Roca reclama una gran victoria de CiU en solidaridad con los reformistas     
 
 El País.    20/06/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Roca reclama una gran victoria de CiU en solidaridad con los reformistas

EL PAÍS, Barcelona Miquel Roca, candidato a la presidencia por Convergencia i Unió (CiU), Partido

Reformista (PRD) y Coalición Galega (CG), pidió ayer a sus electores catalanes una gran victoria en las

urnas como testimonio de solidaridad con quienes, en el resto de España, han confiado en su liderazgo y

comparten con los nacionalistas catalanes unos mismos objetivos de modernidad, libertad y progreso.

Roca protagonizó el mitin que cerraba la campaña de CiU, ante más de 20.000 personas que abarrotaban

el miniestadio del Barcelona.

El candidato fue recibido al grito de "¡Roca, Roca!" y "¡presidente, presidente!". El secretario general de

Convergencia y el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que le había precedido en la palabra, le recibió

en la tribuna de oradores con un abrazo. Al mitin asistió el presidente del PRD y candidato número dos

por Madrid, Antonio Garrigues.

Roca reafirmó, en nombre de Convergencia, "la voluntad solidaria de ayudar a construir una aueva acción

dé. gobierno en toda España" y su compromiso personal con quienes, desde fuera de Cataluña, le han

confiado el liderazgo. De los reformistas dijo que han sido criticados "únicamente por haber depositado

en un catalán un proyecto de libertad y de progreso". "Han sufrido mucho [los reformistas] por aceptarnos

y comprendernos. Me siento con ellos un poco más comprometido que con vosotros", dijo Roca.

Roca reiteró en varias ocasiones que su liderazgo reformista lo asumía partiendo de su cátalanidad,

respondiendo a un encargo que había recibido de su partido, y que se entroncaba en la mejor tradición del

catalanismo político, con la ventaja de que, en 1986, se había encontrado con un pensamiento coincidente

en toda España.

Roca expuso un decálogo de medidas urgentes que los reformistas adoptarían desde el Gobierno: desde la

culminación de los traspasos a todas las comunidades autónomas, hasta la puesta en marcha de un plan

para reequilibrar económicamente "las diferentes áreas territoriales", un nuevo tratamiento fiscal de las

inversiones creadoras de puestos de trabajo, la revisión de la ley de pensiones y la reducción del sector

público empresarial.

"He venido solamente para decirle [a Roca] que puede contar conmigo, con vosotros y con muchos y

muchos catalanes", comenzó diciendo Pujol. De inmediato, glosó "la antigua tradición de Cataluña" como

adelantada en España "del progreso, el movimiento obrero, el europeísimo, la lucha democrática y

antifranquista y la defensa de la autonomía".

 

< Volver