Autor: Castellanos, Begoña. 
 Declaraciones de los dirigentes tras los resultados. 
 Carrillo: "Fue peor la noche del 82"     
 
 Ya.    23/06/1986.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Carrillo: «Fue

peor la noche

del 82»

Madrid/ Begoña Castellanos

«No damos la batalla por perdida, estamos empezando a crear un partido y vamos a continuar hasta que

sea una realidad. De aquí a las próximas elecciones nuestro mensaje calará más», manifestaba Santiago

Carrillo, a las 23´45 horas de ayer, poco después de que el vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra,

anunciase el número de diputados ante las cámaras de televisión y las posibilidades de que Unidad

Comunistas obtuviese un escaño eran prácticamente nulas.

Santiago Carrillo dijo no sentirse triste. «Esta no es mi peor noche, fue mucho peor la del 82. La ventaja

es que ahora estábamos preparados para no tener diputados y no va a haber zancadillas, ni trampas, ni

divisiones. Vamos a continuar unidos como una pina». El líder de la Mesa para la Unidad de tos

Comunistas manifestó que «nos vamos a dirigir al PCE y al Partido Comunista de los Pueblos de España,

porque vamos a abordar la tarea de hacer un nuevo partido».

La sede de Unidad Comunista, en la que tras el sondeo facilitado por Televisión cinco minutos después de

cerrarse los colegios electorales se vivían momentos de incertidumbre y alegría, pasó a ser, minutos

después de la medianoche, un lugar triste. Aunque Santiago Carrillo, que aparecía con semblante serio

junto a Julián Ariza, repetía, una y otra vez,

que «aquí no ha reinado la euforia y por eso tampoco hay desilusión. Estoy dispuesto, y ya lo he dicho

muchas veces en los mítines, a continuar la tarea como ciudadano de a pie. Lo que más me alegra es que

en esta ocasión no veo entre los nuestros a nadie esperando con la escopeta cargada».

Carrillo señaló que la pérdida de votos era debida a que su mensaje no había podido llegar muy lejos

porque su partido no ha dispuesto de tanto dinero como otros. «Izquierda Unida ha contado con mil millo-

nes de pesetas, mientras nosotros sólo hemos dispuesto de doscientos. El dinero sigue siendo muy impor-

tante, pero más importante es el esfuerzo militante que acaba de iniciarse».

Para el presidente de Unidad Comunista, «el único peligro es que Izquierda Unida termine suplantando al

PCE, pero eso nos da lugar a constituirlo con mayor entusiasmo. Ellos son los responsables de que no ha-

yamos conseguido ser la tercera fuerza política».

 

< Volver