Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   ¿Algo más que la crisis...?     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

¿ALGO MAS QUE LA CRISIS...?

Ayer fue un día agudo y sofocante —y no por la meteorología— ante la presión rumorosa de la hipotética crisis ministerial. Pero, ¿es que a la postre se va a producir? La convocatoria, de improviso, del Consejo del Reino acrecentó, en grado sumo, todos los persistentes comentarios políticos, alcanzando cotas delirantes de confusión y fantasía. Ciertamente, la reunión del Consejo del Reino era imprevista y se hablaba de cuál o cuáles serían los argumentos de su orden del día, Y los pronósticos de los augures apuntaban a una o dos propuestas que se suponía fueran: o la terna para el nombramiento del presidente del Consejo de Estado, o la terna para la designación de un presidente del Gobierno, o ambas cosas a la vez. Si esto último ocurriera, parece claro que la crisis gubernamental se plantearía en un término breve de tiempo, y no precisamente, como se ha venido diciendo, con un recambio de tres o cuatro ministros, sino con bastantes más que podrían llegar a la decena. El día entero estuvo dominado por estas conjeturas, pero muy particularmente en el club Siglo XXI, donde se celebró un almuerzo en honor del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Fernández de la Mora, todas las conversaciones giraron en torno al empujen de las noticias, sin respaldo de autenticidad, que llegaban a oleadas de la calle. Y era curioso observar cómo más de 120 comensales —todos importantes por su profesión, su cargo o su personal significación— libraban una batalla planteada entre los creyentes en la fatalidad de la crisis inmediata y los excépticos que exageraban señalando el año próximo. Sin embargo, hay que reconocer que en este duelo de pronósticos prevalecieron más los primeros que los segundos. Y es que todos los síntomas, tanto la reunión del Consejo del Reino, como una serie de consultas y de encuentros al más alto nivel, acreditan que determinados cambios parecen inminentes.—ARGOS.

 

< Volver