"¿Cuál sería la reacción de otros países si financiáramos desde España la subversión en sus movimientos sindicales?"  :   
 "Queremos ser nosotros los que preparemos nuestro propio destino y a nuestra manera". Palabras de Solis al inaugurar el III Congreso Sindical. 
 ABC.    10/03/1964.  Página: 45-46. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

ABC. MARTES 10 DE MARZO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 15

«¡CUAL SERIA LA REACCIÓN DE OTROS PAÍSES SI FINANCIÁRAMOS DESDE ESPAÑA LA SUBVERSIÓN EN SUS MOVIMIENTOS SINDICALES?» "QUEREMOS SER NOSOTROS LOS QUE PREPAREMOS NUESTRO PROPIO DESTINO Y A NUESTRA MANERA"

Palabras de Solís al inaugurar el III Congreso Sindical

Con una misa del Espíritu Santo celebrada en la iglesia de Jesús de Medinaceli se han iniciado, a las diez de la mañana de ayer, los actos previos del III Congreso Sindical. Asistieron las" autoridades sindicales y los representantes de toda España que tomarán parte en las sesiones.

Durante la ceremonia religiosa, el director "de la Sección Doctrinal de la Asesoría Eclesiástica Nacional de Sindicatos, P. Martín Bugarola, sacerdote jesuíta, dirigió una alocución al Congreso Sindical, en la que, entre otras cosas, dijo: "Desea el Papa que los organismos intermedios, entre los que descuella la Organización Sindical, gocen de una autonomía efectiva respecto de los poderes públicos; que tales organismos presenten forma y sustancia de verdaderas comunidades y que sus miembros sean estimulados a participar vivamente en su vida.

En el desarrollo sindical v en la aplicación del Plan de Desarrollo Económico v Social intentáis intensificar la participación y la responsabilidad de la Organización Sindical v de sus miembros v dirigentes. Ideas éstas la de responsabilidad y la de participación, muy queridas de la doctrina social católica, que es profundamente humana, y en la que se hace resaltar, en medio de las Intervenciones del Estado y de las tendencias socializadoras la necesidad de la iniciativa de la responsabilidad personal.

Se pronuncian los Papas por aquellas estructuras económicas que respondan mejor a la dignidad del hombre". Destacó después que el sindicalismo español insiste en aquel aspecto de la libertad sindical, quizá el único indiscutible en principio, que consiste en que los miembros del Sindicato tengan facilidad y libertad para expresar su sentir en el seno del mismo, v a través de él participar en organismos de orden superior donde se ventilen los intereses del trabajo y de la economía. En la lógica del mismo concepto de libertad se pide que el sindicalismo, como tal, ponga las facultades y los instrumentos jurídicos necesarios para alcanzar con eficacia sus fines.

VISITAS DE LOS OBSERVADORES EXTRANJEROS

A primera hora de la mañana, cerca de sesenta observadores extranjeros que asisten a las tareas del Congreso Sindical, realizaron un recorrido por diversas instalaciones de los Sindicatos. El itinerario comprendió tres Centros de Formación Profesional: la Institución Virgen de la Paloma, el número uno de Formación Profesional Acelerada y la Escuela Superior de Hostelería y Turismo.

Previamente, en la Sala Internacional, fueron recibidos y saludados por el secretario General de la Organización Sindical, don Pedro Lamata, que les dirigió unas frases de saludo y bienvenida.

Los observadores fueron presentados al señor Lamata por los agregados laborales de las Embajadas de sus respectivos países. "Somos partidarios del sistema de puerta abierta—dijo a sus visitantes el secretario general—porque siempre hay oportunidad de aprender algo de quienes nos mueven los mismos ideales sociales y sindicales."

A las once de la mañana todos los congresistas, en número que se aproxima al millar y entre los cuales figuran más de veinticinco mujeres, acudieron a las Secretarías del Congreso, en la Casa Sindical, para retirar la correspondiente documentación, integrada por cinco ponencias: "Desarrollo sindical", "Contribución social del crédito", "Problema humano de los campesinos", "Financiación de la mediana y pequeña empresa" y "Participación de los trabajadores en la responsabilidad y beneficios del Plan de Desarrollo".

Además de todo esto se proveyó a los congresistas la siguiente documentación complementaria: "Función social del crédito", "Evolución económico-social de España en 1963", "El desarrollo económico social en cifras" (resumen de los principales datos acerca del Plan de Desarrollo) y un trabajo denominado

"El campo español en 1963".

La verificación de credenciales de los congresistas en sus tres clases de trabajadores, empresarios y técnicos se celebró a las doce y tuvo una duración de dos horas.

LA SESIÓN INAUGURAL

A las cuatro v cuarto de la tarde, bajo la presidencia del ministro secretario general del Movimiento y delegado nacional, don José Solís Ruiz, fue inaugurado el III Pleno del Congreso Sindical. Se celebró en el nuevo salón de actos de la sede central del Organismo.

Con d ministro tomaron asiento en la presidencia, entre otras personalidades, el vicesecretario nacional de Movimiento, don Fernando Herrero Tejedor; el inspector asesor general de la Organización Sindical, don Gonzalo Marcos Chacón; el vicesecretario nacional de Obras Sindicales, don Antonio Rozas Bermúdez; el vicesecretario nacional de Ordenación Social, don Francisco Lapiedra de Federico; el secretario general ¿e la Organización Sindical, don Pedro Lamata Megías, y el vicesecretario nacional de Ordenación Económica, don Rodolfo Armentería García.

Entre los asistentes figuraban don Alfonso de Borbón y don Fernando Martín Sánchez Julia.

Abierto el Congreso por su presidente, se dio lectura a la redacción de miembros y fue notificada la verificación de las 892 credenciales de los mismos. Luego fueron elegidos vicepresidentes por aclamación don José Lafont Oliveras, como representante social, y don Luis Galdós García en representación de los empresarios.

INFORME DEL SECRETARIO GENERAL

A continuación el secretario general de la Organización Sindical y del Congreso, don Pedro Lamata Megías, ocupó la tribuna y leyó un extenso informe, del que entresacamos los siguientes datos y conceptos: "La estructura federativa de la Organización Sindical encuadra las fuerzas todas de la producción, 3.265.000 empresas y 9.500.000 trabajadores, racionalmente diferenciados por actividades, categorías profesionales, etc., en 25 Sindicatos Nacionales que integran 1.300 Sindicatos Provinciales, y cuya base asociativa local está constituida por más de 14.000 entidades locales entre Sindicatos, Hermandades de Labradores y Ganaderos, Gremios Artesanos y Cofradías de Pescadores.

La expansión del movimiento cooperativo ha acentuado su crecimiento progresivo durante estos dos últimos años, en los que se han constituido 2.094 entidades; de ellas, 1.029 agrícolas y 274 Cajas Rurales, que se suman al total anterior de 6.764 Cooperativas del Campo, y 1.768 Cajas Rurales, quedando el aumento de las 791 entidades restantes para sumar a la cifra anterior de 4.118 Cooperativas entre industriales, de consumo, de crédito, de vivienda y del mar.

Las Cooperativas del Campo recibieron créditos por tin total superior a los 2.564 millones de pesetas en 1962, y superior a los 3.000 millones en 1963, y sus Cajas Rurales recibieron imposiciones en ambos ejercicios por un total superior a los 554 millones. Los suministros efectuados a través de estas Cooperativas sobrepasaron los 7.800 millones de pesetas en los dos ejercicios.

La Obra Sindical de Educación y Descanso ha proseguido el desarrollo de sus tareas deportivas, culturales y artísticas, habiendo aumentado en este periodo la capacidad de sus Albergues de Verano con la incorporación de la Ciudad Residencial de Marbella, con lo que entre sus tres Ciudades Residenciales y sus treinta y siete Residencias entre familiares, masculinas y femeninas, su capacidad de albergue en época veraniega alcanza a 50.000 plazas en la temporada. Son 241 el número de sus Hogares; 270 el de sus instalaciones deportivas; 387 el número de agrupaciones culturales y artísticas y 1.040 el de Grupos de Empresa.

La Obra Sindical del Hogar construyó durante el año 1962 13.652 viviendas, con presupuesto total de 1.195 millones de pesetas. En 1063 las viviendas construidas se elevaron a 18.869, y su presupuesto a 1.750 millones.

El ascendiente político directo, que no puede menos de reivindicar el sindicalismo moderno como la vía más efectiva para el ejercicio de la acción sindical, implica, como es obvio, la unidad de sindicación. Exige acabar con el mito liberalista de libertad y pluralidad sindicales. La pluralidad de Sindicatos opuestos entre sí y sometidos a la conveniencia del interés político que en cada caso los asemeja como consecuencia de ese torpe concepto de libertad sindical, resulta contraria en absoluto al interés propio y privativo de los trabajadores sindicados.

Sabemos y admitimos que hasta el logro de la completa transformación de la estructura de la actual empresa de explotación económica, pesé a los procedimientos legales y a los instrumentos de arbitraje que se establezcan para la resolución civilizada y legal de los desacuerdos laborales no dejará

de haber conflictos que degeneren en el recurso a la fuerza y al paro voluntario; como la obligada y automática regulación de la circulación de vehículos en las ciudades no evita totalmente los accidentes de circulación. Pero de contemplar la huelga Cuando haya motivación laboral como accidente lamentable, como anormalidad, en el discurrir previsible y normal de las relaciones laborales, a seguir exaltándola como instrumento recomendable de la moderna acción sindical, hay un abismo que separa dos realidades económico-sociales radicalmente distintas y dos metodologías diferentes de acción sindical.

PALABRAS DEL SEÑOR SOLIS

Terminado el informe del señor Lamata habló el señor Solís, quien saludó a los congresistas y a los observadores extranjeros de quince países aquí presentes. Subrayó que estos Congresos, que se reúnen preceptivamente cada dos años, toman parte activa un millar de los hombres más representativos del sindicalismo español.

"Vamos a dialogar—dijo—con la libertad y sinceridad que nos caracteriza, aunque muchas veces no se valora justamente su eficacia." Aludió a los dos anteriores Plenos del Congreso, y declaró que muchas de las conclusiones que aquéllos aprobaron fueron recogidas por el Gobierno, como la referente al salario mínimo interprofesional, la necesidad de un Plan de Desarrollo, la demanda de una representación auténticamente sindical en las Diputaciones y la necesidad de una nueva reglamentación de la Seguridad Social. Afirmó que todos estos logros son consecuencia del diálogo mantenido por la Administración, por lo que se hace preciso y conveniente intensificarlo al máximo.

Más adelante, al destacar la asistencia de los observadores extranjeros, a quienes agradeció su presencia en nombre del trabaja de España, dijo: "Somos un pueblo libre, orgulloso de nuestra libertad, de nuestras realizaciones, aunque conscientes de lo mucho que nos queda por hacer. Reclamamos, al igual que otros pueblos, que seamos nosotros los que preparemos nuestro propio destino y a nuestra manera con nuestras peculiaridades.

Los problemas de España únicamente pueden ser resueltos por las gentes que en España viven, y lo que sería absurdo es que se trataran de resolver esos problemas desde otros lugares de Europa. La idea de recabar para nosotros la iniciativa en la resolución de nuestros problemas es algo que reclamaría todo país civilizado. ¿Cuál sería la reacción de otros países si financiáramos desde España la subversión en sus movimientos sindicales? Por eso nosotros ejercemos una política de puerta abierta. A nuestros amigos extranjeros les rogamos que insten a nuestros posibles críticos para que vean lo que estamos haciendo y lo que nos proponemos hacer.

El espíritu de hermandad o de solidaridad entre los hombres que engrandan tantos estímulos en algunos movimientos sindicales del ulterior no debe acabar en las fronteras españolas; esta discriminación no es tolerable. Nuestra invitación se refiere a que nadie de buena voluntad se deje arrastrar por doctrinas contrarias a nuestra unidad de hombres libres y cristianos.

Estamos orgullosos de lo que hemos hecho en estos últimos veinticinco años, pero no tenemos prejuicios como para no querer beneficiarnos de la experiencia obtenida por otros sindicalismos; de su experiencia queremos beneficiarnos, al tiempo que ofrecemos a esos sindicalismos nuestra propia experiencia.

"Por último, declaró oficialmente abiertas las tareas del III Pleno del Congreso Sindical, cuyas reuniones de Comisiones de trabajo darán comienzo mañana.

 

< Volver