Autor: Tamames, Ramón. 
   Un programa alternativo de economía y trabajo     
 
 Ya.    08/06/1986.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Lunes 9 de junio de 1986

TRIBUNA ELECTORAL

Un programa alternativo de economía y trabajo

RAMÓN TAMAMES (*)

DESDE la izquierda es indispensable ofrecer una alternativa rigurosa y creíble a la sociedad española en

todo el área de la política económica, frente a la derechización del Gobierno del PSOE entre 1982 y 1986,

que se movió sobre las bases del monetarismo y en la línea de claras concesiones al poder transnacional.

Ello exige plantear una estrategia alternativa, con un modelo de economía mixta.

La perspectiva indicada marca toda una senda de reformas de estructuras, un verdadero programa de

empleo y una política de efectiva solidaridad y participación; tres puntos que a continuación trataremos de

sintetizar, para finalmente referirnos a la energía y al medio ambiente.

O Política de reformas de estructuras

Dentro de este área planteamos la reforma del sistema financiero, como servicio público que signifique a

lo largo de la legislatura la preponderancia del sector público, mediante las necesarias nacionalizaciones;

una reforma agraria, con transformaciones estructurales, en la propiedad y que comporte la mejora de la

calidad de vida en las zonas rurales, coordinando ios instrumentos estatales —IRYDA, ICONA, FORPA,

etc.— y autonómicos, para contar con un dispositivo eficaz de aplicación de la política agrícola de precios

y mercados en la senda de la integración en las Comunidades Europeas; una política marítimo-pesque-ra,

con la creación del Ministerio de la Mar, que englobe las competencias marítimas, pesqueras y también

portuarias, incluyendo un servicio civil de guardacostas y de vigilancia pesquera, sin olvidar sendas leyes

de regulación y mejora de la pesca y de desarrollo de la acuicultura, y de ordenación y modernización de

la Marina Mercante; una política científica y tecnológica de modo que se alcance en la legislatura un 1,5

por 100 de inversión del PIB en un programa nacional de investigaciones, con énfasis en las nuevas

tecnologías, en paralelo a los programas de la Comunidad Europea y a la política de empleo a que

pasamos a referimos.

O Política de empleo

Frente a lo que es el problema número uno de la economía, Izquierda Unida propone las siguientes

medidas concretas: incremento de la Inversión pública, cuya financiación adicional será posible con la

reducción de los gastos militares, aumento de los

ingresos fiscales y afectación del ahorro en la factura petrolífera, que sólo debe repercutirse en parte en la

reducción de los precios energéticos; máxima utilización de los recursos de los Fondos de la Comunidad

Europea.

© Política de solidaridad y participación

Izquierda Unida se propone trabajar en la idea de hacer de España un país más solidario, en el que las car-

gas se repartan con justicia y equidad. Para ello defenderá en las Cortes Generales: una mayor

progresividad del impuesto sobre la renta de las personas físicas, la mejora del poder adquisitivo de los

trabajadores con incremento del salario mínimo interprofesional a 50.000 pesetas y su revalorización

automática, la cobertura al desempleo y la lucha contra la pobreza, para erradicar las bolsas de miseria

existentes, y una política de emigración con mayor atención a los dos millones de emigrantes españoles

en el exterior, abriendo vías para quienes aspiren al retorno.

En el área de participación, esencial en lo económico en un proyecto de democracia avanzada como el

asumido por Izquierda Unida, proponemos: la creación del Consejo de Planificación (compuesto por la

Administración general del Estado, las diecisiete comunidades autónomas, los sindicatos y los

empresarios), según lo previsto en el artículo 131.2 de la Constitución; la democratización de las

empresas, con el control conjunto (Parlamento, Gobierno y sindicatos) de las empresas públicas del INI,

INH

y Patrimonio del Estado (con la efectiva promulgación de un estatuto de la empresa pública), y su

presencia, asimismo, en los consejos de administración de las empresas privadas. En otra esfera de

cuestiones, propugnamos la más amplia participación sindical en las oficinas de colocación del INEM y

en la elaboración de las estadísticas laborales, la devolución del patrimonio sindical de forma justa, ín-

tegra y sin discriminaciones y la plenitud del derecho de negociación colectiva.

O Política energética

Izquierda Unida propone toda una serie de líneas de actuación. Entre ellas destacaremos la necesidad de

un nuevo Plan Ergético Nacional, que tenga en cuenta las necesidades reales del país y la forma

socialmente más útil de cubrirlas. Insistimos, también, en el aprovechamiento racional de los recursos

hidroeléctricos posibles. Izquierda Unida propugnará, además, la elaboración de un libro blanco sobre

energía nuclear, que evalúe las condiciones de seguridad de las centrales en funcionamiento, con la

medición del impacto medioambiental producido, a fin de determinar .aquellas que de forma urgente

deben ser paralizadas, sin esperar a que se cumpla su ciclo normal.

© Una política ecológica de asociación con la naturaleza

En la elaboración de la nueva política ambiental que España necesita urgentemente, Izquierda Unida

dejará oír su voz en el Parlamento y en las demás instancias públicas, para ir ecologizando la política,

creando las condidones de nuevas formas, no de destrucción, sino de asociación con la naturaleza. Más

concretamente, propondremos toda una serie de medidas, de las cuales reseñamos las principales

seguidamente: promulgación de la ley General del Medio Ambiente, la reformulación del delito

ecológico, la creación del Ministerio del Medio Ambiente (o cuando menos de la Secretaría de Estado) y

del Consejo del Medio Ambiente, de carácter federalizante, y en el que participarían representaciones

efectivas de las asociaciones ecologistas y de otras entidades ciudadanas comprometidas con la defensa

del entorno natural e histórico artístico. Por último, planteamos la necesidad de un Catálogo de espacios

protegíbles y la protección de los acuíferos, prevención de la contaminación costera, conservación y

mejora de los recursos ictiológicos, protección de las especies amenazadas y de los bosques autóctonos, y

atención especial ajas zonas deprimidas de alto valor ecológico, con planes integrados de ecodesarrollo

para las zonas de montaña y alta montaña.

Este es, en suma, el modelo alternativo de desarrollo económico, social, tecnológico y ambiental que

Izquierda Unida plantea.

(*) Catedrático de Estructura Económica, presidente de la Federación Progresista y candidato al Congreso

por Madrid de Izquierda Unida.

 

< Volver