Ecos en el mundo. 
 ABC en París: severos comentarios en la prensa francesa     
 
 ABC.    06/07/1976.  Página: 22. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

A B C EN PARÍS: SEVEROS COMENTARIOS EN LA PRENSA FRANCESA

PARÍS. 5. (Recibido por télex.) E! más severo comentarlo sobre Ja designación de Adolfo Suárez como

primer ministro es, sin duda alguna, el del diario conservador «Le Fígaro», que. en su primera página,

titula: «España casi unánime contra el primer ministro», y en página Interior «matízaos- aún más su

titular: «España: alboroto genera] contra la designación de Adolfo Suárez.»

A la sorpresa del sábado, que limitó te noticia a sus más estrictas elementos, ya que los periódicos no

tuvieron la oportunidad de «alcanzar» la Información y todc quedó en manos de los rápidos noticiarlo! de

televisión y radio, le ha seguido todo ur despliegue de juicios y comentarios, en to que se va desde la

moderación del derechista «L´Aurore», que se limita a explicar «ls sorpresa» de la designación «de un

hombre nuevo>, que no presupone, pese a su breve pasado político, tan identificado con e «Movimientos,

la victoria de la derecha hasta la agresividad del conservador «Le Fígaro», que no pierde ripio en sus

virulentas consideraciones sobre la persona de Adolfo Suárez.

Jacques Guilleme-Brulon, buen conocedor de la vida política española, publlcí en >Le Figaro> un artículo

titulado «come la pólvora...», en el que vapulea al nueve primer ministro español como si se tratase de un

dirigente político francés, es decir, con la libertad de adjetivación que concedí la consideración de un

asunto propio.

Para Marcel Niedergang, que ya está er Madrid para contar lo que pasa en «su» España, una de «las

primeras consecuencias de la promoción de Adolfo Suárez po-dría muy bien ser la desaparición del cargo

de secretarlo general de Movlmlento> El enviado especial de «Le Monde» dice que el Rey se apoya

esencialmente sobre hombres de confianza como Torcuato Fernán.-dez-Miranda, presidente de las Cortes,

«R1-chelieu del Régimen» (debe hacer un terrible calor en Madrid como para producir Imágenes de esa

índole), y Adolfo Suárez situado Inesperadamente a la cabeza de Gobierno. Como conclusión,

Niedergang in dlca que los liberales temen el retorno de los tecnócratas.—INTERINO.

 

< Volver