Autor: Barbería, José Luis. 
 La hermana de Txiki Benegas gritó ante 12.000 personas "gora ETA Militar". 
 Esnaola disipa las esperanzas de la actual negociación sobre la violencia     
 
 El País.    16/06/1986.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La hermana de Txiki Benegas gritó ante 12.000 personas "gora ETA Militar"

Esnaola disipa las esperanzas de la actual negociación sobre la violencia

J. L. BARBERÍA, San Sebastián

El dirigente de Herri Batasuna Iñaki Esnaola disipó ayer bruscamente las expectativas sobre la

continuidad y fundamento de las conversaciones que su partido mantiene con el PNV para la búsqueda de

una solución política a la violencia, ante cerca de 12.000 personas que ayer tarde participaron en el

velódromo de Anoeta de San Sebastián en un mitin de la campaña de la coalición independentista.

"El PNV, dijo el dirigente abertzale, "ha venido a hablar con nosotros buscando la tajada del pastel.

Quiere capitalizar las negociaciones implicando a la izquierda abertzale y aniquilando a la organización

armada", dijo.

Iñaki Española descalificó expresamente al PNV como interlocutor de una salida negociada a la violencia

y a continuación afirmó que "alguien más importante que el PNV va a venir y va decir que ETA y el

Estado deben negociar". "Estamos en el primer paso, casi a punto de conseguir-

lo", añadió, "veréis como en los próximos cuatro años ETA y el Estado negociarán".

La coalición abertzale llenó prácticamente el aforo del velódromo donostiarra en un acto que se prolongó

hasta primeras horas de la noche y que estuvo presidido por un ambiente de optimismo, próximo a la

euforia, en línea con las perspectivas electorales que marcan las últimas encuestas. La cita del velódromo,

a la que Herri Batasuna se somete periódicamente, ha constituido, para algunos observadores y para la

propia HB, el baremo de su capacidad de convocatoria.

Las intervenciones de los líderes de HB, intercaladas con actuaciones de cantantes y salpicadas, aunque

más esporádicamente que en otras ocasiones, por gritos de apoyo a ETA Militar y a los presos y

refugiados de esta organización, estuvieron centradas en las críticas al PNV y al PSOE. En su

intervención, Doris Benegas, hermana del dirigente socialista Txiki Benegas,

gritó "gora ETA Militar" y "policía asesina", tras afirmar que el pueblo vasco ha decidido luchar por una

organización política y por una organización militar que ha acertado en los objetivos de lucha y en los

métodos para liberar al pueblo vasco.

El candidato número uno por Navarra, Iñaki Aldekoa, llamó franquista al presidente Felipe González,

terrorista al ministro Carlos Solchaga —dijo que ha mandado al paro a 700.000 familias—, y dijo que los

integrantes de la dirección del PSOE "se han convertido en los nuevos caciques y en los servidores de la

derecha".

En respuesta a unas declaraciones recientes de Txiki Benegas, Aldekoa afirmó: "Yo no sé si Herri

Batasuna recibe instrucciones de ETA, pero sí sé que el PSOE recibe, no instrucciones, sino órdenes del

Ejército español". Aldekoa reclamó para Herri Batasuna la tradición obrerista y republicana del PSOE, y

subrayó que "este partido sólo

mantiene las siglas que le califican como partido español, racista y genocida".

La intervención de Aldekoa, el candidato que según algunas encuestas parece tener muchas posibilidades

de lograr un escaño en Navarra a costa de los socialistas, fue acogida con gritos de "PSOE-GAL, berdin

da" ("PSOE-GAL, es igual"). Poco después, como ya es habitual en el acto central de la campaña de HB,

dos encapuchados colocaron el anagrama de ETA Militar entre los vítores y aclamaciones de la multitud.

Tanto Aldekoa como Itziar Aizpurúa criticaron a José Antonio Ardanza, presidente vasco, por las

manifestaciones en las que el lendakari afirmó que la independencia de Eus-kadi, tal y como la concebía

Sabino Arana, carece hoy de verdadero sentido. Itziar Aizpurúa, número dos por Guipúzcoa, pidió a los

afiliados del Partido Nacionalista Vasco un voto de castigo para los dirigentes de esa organización.

 

< Volver