22-J. 
 La seguridad en las elecciones se llama "Aurora"     
 
 Ya.    22/06/1986.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Domingo 22 de junio de 1986

La seguridad

en las

elecciones

se llama

«Aurora»

Madrid /Y A

Unos ciento cincuenta mil miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado participan en todo el país en

la operación «Aurora», montada con ocasión de las elecciones generales, según informó a YA un

portavoz de la Dirección General de la Policía. Este plan de seguridad se ve complementado en Madrid

con la operación «Bosque», cuya finalidad es la detención del comando «España», de ETA militar.

La operación montada con motivo de las elecciones generales es similar a la ya establecida con ocasión

de otros comicios en nuestro país. En esta ocasión se montó al inicio de la campaña electoral, y en su

primera fase fue dirigida a prestar protección policial a los líderes políticos en sus desplazamientos por

todo el país para participar en mítines. Hoy domingo, el plan «Aurora» se centrará en «servicios de

vigilancia en todos los colegios electorales, así como en centros de energía, comunicaciones,

transmisiones y otros establecimientos de interés policial», concretó la mencionada fuente, que no quiso

facilitar mayores detalles «por razones de seguridad».

La práctica totalidad de las fuerzas de Seguridad del Estado —Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil

y Policía Municipal— participan en la operación, que va a contar también con una mayor vigilancia

militar en los acuartelamientos. Las vacaciones de verano han sido interrumpidas para todos los efectivos

policiales a fin de que participen en el plan. El dispositivo de seguridad se levantará cuando todas las

actas hayan sido trasladadas desde los distintos colegios a la Junta Electoral Central y se conozca el

resultado de los comicios.

Las medidas de seguridad se ven reforzadas en la capital con la operación «Bosque», cuya finalidad es la

captura del comando «España», de ETA militar. Las labores de investigación están encomendadas a los

componentes de la Brigada Regional de Información de Madrid y algún grupo de la Brigada Central;

mientras que buena parte de la policía uniformada y los integrantes de los grupos de Policía Judicial de

las distintas comisarías de distrito se encargan de labores de vigilancia en zonas de viviendas militares o

donde se sospecha que los terroristas pueden actuar.

Por su parte, efectivos de las Compañías de Reserva patrullan por las calles, fundamentalmente en zonas

próximas a plazas. El plan cubre la zona donde habitualmente ETA ha perpetrado sus «golpes»,

comprendida entre Cibeles y Plaza de Castilla, Moncloa y Ventas. Estas previsiones quedaron rotas con el

atentado del pasado martes, en que dos mandos militares y un soldado fueron asesinados en la avenida del

Manzanares.

 

< Volver