Comisión II: Conclusiones de la ponencia sobre "Regulación de las condiciones de trabajo". 
 Se recomienda la obligatoriedad en la participación de beneficios  :   
 Facilidades al trabajador para la adquisición de acciones. 
 Pueblo.    07/03/1962.  Página: 10, 25. Páginas: 2. Párrafos: 39. 

Congreso Sindical

COMISIÓN II: CONCLUSONES DE LA PONENCIA SOBRE "REGULACIÓN DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO" SE RECOMIENDA LA OBLIGATORIEDAD DE LA PARTICIPACIÓN EN BENEFICIOS

Facilidades al trabajador para la adquisición de acciones

Ayer concluyeron los trabajos de la Comisión II del Congreso Sindical que estudia la "Regulación de las condiciones de trabajo". Presidió la sesión, don Gonzalo Marcos Chacón, y

actuaban de vicepresidentes, don Luis Galdós García, por los empresarios, y don Luis Aguilar Sanabria, por los trabajadores, y como secretarios, don Angel Gutiérrez Fernández-Yagüe y don

Jaime Vega Ordóñez.

Ponentes en esta Comisión fueron los señores Sánchez Creus, Gómez Molleda, Guerra Ballespín, Pérez Botija, Sanfulgencio Nieto, Bustinza Ugarte, Sánchez Alberola, Criado Abad y López García. El texto de las conclusiones aprobadas es el siguiente:

1.a El salario, consecuencia de la participación del trabajador en la producción y compensación económica de su esfuerzo y capacidad personal, ha de traducirse en una retribución, cuando menos/suficiente para proporcionarle una vida decorosa y digna, así como para el mejor cumplimiento de sus deberes y necesidades de orden social y familiar.

Al constituir el salario la renta de los trabajadores y su medio de subsistencia, debe ser fijado por el Estado, en su cuantía mínima.

2.a Existen tres formas de salario:

a) Salarlo mínimo interprofesional.

b) Salario profesional

c) Salario con incentivo.

La renta laboral, en los supuestos correspondientes, se completará con la participación de beneficios.

A) Salario interprofesional

3.a El salario mínimo ínterprofesional, el suficiente para satisfacer las necesidades del trabajador que preste un trabajo no cualificado, deberá tener carácter nacional y ser aplicable a todos los trabajadores sin diferencia.

BIR ^I^TCSpoRué corresponde al Estado de la Organización Sindical.

4.ª En la actual coyuntura económico-social el salario mínimo interprofesional resulta notoriamente insuficiente para cubrir las necesidades del trabajador, por lo que con carácter de urgencia debe sear elevado hasta la cantidad precisa para satisfacerlas, según resulta de los estudios realizados, sobre el coste de vida y los índices de productividad.

5.ª Cuando la variación del coste de vida asi lo requiera, el Estado, a propuesta, y con la colaboración de la Organización Sindical, llevará a cabo los estudios oportunos para proceder al reajuste de este salario mínimo interprofesional.

B) Salarlo profesional

6.a A todos los trabajadores les corresponderá un salario profesional adecuado a su capacidad y categoría laboral, que vendrá a retribuir la formación, esfuerzo, aptitud y antigüedad de cada uno de ellos superando de esto modo el salario mínimo Interprofesional,

7.a Los coeficientes de incremento sobre el salario interprofesional para las distintas categorías profesionales, por encima de los mínimos reglamentarios, deberán ser acordados en convenios colectivos sindicales, pudiendo ser modificada la actual clasificación de puestos de trabajo, categorías, etc., para lograr una mayor simplificación y mejor adecuación a los múltiples y complejos supuestos que la realidad presenta.

8.a A la vez que los salarios profesionales, y siempre por encima de los mínimos reglamentarios, se pactarán los pluses que correspondan por antigüedad, trabajos penosos tóxicos, peligrosos, insalubres, nocturnos, horas y pagas extraordinarias, así como cualquier otra perfección análoga.

C) Salarios con incentivo

9ª. Por encima de los salarios» interprofesionales y profesionales, las empresas podrán acordar con sus trabajadores a través de los convenios sindicales colectivos o en pactos complementarlos do los mismos sistemas de retribución con fórmulas de Incentivo referidas al rendimiento, perfección, asiduidad, puntualidad, atención, iniciativa o cualquier otro extremo que pueda redundar en la mejora de la productividad.

10. A falta de convento, y

para garantizar que tales fórmulas supongan auténticas mejoras en la retribución del trabajador, al par que en la productividad, la Organización Sindical pondrá a disposición de los trabajadores los medios técnicos necesarios y los órganos personales adecuados, exigiendo para su implantación, el trámite previo de información y conformidad del jurado de empresa o enlaces sindicales.

Igual trámite de Información será preciso en las empresas estatales o paraestatales para el personal que no ostente la condición de empleado o funcionarlo público.

II.—PARTICIPACIÓN EN BENEFICIOS

11. Como complemento de la retribución del trabajador deberán establecerse sistemas de participación en beneficios, negociados a través de convenios sindicales colectivos, con el fin de acomodar tales sistemas a la configuración y características de cada empresa.

Para lograr una mayor implicación de los trabajadores en la marcha y progreso de las empresas se procurará que las entidades que les correspondan en conjunto de esta partícipación puedan ser satisfechas en forma de acciones de la misma.

Con carácter subsidiario, y para todas aquellas empresas que no logren en esta materia un acuerdo con sus trabajadores o cuando no pueda negociarse, el Estado establecería un sistema obligatorio.

Que por el Ministerio de Trabajo, oída la Organización Sindical, se promulgue la correspondiente disposición con. carácter general estableciendo la obligatoriedad de la participación en beneficios en todas las reglamentaciones de trabajo.

Regulación de las condiciones de trabajo

12. Con el fin de estimular la integración activa de los trabajadores en las empresas y facilitar su acceso a la propiedad de los bienes de producción deberá incrementarse y agilizarse la disponibilidad de crédito para que puedan adquirir acciones de la empresa a que pertenezcan. A estos efectos se establecerá la obligatoriedad de que un porcentaje determinado de las ampliaciones de capital que lleven a cabo aquéllas se destine a estos fines.

13. Para la consecución de los objetivos que se señalan en este apartado el Estado concederá a las empresas la protección y ayuda necesaria y suficiente en función de las ventajas sociales que otorguen.

III—AYUDA FAMILIAR

14.ª Ayuda familiar serán las prestaciones o ayudas que, de acuerdo con los sistemas estaestablecidos preceptivamente correspondan a los trabajadores en razón de sus obligaciones familiares.

IV.—CONVENIOS SINDICALES COLECTIVOS

16. Los convenios sindicales colectivos son el Instrumento mediante el cual puede lograrse, en el seno de la empresa una verdadera comunidad de trabajo y constituyen el medid más idóneo y eficaz para la fijación de mejores y más justas condiciones laborales, de acuerdo con las características, circunstancias y situación de cada empresa, grupo de ellas o rama de actividad.

18. Para conseguir que loa convenios sindicales colectivos alcancen una mayor eficacia se precisa ana normativa mas agil

y flexible y reconocer plena capacidad a las partes para convenir.

17. Corresponde a la Orgaganización Sindical Impulsar su Iniciativa y vigilar la tramitación y marcha de las negociaciones al perfeccionarse por mutuo acuerdo de la voluntad de

las partes el convenio sindical colectivo, y al Estado, su registro, homologación, publicación y posibilidad de vetarlo mediante resolución motivada y razonada cuando su contenido pueda lesionar gravemente los Intereses generales; resolución contra la que podrán interponerse los oportunos recursos.

SE RECOMIENDA LA OBLIGATORIEDAD DE LA PARTICIPACIÓN EN BENEFICIOS

18. Si autorizada la negociación por la Organización Sindical no pudiese iniciarse por la negativa de una de las partes al nombrar sus representantes o continuarse por la falta de asistencia a las reuniones, convocadas reglamentariamente, tales obstrucciones se pondrán en conocimiento de la autoridad laboral competente.

La autoridad laboral, a la vista de las peticiones formuladas por la parte promotora de la •negociación o por la que haya acudido a las reuniones del informe sindical preceptivo y demás antecedentes, resolverá en el plazo de treinta días, dictando la norma de obligado cumplimiento sobre los puntos que hubieran podido ser objeto de convenio.

19. Cuando en la negociación colectiva no se logre acuerdo de voluntades sobre todos o algunos de los puntos objeto de la misma, ambas partes pueden convenir qué la controversia se resuelva mediante laudo dictado por el arbitro o arbitros que ellas designen. Si tampoco se llegase a un acuerdo sobre este arbitraje, la autoridad laboral competente designará preceptivamente arbitros de entre los comprendidos an la lista de expertos que, a propuesta de la Organización Sindical, apruebe el Ministerio de Trabajo.

En ambos casos, el laudo arbitral producirá los mismos efectos que el acuerdo de las partes y podrá ser vetado y recurrido con arreglo a derecho.

20. Cuando circunstancias derivadas de la propia naturaleza

de la relación de trabajo u otras razones especiales impidan de modo evidente la promoción de una negociación colectiva, la autoridad laboral, a propuesta, de la Organización Sindical, deberá suplir ésta mediante la correspondiente norma legal.

21. En todo convenio sindical colectivo deberán figurar necesariamente cláusulas en las que se prevea la solución de las dudas o discrepancias que puedan suscitarse en su aplicación o cumplimiento, creando una comisión sindical interpretativa, sin perjuicio de la función que en este orden corresponda a la autoridad o jurisdicción laboral.

ADICIÓN A LA PONENCIA

Recomendación 22.—Las anteriores recomendaciones llevan implícita la petición de una vigente revisión de las normas legales y sindicales sobre convenios colectivos acomodándolas a su contenido.

Recomendación 23.— Se modificará el Reglamento de Convenios Colectivos, en su articulo 7.°. en el siguiente sentido:

"1.° Los convenios colectivos podrán ser locales, comarcales, provinciales, interprovinciales y nacionales.

Se modificarán las normas sindícales para la aplicación de la ley, se añadirá antes de la primera: "Podrán promover el establecimiento de un convenio, según el ámbito de aplicación:

a) En el ámbito nacional.— Las Juntas de Secciones Sociales y Económicas Centrales, de grupo y subgrupo, de los Sindicatos Nacionales en la que figuren encuadradas las empresas afectadas por una misma reglamentación."

 

< Volver