Autor: Ysart, Federico. 
 Definición de Sindicato. 
 El ministro, en el horizonte     
 
 Madrid.    10/12/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CORTES

Definición del Sindicato

El ministro, en el horizonte

El ministro para las relaciones sindicales apareció ayer por vez primera en ei proyecto de ley qne desde hace mes y medio dictamina la Comisión de Leyes Fundaméntate*. En el articulo 23 se define su competencia para aprobar ios estatutos y reglamentos sobre los que habrá de ajustarse la organización interna de los Sindicatos.

Por aquello de no condicionar desde este momento la deliberación sobre el articulo 31, en el que se establece que el órgano de comunicación entre el Gobierno y la Organización Sindical ha de ser un

ministro, se suscitó una pequeña batalla dialéctica. Nada de vaguedades; la Ponencia no aceptó fórmulas como "serán aprobados por quien corresponda ", "por el presidente del Congreso Sindical", etcétera. El señor Iglesias Sel-gas argumento que la aprobación por parte del ministro responde a «ti estricto criterio técnico-jurídico: por una cuestión de legalidad.

Se oyeron voces entre determinados procuradores sindicales cada vez más altas, hasta que el ponente instrumentó el Ipnce oportuno: natur alia ente, este artículo queda aíprobado, aero en función de lo que en sd ÍJ£a determine la Comisión soe el -articulo 31.

A partir de este momento la Comisión fue una balsa de aceite, sólo removida cuando una liora más tarde otro grupo de procuradores sindícales intentó eludir d-e alguna forma el tema de las Asociaciones como vehículo de participación en las taireae comunitarias de la vida política., económica y social. Ees-pomüendo al ponente defensor del tema, don Fernando Suárez, un procurador desveló la raíz de la honda preocupación que en este sector han causado las tan comentadas Asociaciones. Dijo el señor Martínez Estenaga que cuando en la nueva redsuccióu de la declaración XIII del Fuero del Trabajo se introdujo a raíz de la Ley Orgánica la palabra. "Asociaciones", "creímos que se estaba refiriendo simplmiente a las Uniones; es decir, a dos Asociaciones obligatorias y únicas por Sindicato: una, de empresarios, y otra, de trabajadores"..

La. peculiar interpretación del precepto constitucional aclara por sí soia las dificultades que para el entendimiento de tas Asociaciones han mostrado tantos procuradores.

Que el Sindicato sea capas por sí mismo para aprobar los convenios colectivos de trabajo fue el último tema debatido. Lo defendían, varios procuradores sindicales también, siguiendo al señor Mala de aulueta, pero sin éxito. Triunfó la tesis mantenida en el informe de la Ponencia, dentro de la línea actualmente establecida por la vigente ley de Convenios colectivos. Según ello, al Sindicato «Ho le compete la negociación de los convenios y la vigüancia de su cumpliiniento.

Federico Ysart

 

< Volver