentadas por parlamentarios centristas no están respaldadas por el partido ni por el grupo parlamentario y son a título individual.

En relación con el Estatuto valenciano, el Gobierno señala que el problema de la simbología y señas de identidad de las distintas regiones no forma parte de los pactos y UCD ha reservado siempre su posición en cuanto a símbolos en la fase regionál de elaboración del Estatuto valenciano.

Sobre los acuerdos financieros entre el Gobierno de la nación y los órganos ejecutivos de Cataluña y País Vasco, el Gobierno también niega que haya habido incumplimiento «y las imputaciones del PSOE se basan en meras presunciones que no debían haberse manejado con ligereza».

Denuncia del PSOE

La agencia Efe transmitió minutos después el documento del PSOE en el que denuncia «una estrategia de tensión con cumplimientos e incumplimientos parciales» de los pactos autonómicos. En el informó, aparte de los temas conocidos, se pone especial énfasis en los proyectos de ley que regulan los aspectos financieros y tributarios en las relaciones Gobierno central-comunidades autónomas. El PSOE plantea la sospecha de que los nacionalistas vascos y catalanes pretendan establecer unas vías legales privilegiadas al margen de los acuerdos autonómicos y con el consentimiento del Gobierno/

 

< Volver