Autor: Peña, Marcos. 
   15 de abril, USO y CCOO     
 
 Diario 16.    28/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

15 de abril, USO y CC OO

Marcos Peña

La semana laboral ha sido movidita. Podríamos decir que se inició el martes con una reunión del titular de Trabajo con la organización patronal Acción Social Empresarial. EJ objetivo: explicar las recientes medidas económicas, la conclusión: "Hay muchas más razones de confianza y optimismo que razones de sentido contrario." Días antes, la Confederación Empresarial Española, una de las patronales con mayor futuro, expresaba su disconformidad con aspectos importantes de la nueva regulación y reclamaba una auténtica libertad sindical, "cuyo retraso está interferiendo el desarrollo de asociaciones que pueden ser interlocutoras válidas del diálogo social."

Días antes, también, 45.000 trabajadores vascos protagonizaban el primer paro de protesta ante la nueva regulación del despido y de la huelga. Días después, la USO y la CS de CC OO convocaban para el día 15 de abril una jornada unitaria de paros y asambleas por el puesto de trabajo y la libertad sindical. Jornada que irá precedida de un mitin explicativo, & celebrar el próximo día 2 en la plaza de toros de Vista Alegre, en el que intervendrán Francisco G. Salve, Adolfo Pinedo y Macario Barjas, por CC OO, y Manuel Zaguirre, Antonio López y Pedro Cea, por USO.

Así están las cosas, y mientras tanto renacen los problemas en el seno de la COS (Coordinadora de Organizaciones Sindicales); UGT exige la dimisión de todos loa cargos sindicales representativos, a lo que CC 00 y USO responden que su mandato tiene plena vigencia y que su papel, en esta época de transición, es decisivo; correspondiéndoles el impulso, apoyo y potenciación del movimiento obrero, la lucha por la desaparición de la CNS y la garantía de la integridad del patrimonio sindical.

Revocar el mandato

En todo caso, afirman, ios cargos sindicales se deben a ios trabajadores que los eligieron a mediados de 1975i y son estos electores los únicos capacitados para revocar el mandato. Y entre todo este lío del decreto-ley de Relaciones Laborales, de la COS, de la jornada de protesta para el próximo día 15 y de los trabajadores del Café Inglés, que, bromas aparte, llevan 71 días encerrados; el secretario general de la UGT suelta la bomba en París a los redactores de D16: "La UGT es la primera fuerza sindical en la España de hoy, de los 300.000 trabajadores sindicados en las seis centrales que existen, la mayoría están en la UGT.

Parecía que la semana estaba al completo. ¡Pero qué va! CC 00 y USO, como medida de presión en las negociaciones del convenio de la construcción en Barcelona, convocan a la huelga el día 29; UGT y CNT, el día 28; Marcelino Camaeho afirma en Sevilla que el problema de la COS es cosa de la CÍA, encarnada en este caso en Irving Brown y el Gobierno de sopetón, al margen de tirios y troyanos, sorprende a los funcionarios con un bonito decreto sobre retribuciones. ¿Se puede pedir más? Esta semana ha sido el paraíso para el comentarista laboral (o para el psiquiatra, vaya usted a saber).

Algo hay que escoger, y opto por la jornada del día 15, porque, en realidad, tiene relación con iodo lo demás: con el decreto-ley de Relaciones Laborales y con la efectiva implantación de las centrales sindicales entre la clase trabajadora.

Finalidad

No hay que hacer mucha memoria para recordar que el anterior paquete de medidas económicas de 8 de octubre de 1376 fue el progenitor de la jornada de 12 de noviembre. Dos millones y medio de trabajadores participaron en paros y asambleas. "Pretendíamos demostrar al Gobierno que no puede decidir la suerte del país sin contar con él" (M. ZaguirreJ. Justa y equitativa pretensión, pero que, al parecer, y por desgracia, necesita ser recordada al cabo de cuatro meses.

Comprender la jornada de demostración prevista para el día 15, supone, en primer lugar, saber cuál es su finalidad. No se trata de huelga en sentido clásico, sino de una meditación colectiva de la clase trabajadora ante su presente y su futuro, en la que se pretende analizar el tremendo problema del paro, la garantía del puesto de trabajo, la libertad sindical y la disolución de la CNS. Nos encontramos, pues, ante una toma de conciencia y de recapacitación; ante una preparación del arado para surcar la tierra del futuro, no ante una jornada de lucha.

Otra característica es que será una Jornada de culminación; ya se ha iniciado, continuará con el mitin del día 2, con los 150.000 comunicados que serán discutidos en los centros de trabajo y con un rosario de asambleas preparatorias que terminarán el día 15. Día en el que se pide que la "movilización se desarrolle en un clima pacífico y responsable" (comunicado USO-CC OO, 23-3-77). Y, por Último, podríamos decir que será una jornada de implantación o de clarificación. Las centrales sindicales sólo tienen una cancha donde medir su representatividad: el centro de trabajo. La fuerza no se adquiere en apariciones públicas, sino currelando por los tajos. Y la llamada de USO y CC OO será escuchada en relación con su efectiva presencia, porque a la hora de la verdad lo único que va a contar es el haber estado trabajando día a día en la fábrica y no el haber salido más o menos veces en los periódicos. En este aspecto el día 15 va a ser un importante barómetro de representatividad y -no olvidemos que el tema de la "mayor representatividad" de las centrales sindicales será de aquí a unos meses tema fundamental en el marco de las relaciones laborales.

 

< Volver