Tomaron posesión los nuevos altos cargos en cinco ministerios     
 
 Informaciones.    26/06/1973.  Página: 8,9. Páginas: 2. Párrafos: 36. 

TOMARON POSESIÓN LOS NUEVOS ALTOS CARGOS EN CINCO MINISTERIOS

MADRID, 26. (INFORMACIONES y resumen de agencias.) Han tomado posesión de sus cargos los nuevos altos funcionarios de la Presidencia del Gobierno (ver INFORMACIONES de ayer). Educación y Ciencia, Comercio, Trabajo, Gobernación y Vivienda. En el acto de relevo hubo discursos en os que se puso de manifiesto el propósito de cada uno de los equipos ministeriales. «Tenemos que estar siempre con la maleta preparada», dijo el titular de Educación y Ciencia. «Aspiramos a limitar el ejercicio de la discrecionalidad administrativa a su ámbito indispensables, manifestó el nuevo subsecretario de Comercio. «Acentuar el sentido social de la política laboral», es la intención del Ministerio de Trabajo. Además de esto, «rellenar tos espacios perdidos en el desarrollo acelerado de estos años, preocupándose por la dignificación del entorno humano», es la tarea del nuevo equipa de la Vivienda. «Dotar a España de las disposiciones legales que los municipios precisan para una mayor vitalidad», es uno de los objetivos de Gobernación.

COMERCIO:

1 «Limitar la discrecionalidad administrativa a lo indispensable»

«Aspiramos a limitar el ejercicio de la discrecionalidad administrativa a su ámbito indispensable», dijo el nuevo subsecretario de Comercio, don Federico Trénor y Trénor, en el acto de toma de posesión de su cargo, celebrado ayer a mediodía en la sede del Ministerio.

En el acto se encontraban presentes el ministro de Trabajo y el de Comercio, acompañados por el secretario general de la Organización Sindical, presidente del Consejo Superior de Cámaras de España, altos funcionarios del Departamento y otras personalidades.

El ministro de Comercio, don Agustín Cotorruelo, tomó el juramento de su cargo al nuevo subsecretario, asi como al nuevo secretario general de la Comisaría de Abastecimientos y Transportes, señor Martínez Jenique, y al director técnico de recursos y distribución de este organismo, señor Sánchez Molina.

El subsecretario saliente, don Nemesio Fernándezn-Cuesta, pronunció unas breves palabras para señalar que, a pesar de los años de trabajo y tensión permanente, había pasado en aquella casa los mejores años de su vida.

«Salgo —dijo— reafirmado en mis lealtades incondicionales al Jefe del Estado, al Príncipe de España, al Presidente y al vicepresidente del Gobierno. Agradezca a Enrique Fontana Codina la deferencia que tuvo al nombrarme, como también agradezco a Agustín Cotorruelo todo lo que desde su puesto anterior hizo por esta casa.»

El señor Fernández-Cuesta dedicó un adiós especial al Cuerpo de Técnicos Comerciales del Estado.

Contestó el nuevo subsecretario con un breve discurso, en el que dijo que el señor Fernández - Cuesta seguirá estando presente con su consejo y el magisterio de su bien cortada ploma. Señaló que en su misión aspira a potenciar al máximo los medios personales y materiales necesarios para tina acción administrativa eficaz, medíante una concepción dinámica y flexible de la coordinación de funciones y competencias sometida, en la medida de lo posible, a los fines de objetivación y racionalización.

«Uno de los elementos Indispensables de este proceso —afirmó— es la integración decios sectores interesados en las tareas de formular decisiones y proceder a la ejecución de las mismas, fortaleciendo los cauces de información y participación.»

Dijo más adelante que tenia la ambición y la ilusión de dotar a este quehacer de una inequívoca significación social, considerando al hombre como el centro y la meta de todos los proyectos y actuaciones, promoviendo las medidas necesarias, dentro de su esfera, para logra: la adecuada participación en el crecimiento económico.

Cerró el acto el ministro de Comercio, señor Cotorruelo, quien se refirió al señor Fernández -Cuesta para decir que había dejada una huella imborrable de su paso por este Departamento.

Agradeció al subsecretario saliente las cordiales relaciones que había mantenido con él y dijo que esperaba que continuara la colaboración en el futuro.

En cuanto al nuevo titular de la Subsecretaría, señor Trénor y Trénor, el ministro señaló que era servidor de una doble vocación: el derecho y la vida. Destacó que, como abogado del Estado y letrado de las Cortes Españolas, había obtenido el número uno en las promociones para ingresar en estos Cuerpos.

GOBERNACIÓN:

«Las disposiciones legales que los municipios precisan para una mayor vitalidad»

A primera hora de la tarde de ayer tuvo lugar la toma de posesión del nuevo subsecretario del Ministerio de la Gobernación, don Luis Rodríguez de Miguel, y los dilectores genera tes de Política Interior y Asistencia Social, don Antonio del Valle, y de Administración Local, don Antonio Carro.

Asistieron al acto los ministros de Comercio e Información y Turismo; el fiscal del Tribunal Supremo, señor Herrero Tejedor; el vicesecretario general del Movimiento, señor Valdés Larrañaga, y el vicepresidente de las Cortes, conde de Mayalde, entre otras personalidades.

El subsecretario don Antonio Rueda, en nombre de los salientes, pronunció unas palabras en las que puso de relieve su dilatado servicio a lo largo de 10.112 jornadas de vida política. «Doy gracias a Dios —dijo—, que me ha permitido llegar a este momento en que no tengo que arrepentirme de ninguna decisión, ni avergonzarme de claudicaciones, ofensas deliberadas ni venganzas, en que estoy naturalmente descontento de mí labor, que hubiera querido todavía, más provechosa, pero en que, al darte cuenta de la administración de los talentos que me concedió, me tranquiliza pensar que no me presento con las manos vacías.»

Seguidamente el subsecretario entrante, don Luis Rodríguez de Miguel, en nombre propio y en el de los nuevos directores generales, agradeció la confianza que en él se depositaba de nuevo, ya que durante trece años fue subsecretario del Ministerio, con don Blas Pérez y don Camilo Alonso Vega, cuya figura evocó, definiéndolo como paternal jefe y amigo». Trazó una cordial semblanza de los titulares de los cargos salientes y mostró su adhesión al Jefe del Estado, al Príncipe de España y al Presidente del Gobierno.

Finalmente, el ministro de la Gobernación, don Carlos Arias Navarro, cerró el acto, con unas breves palabras, en las que expuso la talla y la valía de los hombres que acceden al mando y agradeció a los cesantes su trabajo que «a lo largo de los años han participado en el noble y ambicioso propósito de dotar a España de unos servicios eficaces y modernos y de las disposiciones legales que los Municipios precisan para una mayor vitalidad.

TRABAJO:

«Acentuar el sentido social de la política laboral»

«Estamos dispuestos a poner lo mejor de nuestra vida en él enajeno por cumplir todo cuanto hemos jurado hoy», dijo en la toma de posesión el nuevo subsecretario de Trabajos, señor Toro Ortí.

Bajo la presidencia de los ministros de Trabajo, Vivienda y Relaciones Sindicales, se celebró a primeras horas de la tarde en el galán de actos del Ministerio de Trabajo la ceremonia de toma de posesión del nuevo subsecretario del Departamento, don Vicente Toro Ortí, y de los directores generales de Trabajo y del Instituto Español de Emigración, don Rafael Martínez Emperador y don Fernando Suárez González, respectivamente.

El nuevo subsecretario elogió la labor desarrollada por el titular del Departamento en los tres últimos anos y sus cualidades humanas, así como las de su predecesor en el cargo, señor Utrera Molina, actual ministro de la Vivienda, y dirigiéndose al señor De la fuente le rogó que reafirmase, en nombre de todos, su voluntad de servicio ante el Jefe del Estado, el Principe y el Presidente del Gobierno. De igual forma, agradeció todo e] apoyo recibido de las personas con las que ha trabajado y terminó expresando su deseo de colaborar en la tarea de lograr cada día una España, más justa y más libre.

A continuación tomó la palabra el nuevo ministro de la Vivienda, quien puso de relieve la emoción y la gratitud que sentía hacia el titular del Ministerio de Trabajo y hacia todos sus colaboradores por la ayuda que le habían proporcionado en el desempeño de su gestión como subsecretario de Trabajo. Afirmó que en estos años Dios le había producido la satisfacción de servir a unos ideales irrenunciables, sin desmayar en ningún momento en la pasión de servicio que sentía en pro de la justicia del pueblo español. «Preferiría morir —concluyó el señor utrera Molina— antes fine defraudar a quienes han depositado en mí su confianza.»

Cerró el acto el ministro de Trabajo, don Licinio de la Fuente, con un discurso en el que señaló que se inicia ahora una nueva etapa del Ministerio de Trabajo a la que se incorporan unos hombres que vienen a continuar con redoblado entusiasmo el servicio a la política social.

«Se pone en marcha ahora —prosiguió el señor De la Fuente— una tarea de equipo a nivel de Gobierno!, enmarcada en objetivos políticos de gran trascendencia para la plena, efectividad de nuestras instituciones.» «La atribución al almirante Carrero de las funciones de Presidencia del Gobierno, con tan serena firmeza y tan magistral acierto ejercidas por Francisco Franco a lo largo de los treinta y siete años de la más fecunda paz que conoce nuestra agitada historia, debe inspirarnos a la vez gratitud y reconocimiento, confianza, seguridad y esperanza. Se desprenden estos sentimientos al reconocer la grandeza y acierto de una decisión que acreditan una vez más en el Caudillo de España no sólo un estadista excepcional, sino un hombre entregado por completo a lo que interesa y conviene a su pueblo en cada momento. El hecho de que las funciones de Gobierno hayan sido encomendadas a una persona excepcionalmente preparada para ello, unida al Jefe del Estado, como su más íntimo y dilatado colaborador en estos años evidencian tal acierto. Las previsiones de la Ley Orgánica no han podido poner se, pues, en marcha con mayor tino y probabilidades de éxito, al que trataremos de contribuir con toda la ilusión de nuestra alma y con toda la voluntad de nuestro corazón.»

Por último, el señor De la Fuente dijo: «Somos parte de un Gobierno que quiere hacer de los objetivos sociales signo definidor y tenemos que avanzar unidos estrechamente en una tarea conjunta, sin olvidar los otros aspectos de la acción general. En esta, tarea nos corresponde acentuar el sentido social de la política laboral can imaginación prospectiva, serena prudencia y exigencia, acuciante, dentro del marco de posibilidades efectivas Se las realidades en las que se desenvuelve nuestra acción, hacia crecientes horizontes de justicia social, de libertad humana y bienestar para todos. »

VIVIENDA :

«Rellenar los espacios perdidos en el desarrollo acelerado»

El ministro de la Vivienda, señor Utrera Molina, dijo en la toma de posesión de los nuevos altos cargos del Departamento que «nuestras procedencias y nuestras lealtades aclaran de antemano el signo de nuestro compromiso político, que ha de caracterizarse por acentuar el dinamismo de una justicia social que si bien ha alcanzado en buena parte importantes niveles, tiene que preocuparse ahora de rellenar los espacios perdidos en el desarrollo acelerado de estos años y, logrando lo indispensable, preocuparse por 2a dignificación del entorno humano».

Agregó el señor Utrera que «debajo del techo que define la vivienda queremos no sólo un nombre, una familia y un hogar, y fuera de ella no un medio hostil y agresivo, sino espacios donde se respeten los valores esenciales del hombre en un clima de concordia unitiva».

Al acto asistieron los ministros de Trabajo, señor De Ja Puente, y de Relaciones Sindicales, señor García-Ramal, así como los altos funcionarios del Departamento, los cargos cesantes y los nuevos mandos del mismo: señores García y Rodríguez-Acosta, subsecretario; Dancausa de Miguel, director general de la Vivienda, y Moreno Palau, delegado del Gobierno en el Área Metropolitana de Madrid, quienes sustituyen a los señores De Leyva, Eyries y Doblado Claverie, respectivamente.

Tras prestar juramento de sus cargos, pronunciaron un breve parlamento los subsecretarios saliente y entrante. El primero recordó su etapa de trábalo en la Administración, y el segundo, los puestos que ocupó con los ministros señores Solía, Alonso Vega, Fraga y De la Fuente, así como su propósito de hacer honor y realidad el ideario falangista que le guia.

Por su parte, el ministro, que cerró el acto, anunció a sus colaboradores no horas risueñas y plácidas, sino jornadas duras, apretadas y ansiosas, «un horizonte de fatiga y de esfuerzo donde, desde luego, no estará ausente la alegría de servir a nuestro pueblo, que no tiene derecho a que le defraudemos». «Que Dios nos ayude —dijo luego— para que nuestras palabras sean cortas y nuestras acciones largas y fecundas, y que El nos dé suerte en la medida que nosotros, por España, seamos capaces de conquistarla y también de merecerla.»

El ministro de la Vivienda subrayó la «realidad humana de cuantos han colaborado afanosamente con Vicente Mortes en esta etapa llena de dignidad y de enérgico esfuezo», y tuvo luego palabras de elogio para todos ellos, y en primer término para el subsecretario saliente.

Seguidamente glosó la personalidad de los nuevos altos cargos del Departamento.

TOMAS DE POSESIÓN

EDUCACIÓN Y CIENCIA:

5

«Tenemos que estar siempre con la maleta preparada»

El consejo dado por el ministro de Educación y Ciencia a los nuevos cargos, a quienes dio posesión a mediodía, ha sido que «trabajen como si fueran a estar siempre en el Ministerio, al tiempo que tenemos que estar siempre con la maleta preparada para sí nos tuviéramos que ir mañana mismo». Don Julio Rodríguez ha dado la enhorabuena también a los que cesaban, «porque gracias a ellos la enseñanza ha dado en España un paso de gigante». «La tarea que nos espera es ingente, y trataremos si no de superar la labor del antiguo equipo, sí de continuarla.»

En nombre de los cesados pronunció unas palabras el ex secretario general técnico, don Pedro Aragoneses, quien expresó la lealtad al Jefe del Estado y al Principe. Habló de la te puesta en la tarea llevada a cabo en los cinco años de gestión del señor Villar Palasí, «quien con la ley general de Educación ha dejado tina huella profunda en la historia de nuestro régimen». «Ha puesto a España en pie tras la enseñanza general básica, se ha conseguido que más del noventa por ciento de los niños españoles reciban enseñanza y ha colocado al Ministerio en el primer lugar en cuanto a presupuestos de los Departamentos.» Subrayó la «serenidad, nobleza y comprensión» del ex ministro, así como sus dotes intelectuales y su humildad, para acabar expresando su esperanza en la tarea del nuevo equipo al «laborar por España en los españoles».

El secretario general técnico entrante, don José Luis García Garrido, manifestó la adhesión «al Jefe del Estado y al ¡Príncipe, en quien tantas esperanzas hemos depositado los españoles». Se refirió al «campo de cuajadas realidades y prometedoras esperanzas que se abren ante nosotros» y al deseo e Ilusión de hacer realidad la extensión cualitativa y cuantitativa de la enseñanza, la de impulsar la labor de las instituciones privadas, la de abrir la Universidad, en paz y orden, a cuantos tengan capacidad y pongan tenacidad en su trabajo, y la de contar con el apoyo de los medios de comunicación y la sociedad misma.

En el acto se hallaba presente el subsecretario, señor Mendizábal, quien tomó juramento a los nuevos cargos, señor García Garrido, secretario general técnico; señor Sancho Rof, director general de Formación Profesional y Extensión Educativa; señor Giménez Mellado, director general de Ordenación Educativa; señor De Juan Abad, director general de Personal, y señor Saralegui Platero, director general de Programación en Inversiones. El acto se celebró en el salón Goya del Ministerio, con asistencia de unos doscientos funcionarios del mismo.

 

< Volver