Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
   Triunfó la tesis de los procuradores sindicalistas  :   
 La prioridad de los sindicatos, proclamada en el frontispicio del artículo segundo de la ley Sindical. 
 ABC.    31/10/1970.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

TRIUNFO LA TESIS DE LOS PROCURADORES SINDICALISTAS

La prioridad de los Sindicatos, proclamada en el frontispicio del artículo

segundo de la ley Sindical

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Pérez Fernández.} La sesión de ayer, en la Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno, puede calmearse de realmente provechosa. Si se tiene en cuenta que fueron necesarias cuatro sesiones para aprobar el articulo ,primero del proyecto de ley Sindical y dos más para considerar el artículo segundo, resulta gratamente sorprendente que ayer, con sólo dos horas ti media de debate, fueran aprobados dos artículos.

Claro está que el segundo había quedado ya listo para la votación, al cabo de casi diez horas de intervenciones, durante las jornadas del miércoles y del jueves. Sólo así fue posible que ayer, inmediatamente después de que el presidente de la Comisión, don Joaquín Bau, declarara abierta la última sesión de esta semana—a las cinco y cinco de la tarde—la Ponencia, nue-mente representada por el señor Iglesias Sellas, tomara la palabra para dar a conocer el nuevo texto elaborado después de reconsiderar toda la serie de enmiendas Insistentemente formuladas por numerosos procuradores, encaminadas, en su mayoría, a conseguir que en el texto se dejara claramente expresada la prioridad del Sindicato, en la estructura de la Organización Sindical.

Como la Ponencia, con la nueva redacción, dejata satisfechos a numerosos enmendantes, éstos exteriorizaron su complacencia acogiendo la lectura con un cálido aplauso.

Pero no hubo unanimidad. El señor Sanz Orrio no estaba conforme con la nueva fórmula—publicamos los textos aprobados al final de esta información—y trató "".e explicar por qué. Don Joaquín Bau, que es un presidente extraordinariamente amable, pero inflexible cuando ha tomado una decisión, no le concedió la palabra, considerando que ya en la sesión anterior bahía manifestado claramente que el debate quedaba definitivamente cerrado. No cabía más que una posibilidad: votar. Y el resultado fue concluyen*». Cerca de treinta votos a favor del texto de la Ponencia —nos agradaría que el secretario de la Comisión informara claramente de los recuentos—y un solo voto en contra, el del señor Sanz Orrio, que, además, solicitó la comprobación del quorum. El presidente le recordó que, de acuerdo con el Reglamento, la existencia de quorum debe invocarse antes de las votaciones.

APROBADO EL ARTICULO TERCERO

La Ponencia, que está dando pruebas de una clarísima sensibilidad receptiva, había captado ya anticipadamente—a través de los debates anteriores—algunas matizacio-nes relacionadas con la redacción del artículo tercero. Para facilitar la labor de la Comisión comenzó por adelantar las modificaciones que de entrada, introducía en su propio texto inicial, Incluida la supresión del apartado tercero, relativo a la Administración y los Servicios Sindicales.

Aun -así, los debates se prolongaron durante hora y veinte minutos. Las intervenciones pasaron de veinte.

Las más sobresalientes pueden resumirse así: Que se definan en este artículo los Sindicatos, de acuerdo con la Declaración XIII del Fuero del Trabajo (señores Sanz Orrio y Maíz); que si es posible la redacción se ponga de acuerdo con las recomendaciones de la O. I. T., "que nos puede ayudar a nosotros también" (doctor Cantero Cuadrado, inte´ rrumpido por algunos procuradores con voces de "¡No¡Nada!")´, que las elecciones no sean sólo libres, sino también directas (señor Escudero Rueda); que la palabra "delegados?, recogida en un lugar del texto, se sustituyera por "representantes" (señor Lamo de Espinosa); que la¡ tradicionales Secciones Sociales y Económicas no se cambien por Uniones (señor (Fugardo Sanz); que se respeten, en cuanto sea posible, los criterios de los organismos internacionales (señor Palomares).

La Ponencia deliberó durante media hora. Introdujo nuevas modificaciones en su texto. Aclaró, por boca del señor Herrero Tejedor, que decir elecciones libres no quiere decir que no haya, allí donde deba haberlas, elecciones directas sino que hay otras que no pueden serlo, debido a las estructuras orgánicas. A las siete y cuarenta minutos el presidente sometió el texto final del artículo tercero a votación. Tampoco se informó exactamente del resultado, pero pudimos contar unos veintiocho votos a favor. El señor Sanz Orrio volvió a votar en contra, Acto seguido se levantó la sesión.

LOS TEXTOS APROBADOS

AI finalizar la segunda semana de debates en torno al proyecto de ley Sindical, los textos aprobados son los siguientes:

"Título primero. Disposiciones generales. Capítulo primero. Principios del sindicalismo español.

Artículo primero. 1. Los españoles, en cuanto participan en el trabajo y la producción, constituyen la Organización Sindical.

2. La Organización Sindical, que forma parte del orden institucional definido en las Leyes Fundamentales, tiene como misión esencial contribuir, de acuerdo con los principios del Movimiento Nacional, a la transformación y des»-arrollo del sistema socioeconómico, al progreso de la comunidad nacional, con. forme a las exigencias de la justicia social, mediante el cumplimiento de los siguientes fines:

Primero. La representación exclusiva y la defensa y promoción de los intereses profesionales de los empresarios, técnicos y trabajadores, en cuanto participan en el trabajo y la producción.

Segundo. La participación de los sindicados en las gestión, responsablidad y resultados de las actividades sindicales y, a través de los Sindicatos, en las tareas comunitarias de la vida política f social, sirviendo de cauce, con arreglo a las leyes T disposiciones correspondientes, a la actuación de los empresarios, técnicos y trabajadores:

a) En las instituciones públicas representativas.

b) En el estudio y propuesta de loa objetivos de la política social, cultural y económica, colaborando en la realización de los mismos.

c) En los órganos de la Administración encargados del estudio y formulación de los planes y programas de desarrollo económico y social, así como en la vigilancia de su ejecución.

d) En los demás órganos consultivos y de gestión, con representación social.

Tercero. El fortalecimiento de la libre y justa convivencia entre cuantos participan en el proceso productivo, integrados en la comunidad nacional.

Artículo segundo. La Organización Sindical española está integrada por los Sindicatos, constituidos por ramas de actividad. En orden a su naturaleza se estructura en:

— Organizaciones profesionales.

— Organismos de composición y de coordinación.

La Organización Sindical dispondrá de los servicios sindicales necesarios y de su propia administración.

Artículo tercero. 1. Son organizar ciones profesionales las Uniones y Consejos que tengan por objeto la representación, defensa y fomento de los intereses de quienes los componen y las Asociaciones y Agrupaciones de empresarios, técnicos y trabajadores que en aquéllas se integran. Se regirán, en todos sus grados, por representantes libremente elegidos y tendrán reconocida la libertad de reunión, de expresión y de acción dentro de los límites legales y estatutarios.

2. Son órganos de composición y coordinación, las entidades que asumen funciones de armonización de los Intereses de las organizaciones profesionales r representan los de carácter común. En su gestión participarán los trabajadores, técnicos y empresarios a través de sus representantes libremente elegidos. El grado de autogobierno de cada organismo se regulará por la ley, los Estatutos y Reglamentos respectivos."

 

< Volver