Autor: Tomás Marco, Juan José. 
   Nuevo sindicalismo comunitario  :   
 Llamamiento de la comisión promotora de la Confederación del Trabajo Comunitario. 
 Ya.    30/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

NUEVO SINDICALISMO COMUNITARIO

Llamamiento de la comisión promotora de la Confederación del Trabajo Comunitario

LA libertad sindical ha comenzado a ser realidad. Los trabajadores, por medio de sus asociaciones o centrales «indícales, tienen abiertos ante sí los caminos de su dignificación y conquistas sociales. Ante las libertades sindicales y ante la fiesta del trabajo reafirmamos nuestra tarea y ofrecemos nuestra posición. Ante los problemas de la sociedad en que vivimos y del mundo del trabajo, en el que suenan, y en ocasiones aturden, voces de hombres del capitalismo egoísta o el marxismo materialista, un grupo de trabajadores y técnicos libres e Independientes hemos trabajado desde naco algún tiempo en la formulación de uno principios sociales basados en el pensamiento cristiano, capaces de promover una transformación real y profunda de la sociedad y de las estructuras del trabajo. Y capaces de superar los ya viejos y fracasados sistemas del capitalismo y del marxismo materialista, vinculados a idearios políticos partidistas y totalitarios que excluyen el sentido trascendente del hombre y se oponen a au auténtica libertad en la dignidad personal f social.

NACIÓ así el Movimiento del Trabajo Comunitario. Sin ninguna vinculación política partidista y sin ninguna vinculación confesional. En esencia, s« trata de concebir todo quehacer colectivo humano en el mundo del trabajo como una comunidad de personas que en sus relaciones, «n su situación y en su actitud expresan haber puesto en común bienes materiales y espirituales, hacen realidad un»" distribución y disfrute de los resultados en •olidaridad y justicia y crean formas y expresiones de convivencia en paz y fraternidad. Y todo ello con e] solo color y sabor de] Evangelio, fuente dé vida, la única que satisface la sed de los hombres. £1 espíritu de la comunidad de bienes como la vivían los primeros cristiano», la "Pacem In terrls" de Ju n XXIII y la "Populorum Progressio" de Pablo VI. son las tres piedras angulares del Movimiento del Trabajo Comunitario y, desde ahora, de la naciente Confederación del Trabajo.

Comunitario, expresión de un sindicalismo comunitario, nuevo, compuesto de asociaciones como comunidades de trabajadores y técnicos, confederadas, como concretízaelón práctica y actuante del Movimiento que le ha dado vida.

EX esta hora de libertades «Indícales, los trabajadores y técnicos cuyo fundamento de vida laboral, familiar y social está puesto en el cristianismo estiman que tienen algo importante que aportar al mundo del trabajo: el paso a una nueva sociedad oo-egoísta, basado sólo en el lucro y el consumo irracional, y el marxismo colectivista, basado sólo en su materialismo sin consideración de loa valores trascendentes del hombre, no sean los únicos protagonistas sacíales en continuas luchas, enfrentados por odios Inacabables.

Un estilo de hombre* con profundo sentido comunitario esta llamado a asumir la responsabilidad del cambio social, de 1» transformación de estructuras de modo auténtico y real. Esos hombres nuevos, comunitarios, solidario* y fraternos con los demás hombres, sin discriminaciones ni barreras, sin coacciones ni imposiciones, deben ser hombres portadores de paz y de buena voluntad, en la libertad y la dignidad de los hijos de Dios, lejos de la violencia y del odio, pero firmes en 1» fortaleza de la verdad y de la justicia social.

QUEREMOS construir y desarrollar nuestro sindicalismo comunitario Ubres de toda relación política y libres de cualquier vinculación confesional. Queremos dejar bien clara y sentada nuestra postura de libertad e indepedencia de toda organización política y de toda estructura religiosa o confesional. Los hombres del trabajo comunitario son libres según BU conciencia para toda opción política compatible con la fe y que no se oponga a los contenidos evangélicos o a los principios del pensamiento social cristiano, con pleno respeto a la-conciencia religiosa de toda persona humana.

LOS hombres del trasajo comunitario trataremos de convencer y hacer salir de su error a los que niegan los derechos fundamentales y las libertades del hombre; a los que hacen del lucro el motor esencial y exclusivo del progreso económico y de la concurrencia la ley suprema de la economía; a los que consideran la propledail privada de los medios de producción como un derecho absoluto, sin límites ni obligaciones correspondientes; a los que emplean la violencia, el odio y la mentira para conseguir sus fines; a los que niegan y atacan los valores de la libertad, la. moralidad, la estabilidad de la familia, el derecho a la vida aun antes de nacer, la justicia social y los derechos de los más necesitados y de los oprimidos.

LOS hombres del trabaja comunitario trataremos de esforzarnos como hacedores de paz con fidelidad a la verdad y respeto a la» personas en todas las tensiones del mundo del trabajo; pero también con fortaleza y firmeza junto a todos los trabajadores, sin discriminación, en todas sus exigencias justas. El nuevo sindicalismo comunitario que propugnamos no es privilegio para unos pocos o muchos. Es una realidad humana y social para todos, en beneficio de todos y por la unidad esencial de todos los hombres del trabajo, confederados por comunidades laborales y sindicatos independientes. Ante las libertades sindicales y ante la Fiesta de] Trabajo, esta es nuestra tarea y nuestra actitud.

Por la Comisión ´promotora: i. 3. TOMAS MARCO

 

< Volver