Intenso debate en torno a la sindicación de los funcionarios  :   
 El tema fue aplazado, aunque se aprobó la integración del personal de empresas públicas. 
 ABC.    12/11/1970.  Página: 41-42. Páginas: 2. Párrafos: 29. 

CORTES ESPAÑOLAS

INTENSO DEBATE EN TORNO A LA SINDICACIÓN DE LOS FUNCIONARIOS

El tema fue aplazado, aunque se aprobó la integración del personal de empresas públicas

Con motivo del artículo sexto del proyecto de ley Sindical, la Comisión de Leyes Fundamentales de _las Cortes debatió ayer un tema de gran importancia para la vida nacional: la sindicación de los funcionarios públicos.

El señor Peña Urmaneta fue el primer orador en referirse a esta cuestión. Solicitó la importación de los funcionarios públicos a la Organización Sindical, en razón de su condición de trabajadores por cuenta ajena.

En nombre de la Ponencia, el señor Zu-rrón-Rodriguez manifestó que no era éste el momento oportuno para abordar este problema de tan capital importancia.

APLAZAMIENTO DEL TEMA

Sobre el tema se registraron numerosas intervenciones. He aquí algunas de las propuestas formuladas:

Señor Planelles: En otras legislaciones extranjeras los funcionarios tienen reconocido el derecho de sindicación. Es de estricta justicia arbitrar una fórmula de integración de este personal, en la Organización Sindical.

Señor Pedresa Latas: Procede reconocer a los funcionarios públicos el derecho a la sindicación. Sería lamentable si así no se hiciese. En virtud del principio de generalidad, aprobado en el artículo cuarto, el derecho de sindicación se extiende a todos los trabajadores, sin discriminación alguna.

Señor Villegas Girón: No es el momento oportuno de discutir el problema.

Don Pedro Nieto Antúnez: Funcionarios son también los militares y sería gravísima su sindicación.

Señor Esperabe de Arteaga: La promulgación del estatuto de funcionarios públicos incurrió en contrafuero. No hubiese sucedido esta anomalía si los funcionarios públicos gozaran del derecho de sindicación para la defensa de sus intereses peculiares.

Señor Fuero Alyarez: El tema suscitado exige tanta reflexión y responsabilidad que es obligado su planteamiento, aunque no debería afrontarse sin más preparación la votación sobre este punto.

Señor Merino García: El derecho de sindicación de los funcionarios públicos puede ser regulada por una ley especial.

En nombre de la Ponencia, el señor Zurrón Rodríguez manifestó que el tema debatido requería reflexión y ponderación. El problema—dijo—no pasó Inadvertido a la Ponencia. Sugirió en definitiva aplazar la discusión hasta otro momento. El señor Peña Urmaneta solicitó que se aclarase con ocasión de con qué artículo se abriría de nuevo la discusión.

Otro tema planteado por los señores Lamo de Espinosa y Planelles. fue la sindicación de los trabajadores emigrados y d« los trabajadores extranjeros en España. L« Ponencia. y en so nombre el señor Herrero Tejedor. manifestó trae no existía medio de profundizar o decidir sobre la posible sindicación de loa funcionarios públicos.

EL ARTICULO SEXTO, APROBADO

El artículo sexto del proyecto de ley Sindical fue aprobado por unanimidad, conforme al texto del informe. Su redacción es la siguiente:

"Artículo 6.°: La integración a que se refiere el artículo anterior viene determinada:

a) Para los trabajadores y técnicos por cuenta ajena, por su incorporación a la empresa mediante una relación jurídico-laboral.

b) Para los trabajadores y técnicos míe se hallen en situación lefia! de desempleo, por sa inscripción en el correspondiente Registro sindical de colocación.

c) Para los empresarios, por el hecho de serlo, cualquiera que fuere la persona- física o jurídica titular de la empresa.

d) Para los trabajadores y los técnicos autónomos, artesanos y socios de cooperativas de los grupos sindicales de colonización o equiparados a ellos, por la actividad profesional aue realicen."

LA SINDICACIÓN DE EMPLEADOS DE EMPRESAS NACIONALIZADAS

Se entró a continuación en el examen del artículo séptimo. El debate versó sobre materias de clarificación, mediante la supresión o sustitución de determinados términos. Los señores Villegas Girón, Merino García y Solís Ruiz (don José) solicitaron la sindicación de trabajadores y empresarios al servicio de empresas nacionalizadas. El Estado—dijo el señor Solís Ruiz—es el primero que (íebe dar ejemplo.

A continuación, don Adolfo Díaz Amb roña y don Raimundo Fernández Cuesta se manifestaron en contra de la sindicación de los funcionarios públicos.

Don José Solís Ruiz, de nuevo, manifestó que, efectivamente, existía recelo de que no se dictasen las normas correspondientes para la sindicación de trabajadores de empresas públicas, puesto que desde hacía treinta años no se habían dictado, a pesar de la promesa formal d« efectuarlo.

No obstante, el señor Díaz Ambrona defendió que la integración de trabajadores V empresarios de empresas públicas habría de ser diferente de la realizada en entidades privadas o mixtas.

La Ponencia, en principio, aceptó una redacción propuesta por el señor Villegas Girón y luego volvió a su informe, aunque li« íberamente modificado.

APARTADO PRIMERO DELARTICULO SÉPTIMO

El apartado primero del artículo séptimo se aprobó por unanimidad. Su redacción es la siguiente:

"Artículo 7.´ \.-En todas ka empresas públicas, privadas o mixtea, qut tengan por objeto la realización de w» obra, explotación, industria, servicio, tu* ffocio o actividad, se verificará !• áttc graden de los empresarios, técnicos y trabajadores prevista en los dos artículos anteriores."

En el apartado segundo del citado artículo volvió a surgir el problema de la sindicación de los funcionarios. £3 «señor Navarro López solicitó la integración d* IM funcionarios sindicales. £1 señor Arroyo y Arroyo manifestó que los funcionarios son trabajadores y que su sindicación repercutiría en una mayor Ilusión en el desempeño de sus funciones, Don Rafael Merino García se refirió en su enmienda * la sindicación del personal contratado, no fuacto-naiio. de la Administración Publica. Corporaciones locales, entidades y organismo» autónomos, Instituto Nacional de Previsión. Mutualidades y Organización Sindical.

La sindicación de este personal contratado—afirmó el señor Merino García— es absolutamente necesaria para la defensa de sus Intereses profesionales. Esta defensa es necesaria y urgente para evitar los abusos que en ocasiones numerosas se producen en las relaciones laborales con este personal. Denunció una práctica no ajustada a derecho, respecto a la contratación» Seguridad Social, derechos pasivos, antigüedad, etc. "Todo este personal—anadió— tiene la esperanza de ver solucionados calos problemas mediante su incorporación a la Organización Sindical." Destacó, por último, la gran labor realizada por los funcionarlos sindicales.

El señor Gómez CU solicitó la sindica» don del personal sanitario en todos sus nivele», encuadrado en el Instituto Nacional de Previsión, El señor Aguilar Sanabrla manifestó que el personal de Secretarla general cagaba la cuota sindical y, sin embargo, no e» bailaba sindicado.

Poco antes de las ocho y media de la noche el presidente de la Comisión, don Joaquín Bau, levantó la sesión, anunciando que se reanudaría hoy, a las cinco de la tarde.— Pyresa.

 

< Volver