Por encima de los sindicatos está la sociedad y el Estado  :   
 Enmiendas sobre los cuatro primeros artículos del proyecto de ley Sindical. 
 Ya.    11/01/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

POR ENCIMA DE LOS SINDICATOS ESTA LA SOCIEDAD Y ELí ESTADO ENMIENDAS SOBRE LOS CUATRO PRIMEROS ARTÍCULOS DEL PROYECTO DE LEY SINDICAL

Han sido presentadas por el arzobispo de Zaragoza, monseñor Cantero, procurador en Cortes y consejero del Reino.

"Corremos el riesgo de un totalitarismo sindical, de un Estado sindicalista dentro del propio Estado"

MADRID, 10. (Logos.)

Las enmiendas al proyecto de ley Sindical presentadas por el procurador y consejero del Reino monseñor don Pedro Cantero Cuadrado, arzobispo de Zaragoza, se ciñen a los cuatro primeros artículos del proyecto. El propio ministro de Sindicatos declaró no hace mucho a loa directores de los medios informativos que "las enmiendas del doctor Cantero Cuadrado podrían acogerse, pero teniendo «n cuenta que la interpretación de la Iglesia en lo temporal no tiene carácter exclusivo".

La enmienda más sustantiva del doctor Cantero se concreta en el artículo segundo cuando se refiera a la misión del sindicalismo". Propone esta enmienda a su redacción:

"El sindicalismo español tiene una doble misión esencial: a) Defender y promover los intereses laborales y profesionales de los españoles en cuanto participan en el trabajo y en la producción, y b) Ser el cauce de expresión, coordinación y representación de sus intereses profesionales y económicos para el cumplimiento de los fines de la comunidad nacional, conforme a los imperativos de la justicia social."

RAZONES DE LA ENMIENDA

En cuanto a la misión primera, por las siguientes razones:

Primera.—La misión principal y el objetivo específico de todo sindicalismo y de toda organización sindical es la defensa y promoción d.e los ínteres laborales y profesionales de sus sindicados.

Segunda.—No admitir en el orden de los principios y no concretar en la ley esta misión y esta objetivo podría ocasionar las gl-guientes consecuencias:

A) El riesgo de marginar al sindicalismo español da las corrientes unánimes de pensamiento y de acción del sindicalismo mundial.

B) El riesgo de que el sindicalismo español sea considerado en las áreas nacionales e Internacionales como un subproducto o un sucedáneo instrumental de la política económica y social del Estado.

En cuanto a la misión segunda, por estas razones:

Primer». — Hemos de procurar no minimizar ni desorbitar en el texto de la ley la misión, fines, competencia y funciones del sindicalismo español. No ae trata de una ley encaminada a acrecentar o disminuir la misión, los fines, competencias, funciones y poderes del sindicalismo español o de sus dirigentes, sino de darles un cauca jurídico y un encuadre adecuados en la sociedad y en el Estado, de rango legal, capaces de evitar los extremos de una presión desmesurada del Estado sobre el sindicalismo español y de una presión del sindicalismo español sobre el Estado.

Es comiprensible, natural y legitimo que el Estado vele por la se-guridard política, económica y social de la nación, que podrían llegar a ser amenazadas por el poderío ein límites del sindicalismo, pero ello no exige que el sindicalismo español sea y aparezca como un instrumento al servicio de la política estatal; las riendas y mecanismo® de la soberanía nacional no pueden ni deben estar en las manos de la Organización Sindicad. Ello traería un totalitarismo sindical. Por encima de loe sindicatos está la. sociedad y el Estado, y ni el Estado ni la sociedad pueden permitir un control total de la vida del -país en manos de la Organización Sindical.

Segunda.—Hemos de tener en cuenta la situación legal privilegiada de ja Organización Sindical española en el plano político —constitucional e institucional— del Estado y organismos públicos. Esta situación es una realidad, reconocida por el mismo grupo de estudios de la O. I. T. en s>u informe sobre la situación laboral y sindical de España. Esta situación privilegiada ha de condicionar todas l´as disposiciones de loe títu-loa I y II del proyecto de ley y, por tanto, la misión misma asignada al glndicaitemo español.

En cuanto al artículo tercero, «1 doctor Cantero se opone a que la Organización Sindical represente "con carácter exclusivo" todos los intereses profesionales, tanto sociales y económicos, derivados del trabajo y de la producción, ya que ello "excedería de la competencia del sindicalismo español. qu« es una de las fuerzas reguladoras y representativas, pero no la única, dentro del Estado y de la sociedad española".

 

< Volver