Autor: Santos, Carlos. 
 Las elecciones diezmarán al grupo socialista del Congreso de los Diputados. 
 Los presidentes autonómicos saldrán de la "cantera" parlamentaria     
 
 Diario 16.    18/03/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Las elecciones diezmarán al grupo socialista del Congreso de los Diputados

los presidentes autonómicos saldrán do la «cantera» parlamentaria

Carlos SANTOS

Madrid — Las próximas elecciones autonómicas diezmarán al grupo parlamentario socialista. La ausencia de «cuadros» regionales de suficiente renombre o confianza, ha obligado a la dirección del PSOE a escoger a sus candidatos entre personas que ya se presentaron en las generales.

La práctica totalidad de las autonomías con mayoría socialista tendrán como presidentes a personas que en la actualidad ocupan un escaño en el Parlamento estatal. Una docena de diputados dejarán el Congreso para ocupar responsabilidades en el área autonómica.

El comité federal del PSOE se reunirá el próximo día 25 para dar los últimos toques a las listas. Los borradores existentes hasta ahora, que son prácticamente definitivos, han llegado a sembrar cierta inquietud en el grupo parlamentario socialista, utilizado como «cantera».

La selección ha sido, en algunos casos, conflictiva. Los conflictos de mayor relieve se han registrado en Castilla-León y Castílla la Mancha. El comité regional de la Mancha había elegido como primer candidato para la presidencia de la autonomía a Jesús Fuentes y

la dirección central del partido ha designado a José Bono, que había sido ampliamente derrotado. Las bases castellano-leonesas habían elegido a Demetrio Madrid; la dirección del partido ha designado a Juan Colino, que ni siquiera aspiraba a esta elección.

Los nombres

Son exactamente 12 diputados los que, en principio, abandonarán el Congreso con motivo de las próximas elecciones. Casi todos ocupan o han ocupado áreas de cierta responsabilidad en el ámbito parlamentario. En algún caso su sustitución presenta dificultades, Pedro Silva, secretario general del grupo, será el candidato socialista para la presidencia del Principado de Asturias. Lo sustituirá probablemente Eduardo Martín Toval, actual portavoz adjunto. Aún no hay nombres seguros para remplazar a Martín Toval.

Jaime Blanco, diputado desde 1977, dejará el Congreso para presidir, si las urnas lo confirman, la autonomía cántabra. Juan Colino es el candidato socialista para Castilla-León. José Bono para Castilla-la Mancha, Joaquín Leguina para la autonomía de Madrid; Santiago Marracó, para la Diputación General de Aragón, y el senador

José María de Miguel para La Rioja. Jerónimo Saavedra y Juan Carlos Rodríguez Ibarra son ya presidentes, respectivamente, de Canarias y Extremadura. Otro diputado, Joan Lerma, preside Valencia.

Las próximas elecciones sacarán también del Parlamento a otros diputados: Antonio Sotillo y García Miralles (ambos encaminados a la comunidad autónoma valenciana), Juan Barranco

(futuro teniente alcalde del Ayuntamiento de Madrid), etcétera.

Los temores

Este múltiple abandono puede acarrear cierto deterioro interno al grupo parlamentario socialista. Se trata más de un problema cualitativo que cuantitativo. El temor expresado por diputados del PSOE y por medios próximos a la dirección del grupo entronca con un miedo antiguo: que el grupo quede convertido, entre unas cosas y otras, en mera comparsa del Gobierno.

Los temores se confirman en parte desde el momento en que el «expolio» autonómico obliga a una reestructuración de la propia cúpula dirigente del grupo. Hay, además, determinadas áreas que quedan descabezadas, al irse sus actuales responsables: Agricultura (Juan Colino), Medio Ambiente (Santiago

Marracó), Justicia (Antonio Sotillo).

Hay que recordar que estos abandonos han ido precedidos por otros. Una docena larga de parlamentarios socialistas de «primera fila» son hoy ministros. Otra media docena dejó el Parlamento para pasar a la Administración o la empresa pública: Luis Solana, Luis Yáñez, Manuel Marín, Fernández Ordóñez.

Los abandonos sólo afectarán, en principio, al grupo socialista del Congreso. En el caso de que algún diputado de la oposición acuda a estos comicios —cosa improbable— no tendrá que dejar su escaño hasta después de las elecciones. La ley establece que la opción entre el Parlamento Central o el Parlamento autonómico no tiene que hacerse hasta que se haya producido la doble elección.

La dirección del PSOE ha establecido, sin embargo, que esta opción habrá de efectuarse antes. Es decir: los aspirantes a participar en las elecciones autonómicas deberán renunciar previamente a su escaño de diputados. Esta condición ha frenado los impulsos de algún parlamentario que estaba, en principio, tentado a probar la suerte autonómica, pero considera un riesgo elegir sin conocer los resultados.

Los futuros presidentes

El 8 de mayo se elegirán los Parlamentos de las autonomías conducidas por el artículo 144 de la Constitución. Casi todas cuentan, en principio, con mayoría socialista. Si se cumplen las previsiones y se transforman en definitivos los borradores actuales, éstos serán los futuros presidentes de las jóvenes autonomías

Castilla-León, Juan Colino; Castilla-la Mancha, José Bono; Madrid, Joaquín Leguina; Asturias, Pedro Silva; Cantabria, Jaime Blanco; La Rioja, José María de Miguel; Aragón, Santiago Marracó; Valencia, Joan Lerma; Canarias, Jerónimo Saavedra, y Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

(*) Todos ellos fueron elegidos diputados en las pasadas elecciones, a excepción del senador De Miguel.

Las próximas elecciones para las comunidades autónomas diezmarán al grupo parlamentario del PSOE. Casi la totalidad de los futuros presidentes de las autonomías con mayoría socialista está integrada por diputados. El hecho causa preocupación.

 

< Volver