Autor: Jáuregui, Fernando. 
   Fraga busca un buen resultado para ganar terreno en las autonómicas     
 
 El País.    17/06/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Fraga busca un buen resultado para ganar terreno en las autonómicas

FERNANDO JÁUREGUI, Murcia ENVIADO ESPECIAL

El último tramo de la campaña electoral que realiza el presidente de Coalición Popular, Manuel Fraga,

confirma la impresión de que el líder conservador pretende más consolidar las posiciones de su

organización política con vistas al futuro que obtener el próximo domingo una victoria en las urnas; los

sondeos muestran improbable ese resultado, a pesar de las constantes afirmaciones del dirigente sobre la

inestabilidad de su triunfo. Dirigentes de Alianza Popular, principal fuerza política de CP, admitieron ayer

que el diseño de la campaña se hizo pretendiendo afianzar "en el calor de la recta final" a los hombres que

"representan el futuro del partido", pensando en las elecciones autonómicas de mayo de 1987.

Murcia, Toledo, Ávila y Valla-dolid, además de Sevilla, son las últimas ciudades elegidas para el

recorrido de Fraga, que en sus más recientes mítines —en Barcelona, Valencia y, ayer, en Mur-

cia— se ha visto asistido por la concurrencia de más simpatizantes que nunca. En Murcia, el secretario

general adjunto de AP, Juan Ramón Calero, uno de jóvenes lobos del partido, tratará de conseguir la

presidencia del Gobierno autónomo el año próximo, además de ser cabeza de la candidatura popular para

el Congreso en las actuales legislativas. Toledo, por su parte, es Afeudo de Arturo García Tizón, otra de

las jóvenes promesas de AP y prácticamente seguro candidato de este partido a la presidencia de la junta

castella-no-manchega en las elecciones del año próximo.

Medidas especiales para 1987

Éste mismo es el caso de José María Aznar, también secretario general adjunto de AP en Castilla y León.

El hecho de que, tanto en esta comunidad autónoma como en Castilla-La Mancha, el Socio de-

mocristiano de AP, el PDP de Óscar Alzaga, pretenda situar a dos de sus hombres como aspirantes a

presidir las respectivas juntas autonómicas —a Rodolfo Martín Villa, en Castilla y León, y a Javier

Rupérez, en Castilla-La Mancha— confiere especial significado a este último tramo de la campaña de

Fraga.

El propio Fraga, preguntado sobre qué ocurrirá si no gana las elecciones del día 22, respondió que

entonces habría que adoptar medidas especiales con vistas a las elecciones municipales y a las 13

elecciones autonómicas de mayo de 1987. Dentro del diseño de futuro del líder aliancista —entre cuyos

planes no parece figurar, en modo alguno, retirarse si no gana el domingo—, estas dos elecciones parecen

tener especial importancia. Sobre todo si se tiene en cuenta que los hombres de Coalición Popular están

convencidos de poder ganar las autonómicas en las dos Castillas, Murcia, Cantabria, La Rioja, Navarra y

hasta en Canarias, donde el cundíanlo popular será José Miguel Bravo de Laguna, secretario general del

Partido Liberal. El PDP contaría, según

este diseño, con un solo candidato a la presidencia de un Gobierno autónomo, el navarro Jaime Ignacio

del Burgo. Pero no vería colmada su pretensión de situar a Martín Villa en Castilla y León ni a Rupérez

en Castilla-La Mancha. Cuando se le consulta sobre este potencial contencioso dentro de la CP, Fraga se

limita a responder: "No hay que poner la venda antes de la herida". Y agrega que, en todo caso, "hay que

atender a la correlación de fuerzas" en la coalición. Esta correlación, en el último tramo de la campaña,

queda clara: tanto en Barcelona —unas 14.000 personas— como en Valencia —22.000— o ayer en

Murcia —unas 20.000— fue la figura de Fraga la que llenó las plazas de toros en los mítines más masivos

que el dirigente haya protagonizado. La presencia de los socios de-mocristianos y liberales en estos

multitudinarios mítines fue prácticamente nula, y no mucho mayor será previsiblemente en Toledo, Ávila

o Valladolid, ni tampoco er Sevilla.

 

< Volver