Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos. 
 Los estatutos, de nuevo, en el Gobierno Civil  :   
 Se espera que dentro de siete días se produzca su legalización. 
 Ya.    29/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos

Los estatutos, de nuevo, en el Gobierno Civil

Se espera que dentro de siete días se produzca su legalización

Pasado el mediodía de ayer, directivos de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos

entregaron los documentos requeridos para el reconocimiento y legalización de la citada Federación en el

registro central del Gobierno Civil de Madrid. Allí ha quedado, por tanto, una solicitud de los miembros

de esta entidad, un acta constitucional de la misma que recoge y enumera a todas las asociaciones de

vecinos que la integran, y también los estatutos—por triplicado—rectificados y que, en distintas

ocasiones, han sido negociados por los organismos competentes en la materia; es decir, Gobierno Civil,

Dirección General de Política Interior y Ministerio del Interior.

De otro lado, Antonio Villanueva, presidente de la Federación, ha manifestado que también ayer retiró el

recurso de contencioso administrativo presentado ante la Sala IV del Tribunal Supremo hace ahora

aproximadamente un año y que se refería a problemas de la entidad que actualmente preside, ya que ello

formaba parte—según sus palabras—de los «cuerdos a que ha llegado con los representantes de los

organismos oficiales. Sobre el tema de la legalización de la Federación Provincial—que se espera de aquí

a siete días—, el Gobierno Civil tendrá que elaborar un informe (se supone que favorable) y después se

dará curso a la Dirección General de Política Interior, que es, a fin de cuentas, el órgano a quien procede

la legalización. Antonio Villanueva —ahora como presidente de la Asociación de Vecinos de San

Blas-Simancas—también ha manifestado que se está elaborando una alternativa sobre materia de

ocupación de viviendas—muy de moda estos días—, que luego podría ser presentada al ministro

Garrigues Walker.

 

< Volver