La continuidad en los próximos cuatro años     
 
 Ya.    23/06/1986.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

La continuidad en los próximos cuatro años

Madrid/ YA

La política gubernamental para el inmediato futuro estará caracterizada por la continuidad y orientada a la

consolidación de las reformas iniciadas en los pasados cuatro años, tras la obtención hoy de una nueva

mayoría absoluta por el PSOE, afirmaron fuentes oficiales. Esta continuidad ha sido reafirmada a lo largo

de la campaña por el Presidente del Gobierno en funciones, Felipe González.

En materia económica, continuará la política de ajuste y saneamiento económico, se rematará la

reconversión industrial en los sectores pendientes y se mantendrá el mismo nivel de impuestos.

En el sector público se .afrontará una política rigurosa de saneamiento, incluyendo la venta de las

empresas públicas que soporten pérdidas y no cubran una clara necesidad social. Continuará la política de

concertación social, promoviéndose pactos, no sólo salariales, entre las fuerzas sociales, la patronal y

sindicatos. Se proseguirá la política de moderación salarial y se promoverá el que los incrementos de los

suel-

dos estén vinculados a la productividad.

Previamente a la formación del nuevo Gobierno socialista se efectuará una reestructuración del actual

aparato gubernamental, anunciada por Felipe González. Los límites de esta reestructuración los conoce

exclusivamente el Presidente del Gobierno.

Únicamente ha hecho pública su idea de que el deporte está mal ubicado en el actual Ministerio de

Cultura y la posibilidad de crear un ministerio propio para el Deporte, en el que podría integrarse también

la Juventud.

Los responsables socialistas son también partidarios de continuar con la política de «flexibilidad laboral»,

aunque reiteradamente se han opuesto a que la flexibilización llegue al despido libre, como desean los

empresarios.

Las declaraciones de los responsables socialistas sobre el próximo futuro han insistido en que se

fomentará la innovación y las nuevas tecnologías, en un esfuerzo para que «España no pierda el tren de la

revolución tecnológica».

 

< Volver