Autor: López Sancho, Lorenzo (ISIDRO). 
   Las autonomías, sin pasión     
 
 ABC.    04/07/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LAS AUTONOMÍAS, SIN PASIÓN

Sin pasión política. En la esfera de serenidad de una reunión de intelectuales, de economistas, de profesores, de hombres dé empresa, de escritores, se estudia el complejo asunto de cómo ordenar las autonomía españolas, partiendo de un análisis de la estructura regional de España. Es el primer seminario trascendental de la nueva Fundación de Estudios Sociológicos que preside Julián Marías.

El sentimiento regionalista en nuestro país, o países, está nutrido por una amplia gama de ideas y sentimientos, positivos, unos; negativos o peyorativos, otros. Recojo algunos datos del amplia trabajo de encuesta realizado por un equipo de investigadores del que ayer, en ese seminario, se dio cuenta en la ponencia

«Los españoles de hoy y las regiones», encabezada por José Jiménez Blanco. Hay un 29 por 100 de españoles que encuentra en su regionalismo una Raíz de sentimiento afectivo. Un 24 por 100 que lo basa en un sentimiento de defensa, un t por 100 que lo entiende como e] arraigo a una tierra, unas costumbres; un 12 por 100 que son regionalistas porque se sienten orgullosos de su región. Pero existe un 5 por 100 pitra los que su regionalismo brota de ideas negativas, fijas, de desprecio a los otros. I7n 6 por 100 para los que regionalismo es separatismo, un 2 por 100 que se apoyan en la conciencia de diversa suerte de diferencias y un 6 por 100 para los que es sinónimo de autonomía.

En la muestra aparecía un 10 por 100 de los vascos como independentistas, y es posible que ese porcentaje haya subido hasta el 15 o el 18 por 100 últimamente. Hay un 6 por 100 de barceloneses, no de catalanes, independentistas. y otro 6 por 100 de canarios.

ES mucho más complejo ese trabajo al que me refiero. Sólo anoto aquí algunos datos en los que se refleja cómo el problema que nos atormenta, que se ramifica y hostiliza al Estado aquí y allá, responde al sentimiento de una minoría extremadamente minoritaria.

También es cierto, Antón. Cañellas corroboró esos asertos, que tras un periodo de persecución que ha suscitado positivos sentimientos de defensa, minorías cultas salen de la etapa de vacío en busca de la recuperación de la identidad catalana. García Pelayo evocaba el parecido de esas élites catalanas y gallegas que ejercen lo que llama custodia de su nacionalidad con análogos movimientos en otros países, por ejemplo, en Bohemia.

Es un largo proceso el de los movimientos autonomistas. En documentados y serenos trabajos lo han expuesto los señores Fusi. Garagorri, Tusell. Nuestra Historia, como todas, está compuesta de aciertos, de errores, de opresiones, de respuestas. ¿Cómo se han producido esos fenómenos regionales, culturales, de identidad, en Escocia, en Francia, en Italia?

En este laborioso seminario, alejado de la dialéctica partidista andará más desnuda, mas pura, la verdad, que en los simultáneos debates parlamentarios.

Lorenzo LÓPEZ SANCHO.

 

< Volver