Adolfo Suárez, nuevo presidente. 
 El Consejo del Reino terminó a las dos de la tarde la tarea que se le había encomendado  :   
 Sus deliberaciones, repartidas en dos sesiones, no llegaron a totalizar las siete horas. 
 ABC.    04/07/1976.  Página: 7-8. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

EL CONSEJO DEL REINO TERMINO A LAS DOS DE LA TARDE LA TAREA QUE SE LE HABÍA

ENCOMENDADO

Sus deliberaciones, repartidas en dos sesiones, no llegaron a totalizar las siete horas

Madrid. (De nuestra sección política.) El Consejo del Reino continuó, en la mañana de ayer, sus

deliberaciones encaminadas a designar la terna que su presidente, don Torcuata Fernández-Miranda,

había de presentar al Rey para la designación del nuevo presidente del Gobierno.

La segunda sesión dio comienzo, con asistencia de todos los consejeros, a las diez menos veinte de la

mañana.

En los pasillos de las Cortes se daba como seguro que esta reunión, continuadora de las deliberaciones

Iniciadas en la tarde del viernes, sería la última, porque de ella saldría resuelta la terna esperada por Su

Majestad.

Aunque seguían barajándose bastantes nombres, la Insistencia mayor se centraba en los de don José

María de Areilza y don Adolfo Suárez González. Recordamos que a este último se le atribuían ya grandes

posibilidades en la Información que sobre la reunión del Consejo del Reino publicaba ABC ayer.

Contra lo que algunos suponían, el aspecto de los consejeros a su llegada al palacio de las Cortes era

claramente cordial y bien humorado, sin que ninguno de ellos diera muestra alguna de tensión o de

preocupación.

A la una de la tarde se abrió la puerta del salón Mariana Pineda, donde se desarrollan las reuniones del

Consejo. Los consejeros señores Viola Sauret, Oriol y Urquijo, Silva Melero y Primo d« Rivera

abandonaron la sala. Se pensó que la sesión había terminado, pero se trataba solamente de un breve

descanso. El secretarlo del Consejo, don Enrique de la Mata, pidió a un ujier que encargara al bar güisqui

y cubos de hielo, lo que hizo suponer que la reunión se prolongaría aún considerablemente. Poco después

se reanudó el trabajo, hasta !as 14,05, hora en que la reunión se dio por finalizada,

E] presidente del Consejo del Reino y d« las Cortes Española, señor Fernández-Miranda, comunicó a los

numerosos informadores que el Consejo había dado fin a la tarea que el Rey ¡e había encomendada en

esta ocasión.

Ahora llamaré al Rey —dijo— y pronto se conocerán los nombres d« los componentes de la terna.

Añadió que esta segunda reunión, como la del día anterior, había transcurrido en un ambiente de gran

cordialidad y de respeto mutuo entre los consejeros asistentes

El señor Fernández-Miranda desminttj una noticia de agencia que 4e atribuyó un» visita al Palacio de la

Zarzuela en la tai* de del viernes. «No ful a la Zarzuela», dijo rotundamente.

Todos los consejeros, al abandonar 4 salón Mariana Pineda se mostraban son» rientes y satisfechos.

Parece que alguna comentó, poco después, que, a la hora di la elección, se había registrado una grafl

mayoría de coincidentes.

Se cree que el señor Fernández-Miranda comunicó por teléfono a Su Majestad d Rey el resultado de las

reuniones del Consejo del Reino. A las tres menos cuarta el presidente del Consejo abandonó el par lacio

de las Cortes y se dirigió a su domicilio nara almorzar.

FERNANDEZ MIRANDA EN LA ZARZUELA.—A las cinco menos cuarto de la tarde el señor

Fernández Miranda se trasladó al Palacio de la Zarzuela para hacef entrega a Su Majestad eil Rey del acta

d« las reuniones celebradas por el Consejo d« Reino, con la terna seleccionada para & designación del

presidente del Gobierno.

Poco después comenzaba a circular la noticia con los nombres Incluidos en la terna: don José María de

Areilza, don Adolfo Suarez y don Federico Silva Muñoz, según la Agencia Cifra.

ADOLFO SUAREZ

CASI SIETE HORAS.—El Consejo del Reino ha dedicado, aproximadamente, algo menos de siete horas

a la deliberación necesaria para llegar a la designación de la terna Que había cíe proponer al Rey corno

trámite previo al nombramiento del nuevo presidente del Gobierno.

Esta ha sido —dice Cifra— la tercera ocasión en que se ha constituido el Consejo del Reino para

presentar al Jefe del Estado la terna seleccionada con ese fin.

T a primera vez fue el 6 de junio de 1973. La reunión estuvo presidida por el entoncís titular de las

Cortes, don Alejandro Rodríguezz de Valcárcel. De esta convocatoria salió elegido presidente del

Gobierno el almirante don Luis Carrero Blanco.

A raíz del atentado en que perdió la vida el almirante Carrero, volvió a reunirse "Consejo del Reino el día

28 de diciembre de 1973, también presidido por quien entonces era su titular; el señor Rodríguez c?

Valcárcel. En la terna propuesta entonces al Generalísimo Franco figuraba don Carlos Arias Navarro, que

fue nombrado presidente del Gobierno.

En esta tercera reunión del Consejo del Reino ha sido elaborada la primera terna oue =e ha sometido a la

consideración del Rey ya que al producirse el fallecimiento de Franco, Don Juan Carlos se limitó a cnn

firmar en su cargo a don Carlos Artas Navarro.

Consejo del Reino disponía de seis horas para preparar la terna, según el artículo 19 de la Ley Orgánica

de este alto organismo. A su vez, el Rey, según el articulo 15 de la Ley Orgánica del Estado disponía de

diez días para efectuar el nombramiento del primer ministro.

 

< Volver