Autor: J. F. J.. 
 Seminario organizado por FUNDES. 
 Julián Marías: "Hay que llegar hasta el máximo posible en las autonomías"     
 
 El País.    03/07/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Seminario organizado por Fundes

Julián Marías:

"Hay que llegar

hasta el máximo

posible

en las autonomías"

J.F.J.

«Si las autonomías son buenas, no debe haber regateos y hay que llegar hasta el máximo posible», afirmó ayer el profesor Julián ´Marías en la conferencia inaugural del seminario sobre Articulación de las autonomías», que ha organizado la Fundación de Estudios Sociológicos (Fundes).

El señor Mafias señaló, en el transcurso de su intervención, que la actual división en provincias no corresponde a la realidad, los problemás las sobrepasan. Al abordar la concesión de autonomía a nacionalidades y regiones precisó que el antiguo concepto de soberanía está en crisis, añadiendo que solamente dos países, Estados Unidos y la Unión Soviética, pueden decir con propiedad que la poseen. En este punto indicó que es un error concebir las regiones como panacea para solucionar los problemas que plantea la realidad plurinacional.

Posteriormente, Pedro Schwartz analizó los problemas económicos que conlleva la estructuración del Estado en comunidades autónomas. El señor Schwartz manifestó que todas las demandas de autonomía encierran un deseo de obtener beneficios económicos y precisó que, a su juicio, los catalanes intentan hacer un experimento socialista a costa del fisco español, mientras los vascos tratan de renovar una estructura económica anticuada, a cargo de la hacienda del Estado, y, a su vez, los andaluces tratan de salir del subdesarrollo gracias a la limosna de España.

El economista concluyó su intervención asegurando que un sistema federal correctamente organizado puede evitar defectos propios del Estado con democracia unitaria.

Finalmente, Manuel García Pelayo anunció que los estatutos de Cataluña y País Vasco no le parecen aceptables. Desarrolló las funciones que estima no debe ceder el Estado; el monopolio de la violencia, la unidad jurisdiccional y plena libertad para dirigir las relaciones internacionales.

 

< Volver