Autor: Mellado Fernández, Miguel Ángel. 
   Los partidos cambian su estrategia en la recta final de la campaña  :   
 El PSOE explotará más el "valor Felipe" y CP intenta descalificar el "buen camino". 
 Ya.    11/06/1986.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Los partidos cambian su estrategia, en la recta final de la campaña

El PSOE explotará más el «valor Felipe», y CP intenta descalificar el «buen camino»

Madrid/ M. A. Mellado

El objetivo de. los partidos de aquí al 20 de junio, en que finaliza la campaña electoral, es seducir a los

millones de indecisos. Mientras que Coalición Popular inicia hoy una serie de acciones encaminadas a

descalificar el «buen camino» socialista, el PSOE intensificará la utilización de su mejor valor: Felipe

González.

Coalición Popular comienza hoy la emisión de una serie de cuñas publicitarias, con un objetivo:

desprestigiar el eslogan electoral socialista. La utilización del medio radiofónico se debe, en gran medida,

a que, según estudios fiables, una gran mayoría de los oyentes son electores próximos al PSOE. El «Por

buen camino» será utilizado profusamente por Coalición Popular, con mensajes parecidos a los

siguientes: el buen camino que se nos promete es haber pasado de 2.200.000 parados a 3.000.000

millones; el buen camino es el aumento de la droga, la subida de los impuestos, la multiplicación por cua-

tro del déficit público...

Fuentes próximas al comité electoral del PSOE, que preside Alfonso

Guerra, manifestaron a YA que el diseño de la campaña, cerrado a finales de mayo, no sufrirá ninguna va-

riación. El orden de «enemigos», ante la confrontación del día 22, no ha cambiado: abstención, Coalición

Popular, Izquierda Unida y CDS. Sin embargo, como publicó este periódico el fin de semana pasado,

Adolfo Suárez ha cobrado importancia entre las preocupaciones socialistas. La táctica socialista será

obviar al expresidente del Gobierno.

El PSOE, en situación de claro favorito, intentará situarse por encima del «bien y del mal» en lo que

queda de campaña, sin entrar a saco «en las provocaciones». A Alfonso Guerra podría habérsele

aconsejado moderación, para no dar protagonismo a las víctimas de sus ataques. Quien se empleará a

fondo es Felipe González.

Si en el resultado del referéndum González fue decisivo, intentará hacer lo propio ahora. Es seguro que

intensificará sus apariciones en los medios de comunicación, con la concesión de numerosas entrevistas, y

muy especialmente en Televisión Española. «La misión de Felipe Gonzá-

lez no es ganar el 22 de Junio, que en principio lo tenemos ganado, sino asegurar la mayoría absoluta»,

afirman en el PSOE.

«Felipe no tiene alternativa»

. En los mítines socialistas se mantendrá el mensaje de que, fuera del PSOE, no hay alternativa. Pero, a

partir de los próximas días, se producirá una personalización. Frente a Felipe González Presidente, serán

presentados como candidatos invia-bles Fraga y Roca, «los cangrejos, porque llevarían a España para de-

trás», o Suárez, «que dejó al país al borde del caos», según Guerra.

El debate televisivo entre Felipe González y Manuel Fraga sólo se producirá en el supuesto de que el

PSOE «tenga atada la mayoría absoluta», señalan fuentes socialistas. En el caso de que haya dudas, no se

celebrará el encuentro dialéctico «porque sería arriesgar demasiado».

CDS, Operación Reformista, Izquierda Unida y Unidad Comunista introducirán algunos cambios en lo

que queda de campaña electoral. £1 PRD de Miguel Roca, frente a la acti-

tud de su rival por el centro, intentará mantenerse ajeno a la reyerta personalizada. «Frente a la pelea

seguiremos ofreciendo seriedad, con la explicación de nuestras propuestas de gobierno, como hemos

hecho hasta ahora», manifiestan los reformistas. La publicidad fija no variará, mientras que los mensajes

en la prensa serán más directos.

Izquierda Unida incidirá más en el propósito de presentar al PSOE como un partido derechista, y, median-

te un incremento de publicidad, se fomentará la idea de que Iglesias, Tamames, Puerta y Gallega

representan la izquierda unida del país. Unidad Comunista, por su parte, «carrillizará» más aún su

campaña. El programa de salidas de Santiago Carrillo ha sido modificado, de tal forma que el viejo líder

estará más en Madrid. El objetivo es asegurar el escaño del ex secretario general del PCE.

Lo del CDS es más imprevisible. Adolfo Suárez realiza, con resultados muy positivos, una campaña

completamente improvisada. Lo único que necesita el ex presidente del Gobierno es que sigan metiéndose

con él.

 

< Volver