Autor: Castilla Alcolano, Amelia. 
 Las asociaciones de vecinos. 
 En entredicho     
 
 Arriba.    29/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Las asociaciones de vecinos

EN ENTREDICHO

Manuel Chicharro, ex miembro de la Federación, manifestó que han sido manipuladas por los

partidos

Julián Rebollo (PCE): «A partir de ahora se irán formando organizaciones de masas

independientes de los partidos» José Molina (ORT): «El movimiento ciudadano no está en

crisis»

La Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos, y las Asociaciones, han recibido un

golpe inesperado. El que fue miembro de los dos organismos, Manuel M. Chicharro, expresó en

un diario de la mañana declaraciones como esta: «Los objetivos de los partidos a conseguir a

través de las Asociaciones ,eran los siguientes: hacer crecer el partido, controlar la Asociación,

fomentar la lucha contra la dictadura, no dejar que otros controlasen la Asociación... y arreglar

tos problemas del barrio.» La Federación, en estas declaraciones, no resultaba más

beneficiada, viéndose acusada de funcionamiento burocrático y de estar a muchas leguas de

los vecinos. Por último se presenta a los partidos de izquierda como responsables de la

degradación de las Asociaciones.

Como dice Manuel M. Chicharro, que los más implantados y los que llevan la batuta son el PCE

y la ORT, a ellos nos hemos dirigido, para tratar de equilibrar opiniones.

JULIÁN REBOLLO (PCE)

—¿se señor se plantea unos juicios de valor que son muy subjetivos, y, por eso, muy relativos.

Hay que tener en cuenta que el movimiento ciudadana es relativamente ¡oven, y se ha visto

rodeado de situaciones rnuy difíciles, como la casi clandestinidad y la falta de locales. Tras la

nueva situación que ha traído la democracia, tendrá que ir cambiando. Es ahora, y a partir de

esta situación, cuando en tas asociaciones irá surgiendo una mayor participación y se irán

formando organizaciones de masas, totalmente independientes de los partidos.

En su artículo, Manuel Chicharro ofrece como salida para las Asociaciones, su destrucción,

para que así algún día resurjan con píes y cabeza. Eso me parece muy propio del antiguo

régimen. Algo así como se hunde el mundo y nosotros lo edificamos, el PCE quiere edificar y

construir sobre la marcha, sin destruir nada; en concreto, en las Asociaciones de Vecinos

pensamos que deben ser organismos autónomos y de masa y no la correa de transmisión de

un partido.

JOSÉ MOLINA (ORT)

—Me parece que la actitud de Manuel Chicharro es inhibicionista, crítica, y muy poco ecuánime

al pretender que las Asociaciones se cierren, y «borrón y cuenta nueva», resurgiendo después

como el Ave Fénix. Su actitud no se hace desde el movimiento ciudadano, sino desde la

espantada. Los datos sobre la participación de los vecinos, son falsos y no corresponden a la

realidad en ningún caso. En las Asociaciones, de un tiempo a esta parte, está sucediendo lo

contrario, tenemos más gente de lo que parece, y, lógicamente, existen los problemas entre los

partidos, al igual que existen en todos los organismos que tienen una proyección política. El

movimiento ciudadano no está en crisis; sí sus formas de coordinación, como representación

de determinados Intereses.

Lo cierto es que los vecinos, «vecinos», que están dentro de estas Asociaciones se mueven

bajo Ideales puramente ciudadanos, buscando una solución mejor para su barrio, dirán la últi-

ma palabra sobre el futuro de las Asociaciones.

Amelia CASTILLA

 

< Volver