Autor: Alférez Callejón, Antonio. 
 Balance electoral Generales 86. Dominaron los asesores de imagen y los eslóganes. 
 La campaña electoral no utilizó las baterías bibliográficas     
 
 Diario 16.    22/06/1986.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

BALANCE ELECTORAL

NACIONAL

22 de junio-8 6/Diario 16

DOMINARON LOS ASESORES DE IMAGEN Y LOS ESLOGANS

Antonio Alférez/D-16

MADRID.—Julio Pascual, presidente del Club Liberal, recordaba recientemente que «en Francia, durante

la legislación socialista, ha salido un libro a la semana de corte liberal contra el Gobierno de Mitterrand».

En España, en contrapartida, se podrían contar con los dedos de la mano los li-bros-balance de la gestión

del primer Gobierno PSOE. El panorama no ha sido alterado ni con ocasión de la reciente feria del Libro,

ni siquiera durante la campaña electoral.

¿Conformismo de la oposición? ¿Vacío dialéctico de la. derecha española, cuando en el resto de los

países democráticos las corrientes neoliberales y neoconservadoras son las dominantes? Sin entrar en

motivaciones, el resultado es bastante claro: los políticos han montado sus campañas electorales

confiando más en las relaciones públicas y en los expertos en imagen que en auténticos ideólogos. Al

final, el eslogan y el «jingle» han desplazado a los pensadores e, incluso, a la simple reflexión.

A pesar de todo, cabe citar una serie de títulos en este de-

La campaña electoral no utilizó las baterías bibliográficas

sierto bibliográfico. Casi todos, escritos por periodistas, algunos por políticos. En algunos casos han

participado al alimón periodistas y políticos, como los típicos «Conversaciones con...», que hicieron furor

años atrás.

El más reciente de estos libros es «Objetivo: Ganar el fu-

turo. Conversaciones con Alfonso Osorio», escrito por Juan van Halen. Más que en el futuro (sólo el

último capítulo hace referencia a una estrategia de gobierno par la derecha), el libro se centra en el pasado

y presente de Osorio. En realidad, más que un libro electoral parece pensado para lo que pu-

diera ocurrir en Coalición Popular después del 22-J. {¿Osorio, alternativa de Fraga?)

Balance de un cuatrienio

Sobre la gesión socialista, pocos libros que reseñar. Los dos mejores aparecieron ya hace varios meses,

obra de dos excelentes periodistas. Nos referimos a «La revolución del PSOE», de José María Carrascal,

y «De Franco a Felipe», de Antxon Sarasqueta. Carrascal se centra en el aspecto ideológico y acierta en

su propósito, aunque el libro resulta en ocasiones descarnado.

«De Franco a Felipe» es más informativo y quizá, más apasionante. Lo mejor que se puede decir del

mismo es que apareció en octubre de 1984, y si lo tuviera que reescribir su autor no tendría que cambiar

apenas una línea.

En otro orden muy distinto habría que citar dos libros, aparecidos en el último mes. El primero de ellos,

«El socialismo es el problema», está escrito por Enrique de Diego y Lorenzo Seriando de Quirós. Es una

crítica despiadada de estos años de poder socialista, al tiempo que un pretendido himno a las glorias

liberales. Le falta alguna dosis de madurez y sistemática, pero a pesar

de todo resulta un libro suge-rente. La otra obra, «Guía electoral», es posiblemente el único libro

publicado ex professo de cara a estas elecciones. Está escrito por el equipo Delfos (Contreras, Parada,

Moheda-no, Kindelán y un largo etcétera a las órdenes de Tamames),

Compendios

Por parte del partido en el Gobierno, apenas nada que reseñar. Un libro, escrito en primera persona, de

Enrique Mú-gica, y las ponencias de un seminario sobre el futuro del socialismo, celebrado el pasado

verano. Sin embargo, habría que mencionar dos obras de gran importancia en la estrategia de gobierno del

Partido Socialista.

El pasado año, a lo largo de los meses de abril, mayo y julio, se celebraron en Buitrago una serie de

seminarios en torno a las nuevas tecnologías en la sociedad posindustrial. Animadores de estos encuentros

fueron Roberto Delgado, director del gabinete de Presidencia de Gobierno, y Luis Solana, presidente de

Telefónica. A estos nombres habría que añadir el de Ángel Luis Gonzalo, presidente de Fundesco. En

estos encuentros participaron una serie de ponentes de renombre internacional y acudieron importantes

miembros del Gobierno, incluido el presidente González, quien ahora, en uno de los libros que

recapitulan estos encuentros, ha escrito el prólogo de la obra. A la espera de un tercer libro, en las últimas

semanas han sido editados dos obras sobre los encuentros de Buitrago: «El desafío tecnológico. .España y

las nuevas tecnologías» y «Los países industrializados ante las nuevas tecnologías».

Son dos obras excelentes, que compendian muy bien la problemática típica de esta «tercera ola» que vive

el mundo. También, desde el punto de vista político, son un excelente manual para saber por dónde va a ir

el PSOE en su nueva etapa. Por de pronto, Felipe González ha sacado de estos libros muchos argumentos

para su mensaje electoral de «modernización» del país.

 

< Volver