Autor: Apostua, Luis. 
   Los silencios     
 
 Ya.    14/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

SEGUNDA PECADA

Las silencios

LUIS APOSTUA

EN la propaganda electoral es útil —quizá triste— tener presente las cosas que NO dicen los candidatos.

Por ejemplo, los candidatos del PNV o de HB jamás dicen que gracias a esta democracia existe por

primera vez en la historia una entidad política autónoma que se llama Euskadi. Tampoco dicen que un

amplio abanico de derechos individuales y colectivos protege sus demasías verbales. Tampoco dicen que

existe un estatuto intrínsecamente ligado a la Constitución sostienen la teoría de que la Constitución no

existe, porque ellos no la votaron, pero sí existe el estatuto como pacto político, pero no como texto

jurídico, es decir, el estatuto es unidireccional, de forma que obliga al Gobierno nacional, pero no al de la

comunidad.

Estos silencios son más graves que la vaporosa efervescencia de las promesas de un milagro. Y son más

graves porque configuran una mentalidad utópica, consistente en que se puede obtener cualquier cosa sin

dar nada a cambio.

 

< Volver