Todos los líderes políticos, menos Fraga, descansaron ayer     
 
 Ya.    22/06/1986.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Todos

los líderes

políticos,

menos Fraga,

descansaron

ayer

Madrid/ YA

Todos los líderes políticos, con la excepción de Manuel Fraga, que pasó el día trabajando en su despacho,

aunque almorzó en su casa, dedicaron la jornada de reflexión, práctica habitual en todas las democracias,

a descansar en familia y reponer fuerzas. Los cabezas de lista, en particular, y las formaciones políticas,

en general, fueron respetuosos con el artículo 51 de la ley Electoral vigente. La única excepción fue la

presentación de un escrito de Coalición Popular ante la Junta Electoral Central en que se denunciaba a

una emisora madrileña por reproducir manifestaciones electoralistas de algunos lideres, entre ellos Felipe

González.

Los candidatos, la mayoría afónicos, consumieron ayer productos suavizantes para sus maltrechas gar-

gantas. El Presidente del Gobierno, Felipe González, que regresó a primeras horas a su residencia en la

Moncloa, procedente de Sevilla, se dedicó, en especial, a la lectura relajada y a pasear con sus hijos.

Manuel Fraga llegó temprano a la sede de su partido y rápidamente reclamó a sus colaboradores para

realizar las funciones normales de un día de trabajo. La única licencia que se concedió el líder de la Coali-

ción Popular fue almorzar en compañía de su familia. Osear Alzaga, presidente del PDP, no salió de su

casa, y José Antonio Segurado, presidente del PL, se reunió con sus asesores, a los que felicitó, y trabajó

durante varias horas en su despacho.

Físicamente el más afectado fue Adolfo Suárez, que apenas podía levantar su voz en el mitin cierre de su

maratoniana campaña en la plaza Mayor. El presidente del CDS permaneció en su casa de La Florida, en

Madrid, aseguran que bastante animado, y tan- sólo despachó algunos temas puntuales con sus colabora-

dores a través de la línea telefónica.

Miguel Roca, candidato a la presidencia por el PRD, dedicó la mañana a estar con su familia, después de

su larga ausencia. Por la tarde acudió a una exposición de! pintor Cese y visitó a un amigo hospitalizado

en una clínica de Barcelona.

Los líderes de la coalición Izquierda Unida también se tomaron el respiro de la jornada de reflexión para

descansar. Gerardo Iglesias viajó a Gijón, donde hoy votará. Ramón Tamames, según informaron en su

domicilio, se fue con la familia al campo. Igualmente, Santiago Carrillo, de Unidad Comunista, aprove:

chó el día para relajarse y aguardar «el momento de la verdad» recluido entre sus más fieles.

 

< Volver