Autor: García de Frutos, Juan Carlos. 
 Autonomías: Aragón. 
 No se produjo la anunciada huelga electoral     
 
 Ya.    23/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Lunes 23 de junio de 1986

No se produjo la anunciada huelga electoral

Zaragoza /J. C. García de Frutos

El buen tiempo acompañó ayer a los aragoneses a acudir a los colegios electorales para depositar sus

votos, en una jornada que se caracterizó por su total normalidad. Normalidad que también se observó en

las localidades de Casetas (Zaragoza), Campo (Huesca) y las comarcas de Isabena y Siloca, donde a pesar

de que se había anunciado una huelga electoral, los vecinos acudieron a votar desde primeras horas de la

mañana.

Sólo se produjo un incidente entre el Partido Aragonés y Regionalista (PAR) y el candidato por Tierra

Unida Sixto Agudo, en la localidad os-cense de Alcantel, donde dicho candidato se encontraba junto a la

cabina de una de las mesas electorales viendo las papeletas que los votantes cogían. Esta actitud fue

criticada por el PAR, quien anunció su intención de presentar una reclamación ante la Junta Electoral

Provincial.

Entre las anécdotas habidas cabe

destacar la de un presidente de mesa que solicitó ser relevado a las ocho de la tarde para poder presenciar

el partido de fútbol entre Argentina e Inglaterra, que a esa hora iba a ser televisado.

En la localidad zaragozana de Pujurosa, a las doce de la mañana ya habían votado seis de los nueve elec-

tores inscritos, quedando solamente los componentes de la mesa electoral, que no pudieron hacerlo hasta

minutos antes del cierre de los colegios.

Las autoridades y líderes políticos votaron en las primeras horas de la mañana, y sólo el cabeza de lista

por el PSOE, Francisco Fernández Ordoñez, decidió acudir a Madrid a votar, regresando por la tarde a

Zaragoza, desde donde siguió el escrutinio de votos. Los candidatos de Coalición Popular José Ramón

Lasuén y del Partido Reformista Democrático Luis Gamir lo hicieron por correo, permaneciendo todo el

día en Zaragoza junto a sus compañeros de fila.

 

< Volver