Autor: ;Parra, Carmen. 
   En la Moncloa se confecciona ya el próximo gobierno     
 
 Ya.    14/06/1986.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

En la Moncloa se confecciona ya el próximo gobierno

Madrid /M. A. Mellado y Carmen Parra

Un equipo de notables del PSOE, encabezados por Alfonso Guerra, prepara desde la convocatoria de

elecciones las «carpetas» para el próximo Gobierno socialista en las que quedan recogidos los asuntos de

más inmediato tratamiento, y los «perfiles» de las personas adecuadas para ocupar los cargos de máxima

responsabilidad.

El grupo de «fontaneros» que realiza este importante trabajo está formado por personas de la máxima

confianza del vicepresidente del Gobierno. Entre otros, han participado en estas reuniones Francisco

Fernández Marugán y Manuel Chaves, cerebros del programa electoral socialista; Roberto Dorado,

Ignacio Várela, Francisco Vírseda y Teófilo Serrano.

Según ha podido conocer YA, en las «carpetas» preparadas hasta el momento están recogidos los

proyectos

de ley que, de forma prioritaria, serán estudiados y aprobados por las próximas Cortes Legislativas. Entre

éstos cabe citar la ley orgánica del Derecho a la Huelga, la ley de Fondos Privados de Pensiones, la ley de

Cooperativas, la que regulará los derechos de autor, la ley de Publicidad y la que ordenará las

telecomunicaciones.

Uno de los objetivos prioritarios de Felipe González, si logra renovar su mandato, es sacar adelante

cuanto antes el proyecto de ley dé Regulación de la Televisión Privada, que se quedó en puertas del

Congreso por la convocatoria anticipada de elecciones. Es sobradamente conocido que el Ministerio de

Economía y Hacienda tiene muy avanzado ya, incluso en algunos capítulos cerrado, el proyecto de ley de

presupuestos generales del Estado para el ejercicio próximo.

La «fontanería fina» también se ocupa de nombres. La premisa de que parten en el examen de candidatos

para altos cargos de la Administración

la estableció Felipe González: la tendencia general será cambiar al número mínimo de personas sobre los

puestos ocupados durante la primera legislatura socialista. No obstante, resultará imprescindible la

utilización de nuevos fichajes, en cuya caso tendrán preferencia aquellas personas con experiencia

demostrada en la Administración.

Los que seguirán

En Presidencia se cree que, como mínimo, se mantendrá el 60 por 100 de los ministros actuales, y este

porcentaje podría servir para los escalafones inmediatos. Se baraja la continuidad de Carlos Solchaga, de

Economía y Hacienda; Javier Solana, de Cultura, y Joaquín Almunia, de Trabajo. Francisco Fernández

Ordóñez permanecería en una primera etapa en Asuntos Exteriores y luego sería relevado.

Se da por seguro que Javier Mosco-so, de Presidencia, no seguirá. Mosco-

so, que pronunció en Murcia, con la presencia de Felipe González, uno de los discursos mitineros más

izquierdo-sos de la campaña, entró en el primer Gobierno González por un acuerdo expreso para la

integración del PAD —constituido por socialdemócratas de UCD- en el PSOE.

Tampoco seguirán, seguramente, el actual ministro de Sanidad Ernest Lluch, y José Félix Pons, titular de

Administración Territorial. Este último Ministerio está llamado a la desaparición, de tal forma que podría

pasar a tener el rango de Secretaría de Estado, igual que el Ministerio de Cultura. Entre las incógnitas por

despejar figura quién estará al frente de Industria. El nombramiento del aspirante Corcuera complicaría

las relaciones González-Redondo, por la oposición de éste. El calendario poselectoral que maneja

Moncloa es el siguiente: el 15 de julio, constitución de las Cámaras electas; el 22, debate de investidura

del Presidente.

 

< Volver