Autor: F. Y.. 
 El proyecto de ley sindical, en cinco frentes. Circulo de estudios de Prblemas Contemporáneos. 
 El nuevo Gobierno podría retirarlo de las Cortes     
 
 Madrid.    07/11/1969.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Círculo de Estudios de Problemas Contemporáneos

El nuevo Gobierno piensa retirarlo de los Cortes

El mismo circulo que sirvió de tribuna al procurador Tarragona para anunciar su dimisión, el Centro de Estudios de Problemas Contemporáneos organizó ayer un coloquio en torno al proyecto de fa ley Sindical, en el que Intervinieron como ponentes los señores Iglesias Selgas, presidente del Sindicato Nacional de Enseñanza; González Páramo, profesor de Universidad, y Guillamón, director de "Más", revista de Hermandades de Trabajo.

"Como el proyecto de ley Sindical no cumple en modo alguno las aspiraciones de la clase trabajadora, considero que debe ser retirado de las Cortes por el Gobierno". Asi comenzó presentando el coloquio el presidente del Club, señor Gavilanes. La opinión, como más tarde se encargó de puntualizar un tanto airadamente un miembro de la Junta Directiva, no era más que una, manifestación personal, no corporativa del Círculo de Estudios. Y por lo que luego se vio, tampoco lo era de los tres ponentes. "Hay que aspirar a que las Cortes sean capaces de hacer un proyecto de Ley que satisfaga a iodos", argumento en favor de la no retirada el señor Iglesias Selgas. Por su parte, el señor González Páramo observó que la retirada del proyecto serla interpretada por la tradición parlamentaria como la inncesariedad de legislar sobre la materia. Y Guillamón apoyó la misma tesis diciendo que retirar el proyecto sería un paso negativo que retrasaría el desarrollo sindical

Sin embargo, los círculos for-mado´s a 7a saíítfíí del coloquiono eran, por lo general, de fa misma opinión. No parece un argumento de peso recurrir a una "tradición" como la invocada por el tenor González Páramo, ya que supone una interpretación muy parcial del artículo 52 del vigente Reglamento de las Cortes ("El Gobierno podrá retirar los proyectos de Ley, cualquiera que sea el estado de tramitación en que te hallen, hasta el momento en que se haya de dar cuenta al Pleno de las Cortes del dictamen de la Comisión o de su votación definitiva, cuando ésta fuere necesaria").

Si como ayer tarde se dijo desde la mesa de los ponentes un 95 por 100 de los trabajadores quiere un Sindicato independíente, si hay que hacer coexistir una línea político-jerárquica con otra espontánea e independiente, si ha de marcarse una "abso-luta separación entre trabajadores y empresarios", si la ley tiene que permitir las asociaciones sindicales de carácter voluntario, si la linea de mando debe reducirse, funcionalmente, a presidir comités paritarios V oíros tantas exigencias consideradas por los

ponentes como puntos básicos de la futura ley Sindical; si todo Mto tiene que hacerlo la Comisión de Presidencia y Leyes Fundamentales de las Cortes, el proyecto de ley presentado por el anterior Gobierno seria modificado sustancialmente.

y este caso está contemplado también por el Reglamento de las Cortes, én el articulo 48: "Cuando el acuerdo de la Comi-sión, a juicio del Gobierno, modifique substanclalmente el pro-

El señor Iglesias Selgas durante su Intervención. En el centro, dos

Antonio Gavilanes, y a su izquierda, los señores González Páramo y

Guillamón. (Foto Europa Press.)

yecto de ley, quedará convertida en proposición de ley y seguirá los trámites señalados para las mismas." Es decir, que tendría qué ser aprobada su admisión por la Comisión Permanente, abierto un plazo de enmiendas, etcétera.

Por eUo no puede calificarse d; rumores con turbios propoíi-íos, como ayer se hizo, lo» que circulan en este sentido. No tíf-nen ningún fundamento r«H, pero están basados en la mecánica propia del palacio de U Carrera de San Jeronlmor-f. f.

 

< Volver