Autor: Apostua, Luis. 
   Carrero Blanco: una voluntad que podría ser el motor de un reajuste ministerial  :   
 Moralmente, hoy, ya está investido el uniforme de primer ministro. 
 Ya.     Páginas: 1. Párrafos: 11. 

SEMANA ESPAÑOLA

CARRERO BLANCO: UNA VOLUNTAD QUE PODRÍA SER EL MOTOR DE UN REAJUSTE MINISTERIAL MORALMENTE, HOY, YA ESTA INVESTIDO EL UNIFORME DE PRIMER MINISTRO

Ha sido la semana de "El Lute". A pocos temas los diarios hemos dedicado tanta asiduidad informativa, porque su deplorable leyenda ante la justa tenacidad de las fuerzas del orden constituyen uno de esos ingredientes españoles del pasado que se deslizan hasta el presente. Quizá "El Lute" atraiga tanto la atención porque pertenece a otra época y parece hombre de otra raza. En tiempos de ia Guerra de la Independencia "El Lute" hubiese sido un guerrillero nato, un jefe de partida de cualidades excepcionales.

Pero ¿qué puede hacer en la sociedad tecnificada y opulenta de nuestros días una familia que vive al margen de su tiempo? Habrá más de dos avisados "negociantes" que contemplen el botín, de las correrías de este pobre hombre con la misma sonrisa con que un avezado profesional contempla las alegres improvisaciones de un aficionado. En verdad "El Lute" escribe hoy una leyenda que ya no tiene uso; la épica de bandolerismo pertenece a una época superada ya.

La victoria de Diego Ramírez

Por lo demás, las noticias objetivas con. relieve político de estos siete días han sido el traslatío de.su Excelencia el Jefe del Estado al Pazo de Meiras, su residencia coruñesa, y la publicación por el "B. O. E.´! de los dos decretos que van a intentar imponer, por las buenas o por las otras, una paz universitaria que permita enseñar y aprender. Pero a la hora de hacer balance de fin de curso político el panorama es más interesante. La larga pugna entre las dos interpretaciones posibles y legítimas del régimen se han zanjado en este período con un amplio triunfo de Diego Ramírez en el campo de las ideas y fie D. Luis Carrero Blanco -en el de las realidades.

Diego Ramírez ha impuesto sus puntos dé vista. Rebautizando como demoliberales o desunifica dores a todos sus enemigos, arrogándose un albaceazgo intelectual del sistema, descalifica, a la discrepancia y construye una- política de "bunker", dispuesta a resistir. Tiene muchos partidarios por doquier y de ahora en adelante, ai calorcillo del triunfo político, cosechará adhesiones hasta creerse océano. Su último articulo había de que es necesario educar a una "nueva generación" porque ésta que ahora remolonea al entrar en el redil la considera perdida; para la causa de la salvación ni en los años difíciles —décadas cuarenta y cincuenta— el Régimen se había mostrado tan dogmático. En esos años, a pesar de que era una moda, una fachada unipartida y monolítica, dentro se cultivaba la libre discusión, se tanteaban caminos y se probaban hombres, y sobre todo, se inició una amplia aperutra, que sumó muchas voluntades y no restó ninguna.

En el terreno de las realidades, la investidura de don Luis Carrero Blanco, de seguir las cosas como están —y aquí los periodos - son muy largos—, como futuro primer ministro en el posfranquismo abre sólo una incógnita política. ¿Con qué equipo concreto desea el señor vicepresidente realizar esa difícil navegación del tránsito? Moralmente, hoy está, ya investido el uniforme de primer ministro y es natural y deducible pensar que, si lo necesitara, sus grados y autoridades han crecido paralelamente. De todas las posibles perspectivas, divisables hoy parece que la voluntad de don Luis Carrero podría ser el motor de un reajusté ministerial. (Véase sobre esto las tesis de Emilio Romero recogidas en la sección "Ver y oír").

Cuando.tanto se hablaba hace meses de una crisis o reajuste había una opinión —qué ha resultado acertada— inclinada en contra. El tam-tam político decía que el Gobierno y Consejo Nacional discutían o discrepaban´en las famosas sesiones a puerta cerrada en ese contexto, una crisis hubiera dado una impresión de régimen parlamentario, incongruente con las tradiciones del sistema e incompatible con el verdadero centro de la autoridad.

Hoy ya no existe ese -factor porque el Consejo Nacional ha quedado sobrepasado por los acontecimientos y se ha demostrado que su consenso u opinión es valiosa pero no insustituible. Hoy resplandece el acto de autoridad inclinando a favor del Gobierno la disyuntiva, por lo que ha cesado el impedimento de parlamentarismo a que antes aludíamos.

Famosa toma de posesión

Otro de los factores a tener en cuenta, que fue puesto de relieve por la ceremonia, en su día, de toma de posesión del teniente general Iniesta Cano como director general de la Guardia Civil. La asistencia de nada menos que once ministros al acto castrense significa, en la apariencia al menos, una gravitación de la esfera ministerial en torno a una Benemérita y disciplinadísima institución armada, mandada desde ese día por un hombre que a su prestigio profesional une significación política.

Los profesores modestos pueden ser los más afectados

Los dos decretos sobre disciplina universitaria han salido a la luz pública en una fecha que permite larga meditación. Han salido, también es reseñable, después de larga maduración, lo cual parece indicar ha existido un plazo de discusión y quizá no pocas oposiciones. Hay una opinión desfavorable de antemano pregonada por los pequeños núcleos subversivos; eso está ya descontado. Hay otra pequeña parcela de opinión que dice por qué no se hizo ya. En medio quedan miles de familias con los chicos sin examinar y con los estudios mal hechos. A. esa mayoría silenciosa parece solicitar este tándem de disposiciones, como diciéndoles: sean buenos chicos, no armen barullos y verán cómo todo se arregla. Pero las disposiciones del señor Villar Palasi ponen también en cuestión al profesorado, sí algo ama el español es la seguridad en el empleo; sobre todo si éste es del Estado. Considera el tema como algo sagrado. El hecho dé que establezcan puertas por las que hacen salir a profesores contra su voluntad puede introducir un nuevo factor .de irritabilidad de escasa contribución a la paz general sobre todo teniendo en cuenta que puede afectar principalmente a! escalón, modesto del profesorado, de mala retribución y de menos esperanzas.

LUIS APOSTUA

 

< Volver