Autor: Galán, Lola. 
   El paro, principal preocupación     
 
 El País.    17/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El paro, principal preocupación

L. G., Madrid

"A mí que me den un contrato de trabajo con 90 boniatos [90.000 pesetas] al mes y verán cómo les voto,

al que sea, al que me lo dé". Así resume su disposición electoral un joven de 19 años, alumno del centro

de formación profesional Norte Joven, del distrito de Fuencarral, uno de los más extensos de Madrid,

donde viven 171.893 personas.

Son las seis de la tarde y media docena de chicos asisten a una clase de marroquinería en este centro

situado en el barrio de las Alamedillas, uno de los más desfavorecidos de Fuencarral. La mayoría de los

alumnos se muestra reacia a opinar de política y a dar su nombre, pero no oculta una actitud escasamente

entusiasta ante las elecciones. Allí, 42 alumnos reciben clases de graduado escolar, al tiempo que se

imparten otras de formación profesional y dos horas de producción.

José Luis, un chico alto que viste pantalones muy ceñidos y cuenta 19 años, asegura que votará a la

izquierda, "a cualquier cosa de izquierda". Su amigo Felipe, con incipiente bigotillo negro, abre los brazos

en señal de sorpresa: "¿Votar yo? Que vengan a mi casa si quieren que les vote". "Eso, que vengan y que

te den un contrato de trabajo para 60 años", añade otro de los compañeros entre las carcajadas de todos.

No muy lejos de esta modesta escuela se ubica el centro juvenil Valverde, cuyo principal animador, Pablo

Peña, de 20 años, secretario de Política Municipal del distrito, votará también por primera vez en las

próximas elecciones. Pablo, militante de las Juventudes Socialistas que ha encontrado ocupación en las

tareas políticas, tiene completamente decidido su voto y se esfuerza en "poner en marcha a la juventud"

en este barrio desolado.

"A última hora de la tarde", dice, "vienen por aquí muchos chavales, no creas" —el centro esta desierto a

las siete de esta tarde—. "A veces, les ponemos el vídeo, y también damos cursillos de fotografía —el

vídeo y el material de fotografía han sido ya robados una vez—. Queremos que se movilicen por las

cosas, que hagan excursiones y tomen contacto con la naturaleza. Queremos darles una salida".

 

< Volver