Herrero de Miñón y Guerra se acusan de falsedad en un debate sobre la Administración     
 
 El País.    18/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ESPAÑA/17

Herrero de Miñón y Guerra se acusan de falsedad en un debate sobre la Administración

EL PAÍS, Madrid

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, intentó anoche rebatir a representantes del centro y de la

derecha las acusaciones de éstos acerca del mal funcionamiento de la Administración. En un debate de

TVE comparecieron Guerra por los socialistas, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón por Coalición

Popular, Federico Carlos Sainz de Robles, cabeza de lista por el PRD en Madrid; y Fernando Castedo,

representante del CDS, convocados bajo el título genérico de La Reforma del Estado. En realidad, durante

las dos horas de programa, salvo escasos momentos de tranquilidad, la discusión fue desordenada y

estuvo plagada de acusaciones de falsedad, principalmente entre Guerra y Herrero de Miñón.

El vicepresidente del Gobierno no perdió la oportunidad de reprochar a Herrero y a Castedo su per-

tenencia a partidos de anteriores Gobiernos que podían haber llevado a cabo las tareas cuya omisión

reprochan ahora a los socialistas. Guerra comenzó su exposición con la enumeración de algunas de las

reformas de la Administración efectuadas por el Gobierno socia-lisa, con énfasis en aquéllas que han

supuesto para el ciudadano una simplicación en los trámites burocráticos."Cuando llegamos había

inestabilidad política e in-certidumbre institucional. Ahora el Estado es mucho más sólido", afirmó

Guerra.

La réplica no se hizo espetar. "El Estado no funciona", dijo Herrero de Miñón.

Castedo, en defensa del presidente de su partido, Adolfo Suá-rez, dijo: "Ustedes no han hecho todas las

reformas, las grandes instituciones son obra del Gobierno anterior. Sainz de Robles argumentó: "El poder

se ha alejado del hombre de la calle".

Herrero de Miñón pasó rápidamente a formular veladas acusaciones de corrupción y falta de

transparencia contra la actual Administración socialista. "La Administración está mas politizada, es más

lujosa y más opaca que nunca", indicó.

Sus referencias al elevado número de asesores presidenciales y a "las 300.000 pesetas que tiene re-

servadas el presidente del Gobierno para gastos reservados" lograron irritar a Alfonso Guerra.

"Usted sabe que eso es falso, y otra de sus calumnias le va a costar un proceso", afirmó Guerra. Con esta

alusión, el vicepresinte quiso recordar otra acusación de Herrero meses atrás, también en TVE, según la

cual la Diputación Provincial de Valladolid había caído en un gran despilfarro en una multitudinaria

comida, por lo cual este organismo ha presentado una querella contra el político conservador.

A modo de síntesis, Alfonso Guerra infirió que sus adversarios proponían, frente a la "eficacia" de los

socialistas, la vuelta al corpo-rativismo y a los privilegios. Conclusión que causó sorpresa en sus

interlocutores.

• "Faltan voces para defender en el

Parlamento a los trabajadores y sus puestos de trabajo", dijo ayer Santiago Carrillo, líder de Unidad

Comunista, en una corta intervención ante unos 300 trabajadores de la factoría Pegaso, en las

proximidades de Madrid.

 

< Volver