Reacciones tras el cese del presidente Arias. 
 Un paso adelante hacia la democracia     
 
 Informaciones.    02/07/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 52. 

REACCIONES TRAS EL CESE DEL PRESIDENTE ARIAS

MADRID - INFORMACIONES

LA dimisión del señor de su cargo ha cogido de nuevas —por lo inesperado — a la clase política

española fo te no política también;, ¿i bien esta sorpresa ha sido recogida satisfactoriamente por unos, los

más, y con cierto pesimismo por otros, los menos. En general, los encuestados piensan que si el nuevo

jefe de Gobierno que elija el Rey es un hombre de talante democrático e ideas liberales, la dimisión del

señor Arias habrá sido indudablemente beneficiosa para la nación.

Respecto a las causas, los políticos cuyas opiniones se recogen aquí parecen coincidir en que la reforma

tropezó con Arias (o Arias con la reforma), y que la nada buena situación económica también ha echado

su cuarto a espadas.

Don Raimundo Fernández - Cuesta (presidente de Frente Nacional Español): «Para mi ha constituido

una sorpresa. No tengo ni idea fia la que ha podido ocurrir ni de la causa de esta dimisión.»

Don José María Zavala (secretario general del Partido Carlista): «Foco ae puede decir cuando no se

conocen los motivos reales de la dimisión, ya que en esto régimen, a diferencia de los Estados

democráticos, no se dan explicaciones al pueblo sobre los actos de gobierno. En cualquier caso, el actual

Gobierno está en crisis, desde su constitución, por dos motivos: su carácter continuista y la ineficacia del

programa reformista, denunciado por nuestro partida, y el resto de fuerzas de la oposión. Además, el

llamado primer Gobierno de la Monarquía ha sido víctima de las contradicciones que encierra su herencia

política. En estas Circunstancias, lo más coherente sería dar paso a la verdadera transición a la

democracia, es decir, a la posibilidad que permita realizar la alternativa democrática de ¡a oposición.))

Don Pedro Nieto» Antúnez (ex ministro de Marina, consejero nacional permanente: «Lo que jne dice

de la dimisión del presídeme Arias Navarro, es la primera noticia que me llega al respecto. Me llevo una

gran sorpresa, y lo lamento, porque considero que tedas las crisis son malas.

He visto Quc se viene hablando mucho del tema en la Piensa de las últimas semanas. Ya le digo que

lamento esta dimisión, especialmente porque ahora se está pendiente de la aprobación de las medidas que

se debaten en ¡as Cortes y en el Consejo Nacional. En cuanto a las posibles causas y a las consecuencias

que este hecho pueda tener, permitante que guarde silencio, entre otras cosas porque no conozco ni las

motivaciones reales ni quién sera el que ocupe la jefatura del Gabinete.»

Don Ignacio Camuñas (líder del Partido demócrata Popular): «El presidente Arias ha cesado, a mi

juicio, en su cargo con algún tiempo de retraso. El país necesita urgentemente despejar las incógnitas que

tiene planteadas. La tarea a emprender no puede ser otra que la de una verdadera normalización nacional,

y ésta pasa por el meridiano de la libertad y la devolución de la soberanía al pueblo español, quien, a tra-

vés de unas elecciones generales, debe elegir a sus verdaderos representantes. Lo importante ahora es que

no se pierda más tiempo y se vaya a un Gobierno de amplia representación nacional que abra el camino a

la democracia.

Entiendo yo que la dimisión del presidente Arias debería de servir de revulsivo para encauzar automática-

mente el proceso emprendido y, por tanto, de alguna mañero, creo que tendría sentido que lo que hasta

ahora estaba planteado sufriera una importante modificación.

Considero tambien que is dimisión o cese del presidente Arias debe de servir para proceder a una

rectificación del rumbo que hasta ahora llevaba lo que podríamos denominar e! camino reformista, en

favor de una auténtica democratización en libertad y sin exclusiones.»

Don David Perez Puga procurador en Cortes: Creo que la gestión dui presidente del Gobierno, don

Carlos Arias, en ios primeros meses del posframquismo, fue acertada: sirvió para serenar los ánimos, para

encauzar la reforma, pero considero igualmente que, llegado a un determinado nivel de tiempo, se inicia

realmente necesaria la sustitución; no la personal de ¡1 sino ¡a sustitución de todo el equipo

gubernamental, toda vez que se exigía un talante completamente distinto para enfrentarse con Ja realidad

política de la reforma en profundidad, en sinceridad y con un elevado grado de credibilidad hacia el país.

Si a esto añadimos el deterioro de nuestra economía y que no se veía la manera de salir de esta situación

inflacionista galopante, estimo que, de igual forma que en cualquier país, son causas más que suficientes

para que el Gobierno, elegantemente y consecuentemente con esa situación, pues presente la dimisión.

Creo que es una oportunidad para que nos encaremos con una nueva situación completamente distinta en

sus planteamientos a la actual.»

Don Luis Sánchez Agesta (catedrático de Derecho Político de la universidad Complutense de Madrid):

«Yo sabía que estos últimos días había una crisis planteada de Gobierno, pero parecia que se habla

superado. Todas las hipótesis de futuro dependen, lógicamente, de la persona que sustituya al señor Arias

Navarro en la Presidencia del Gobierno. Concretamente, desde el punto de vista del derecho

constitucional, existen actualmente, y de las posibilidades politicas," todo está condicionado a la

propuesta que haga el Consejo del Reino al Rey para la presidencia del Gobierno.»

Don Rafael Pérez Escolar (presidente ejecutivo de Reforma Democrática y de Godsai: En estos

momentos., no deja íiie producir extrañeza una dimisión acerca de la cual carecemos elementos de juicio

suficientes sobre sus verdaderas motivaciones. Los obstáculos al proceso de reforma y ¡as grandes

dificultades económicas pueden sor concausas de indudable trascendencia en orden a ¡a decisión adoptada

por ei señor Arias. De todas suertes, "a !o hecho, pecho". Se requiere ahora un hombre de grandes

rapacidades, de extraordinarias cualidades de estadista, con indudable experiecía política, alejado

manifiestamente de la tecnocracia y con gran coraje para asumir la Presidencia del Gobierno en un

momento tan sumamente delicado como el actúa!.»

Don Gonzalo Fernández de la Mora (presidente de U. N. E.): «La dimisión de Arias ha sido un

acierto, porque la situación económica requiere un planteamiento de base, ¡o mismo que la situación

política.»

Don Manuel Camarero del Castillo (presidente de Reforma Social Española : «Ya dije hace tiempo que

el verano podría ser caliente. Se percibían contradicciones en el Gobierno. La economía va muy mal, el

paro aumenta y era necesario hacer algo.

La dimisión será beneficiosa, según el signo de la crisis. En cualquier caso será clarificante, y espero que

democratizadorá. A mi juicio, el Rey deberá poner en la Presidencia a un hombre que no sea de partido.»

Don Enrique Tierno Calvan (presidente del Partido Socialista Populan :«A mi juicio, la personali-

dad del presidente Arias, tanto por sus compromisos, suponía un obstáculo para la dinámica política dt]

Gobierno; tanto si se mira desde un punto de vista de la reforma democrática como desde las percusiones

del "Bunker". Arias era un impedimento. Desde una u otra perspectiva era necesaria una personalidad

mas joven y politicamente mas definida". No se podía continuar en el posfranquismo sin Franco, ni en el

reformismo sin reforma. La alternativa es clara: o un paso atrás, volviendo prácticamente al autoritarismo

franquista, tal vez bajo ropaje tecnocrático, o un paso adelante, abriendo, a través de un presidente capaz

con colaboradores adecuados, el proceso de democratización a que ]a inmensa mayoría de los españoles

aspira. A mi juicio, el paso adelante seria largo y firme si desembocase en un Gobierno de pacto o

coalición nacional.»

Don Manuel Gómez Reino (secretario general adjunto del P.S.D.E. (Partido Social Demócrata Español): |

«Era algo previsible y necesario, porque no ha sido capaz de sacar adelante con credibilidad la reforma

democrática de las instituciones. Es una dimisión forzada por las circunstancias. No satisfizo ni a los

franquistas ni a la oposición, ni a los españoles en general. No había mas solución que la dimisión si se

quería salir del "impasse" en que nos hallamos. Los resultados de la dimisión está por ver, si bien pienso

que en el momento actual no cabe una situación de retroceso.))

» Don Victor Salazar (secretario general del P.S.O.E. histórico): «La dimisión del presidente ha sido el

resultado natural de un periodo que no na sido nada fácil para el Gobierno. Creo que tras la imagen que de

cara al mundo ha venido creando el Gobierno, el que le sustituirá tendrá características mas aperturistas.

Espero que de esta crisis saldrá un Gabinete más liberal, más homogéneo, con más facilidades }.>ii´´z e!

cumplimiento de iu Política democrática que han venido anunciando por ei mundo el señor Areilza, y

fundamentalmente, el propio Monarca en su gira por los Estados Unidos.

Sena deseable que de esta crisis surgiera un Gobierno autenticamente representativo de las fuerzas del

país que tomando s, su cargo el restablecimiento rápido de la normalidad democrática, preparase ¡a

convocatoria ríe unas elecciones generales auténticamente libres. Esto acabaría con las dificultades que se

oponen a la entrada de nuestra patria en el Mercado Común, lo cual nos ayudaría a superar la crisis

económica que padece el país.»

Don Raúl Morodo (primer secretario del Partido Socialista Popular): La dimisión anunciada del

señor Arias Navarro puede suponer un primer paso para hacer viable un proceso auténticamente

democrático, si el nuevo presidente y el Gobierno, total o parcialmente renovado, inician una política de

reconciliación nacional, de entendimiento con la posición democrática y la apertura de un período

constituyente. Esta dimisión, repetidamente pedida por la oposición, y de modo especial per nosotros,

socialistas, prueba, inequivocadamente, la gran fuerza política y social que tiene la opinión pública

española, que de una manera tiara exige ei establecimiento de un sistema democrático pluralista.»

Don Juan Antonio Samaranch (presidente de la Diputación de Barcelona: U. D. P. E.):

«Es un hecho político de gran Importancia pero cuya magnitud no pour,, .ser calibrada hasta que te sepa

quién va a ser el sucesor del señor Arias Navarro en la Presidencia del Gobierno. Entonces sabremos

exactamente ja entidad y calibre de 1a crisis.»

Don Jaime Casanovas diente de tendencia socialdemócrata): «Espero que esta crisis represente un

paso positivo hacia la evolución que sios lia de conducir definitivamente al logro de la tan deseada

libertad y democracia y por esto considero que en p-,i¡!s momentos ian crítico:,, ¡a persona más calificada

JM..M la Presidencia del Gobierno es el conde de Motrico.

2 de julio de 1976

 

< Volver