El proyecto sindical, en tres frentes. Enmiendas de Goñi, Zubiaur y Escudero. 
 Más urgente que una ley sindical son unos buenos sindicatos     
 
 Madrid.     Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Más urgente que una ley Sindical son unos buenos Sindicatos

PAMPLONA.—Los procuradores en Cortes de representación familiar por Navarra, señores Goñi y Zubiaur y por Guipúzcoa señor García Escudero, han hecho unas declaraciones conjuntas al diarlo "El Pensamiento Navarro", de Pamplona, relativas al proyecto de ley Sindical.

En contestación a las últimas manifestaciones hechas por el ministro sin cartera y delegado nacional de Sindicatos, señor García del Ramal, que afirmaba que las enmiendas a la totalidad del proyecto de ley eran un error, el procurador señor Zubiaur ha manifestado que lo que es un error es el proyecto. "Estoy completamente de acuerdo —afiade el señor Zubiaur—en la Importancia de hacer una ley Sindical, pero es más importante todavía hacer una buena ley Sindical."

Por su parta, el procurador aeñor Goñi manifiesta que hay dos caminos: la devolución del proyecto al Gobierno o modificar con enmiendas casi todos los artículos: "Nosotros Intenta-•remos ambos", dijo.

El señor García Escudero, sobre este tema, puntualiza: "Estimo que más interesante que

una ley Sindical son unos Sindicatos auténticos. Hay países en los que el intento de una ley Sindicaj no ha cuajado; en cambio, aun sin ley, poseen unos Sindicatos que han hecho eficazmente la labor correctora en el equilibrio de la renta, trabajo y capital. No obstante, admito la conveniencia de una ley Sindical."

A una pregunta sobre la verdadera razón de las enmiendas a la totalidad del proyecto, el señor Goñi indica: "El proyecto es fcisuficienb» en libertad, autonomía y represeiitativjdad y es terriblemente excesivo en encua-tiramientos y mando."

El señor Zubiaur declara, entre otras cosas, que la redacción del proyecto puede incidir en los principios de representatividad, autonomía y asociacionismo, que en el proyecto quedan malparados.

Disienten los procuradores aludidos de las manifestaciones hechas por el ministro sin cartera y delegado nacional de Sindicatos, según las cuales la ley Sindical cubría las recomendaciones de la Iglesia en lo que se refiere a autenticidad y representatividad, "Hubiéramos mantenido idéntica postura—explica el señor Zubiaur—, aunque no se hubiera producido la declaración episcopal. De todas formas, no alcanzo a ver en qué se basa el ministro para permitirse una seguridad tan categórica, máxime cuando, después de publicado el proyecto, todos los obispos catar lanes han hablado en sentido muy diferente al suyo."

 

< Volver