Ligeras tensiones en el I Congreso de la USO     
 
 Informaciones.    09/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

LIGERAS TENSIONES EN EL I CONGRESO DE LA U.S.O. VARIOS DELEGADOS ABANDONARON LA SALA CON MOTIVO DE LA INTERVENCIÓN DEL REPRESENTANTE DE LA U. G. T. LA DELEGACIÓN CANARIA TRATO DE OPONERSE A LA PRESENCIA DE LOS REPRESENTANTES MARROQUÍES

MADRID, 9 (-INFORMACIONES)

EL rechazo al sistema capitalista», «Por un sindicalismo de clase y de masas», «Por la libertad sindical y la democracia» y «Hacia ¡a construcción de una central democrática de los trabajadores» fueron las resoluciones aprobadas en la sesión que celebró ayer el I Congreso Confederal de la Unión Sindical Obrera. Asisten más de 800 delegados tn representación de los 80.000 afiliados que tiene la central en toda España, según indicó su secretario general, don José María Zufiaur.

La nota más destacada de la sesión de ayer fue el abandono de la sala de varios delegados, antes y después de la intervención del representante de la Unión General de Trabajadores, don Carlos Navarrete. Tras una votación en la que se aprobó la intervención del señor Navarrete, varios militantes de U.S.O. abandonaron el local porque, de acuerdo con el programa, el representante de U.G.T. debía intervenir ante los medios Informativos y los delegados extranjeros, en la jornada de clausura. Don Carlos Navarrete expresó la solidaridad de U.G.T, con U.S.O. sobre la unidad de acción sindical, manifestando que la política de U.G.T. está definida por la mayoría de sus militantes. Atacó el decreto sobre Relaciones Laborales y justificó la política internacional que lleva a cabo su central. En este momento, otros delegados de U.S.O. también abandonaron el local por entender que se trataba de excusar la política interior de U.G.T. Finalmente el señor Navarrete hizo un llamamiento a la unidad entre U.S.O. y U.G.T.

Seguidamente, varios delegados expresaron su desacuerdo con la actitud adoptada por los congresistas que habían salido v Jtros presentaron mociones, en las que estimaban que la intervención de U.G.T. fue una provocación.

.Este primer Congreso Confederal de U. S. O. se celebra en el salón de actos del Colegio Mayor Pío XII y asisten, como invitados, representantes de Comisiones Obreras, Unión General de Trabajadores, Solidaridad de Obreros Catalanes, así como delegaciones extranjeras, en representación de la Internacional de la Alimentación, C.G.T. francesa, C.S.B. belga, C.S.I. yugoslava, sindicatos de Portugal, Argelia, Marruecos, Siria, Venezuela, Chile y Brasil.

SESIÓN INAUGURAL

El congreso inauguró sus sesiones anteayer, a las cuatro de la tarde, con la intervención del secretario general de UJS.O. de Madrid, don Pedro Cea, que dio la bienvenida a los asistentes y subrayó la labor realizada por esta central sindical, en los últimos dieciocho años, en favor de la practica sindical democrática y autónoma, a través de la potenciación de nuevos líderes. Añadió que es precisa la libertad sindical, a partir de la cual se llegará a un movimiento de clase fuerte con la unidad de todos los trabajadores, la promoción sindical de las masas, la creación de una central sindical democrática, el establecimiento de las libertades, y la construcción de une alternativa socialista.

La presencia de un representante de la U.M.T. de Marruecos dio lugar a que la delegación de la U.S.O. de Canarias, que manifestó ínicialmente su oposición, diese finalmente lectura a un comunicado, en el que se apoyaba a los trabajadores de aquel país, pero subrayando también la denuncia de la situación crítica por la que atraviesan las islas, como consecuencia-de la política expansionista del Rey Hassan, que ha afectado profundamente a lo pescadores canarios, quienes pueden ver rebajado su censo laboral en 10.000 personas. El comunicado concluyó expresando la necesidad de que los obreros canarios exijan la consulta para cualquier decisión relacionada con las islas y afirmando claramente que los trabajadores no venderán Canarias.

El secretario general de Ü.S.O., señor Zufiaur, comenzó su intervención manifestando su protesta por la discriminación de que son objeto las centrales sindicales, para llevar a cabo actos públicos, y subrayó la labor pionera de U.S.O. en el movimiento obrero español con su presencia en las fábricas, que supuso la denuncia del sindicalismo vigente mediante el lanzamiento de una campaña contra la ley sindical de 1968, habiendo impulsado un año antes la creación de los comités de empresa.

Tras hacer referencia al tipo de sindicalismo que la central defiende (un sindicalismo abierto a todos los trabajadores, reivindicativo y anticapitalista, don José María Zufiaur aludió a la situación económica española «que -afirmó— los trabajadores vienen soportando desde hace cuarenta años, en lo que respecta al paro y a la carestía de vida». Asimismo, critico largamente las medidas de relaciones laborales adoptadas por el Gobierno.

La legalización de todas las centrales, como objetivo fundamental de U.S.O., fue otro de los puntos tocados en la intervención, que supondrá un paso importante —señaló—, paar lograr el establecimiento total de la libertad sindical. El secretario general pasó a concretar las tareas inmediatas de los cargos sindicales, que han de ser el impulso de la lucha reivindieativa, potenciación de las organizaciones sindicales democráticas, liquidación de la C.N.S., garantizar la integridad del patrimonio sindical, y propiciar la constitución de órganos representativos auténticos de los obreros.

Don José María Zufiaur se refirió a la unidad sindical, como factor básico del movimiento obrero. Criticó la actitud de U.G.T., que se ha separardo de la C.O.S., y resaltó algunas metas inmediatas, como la afiliación masiva a través de campañas, la autofinanciación, y la formación de los militantes.

Seguidamente, se pasó a la aprobación de dos ponencias referentes a la carta financiera y a las relaciones Internacionales, de las que no se aceptaron las enmiendas que defendían hacer un boicot a U.G.T. y el ingreso de la D.S.O. en la Confederación Mundial del Trabajo (C.M.T.).

Las sesiones de trabajo se prolongarán hasta mañana al mediodía, en que tendrá lugar la clausura de este primer congreso de U.S.O. que ha costado - en versión de los organizadores— dos millones de pesetas.

 

< Volver