Sin acuerdo en la negociación del covenio de comercio  :   
 "Los problemas del pequeño comerciante, muy distintos de los de los grandes almacenes", dice un portavoz de estos últimos. 
 Ya.    11/01/1978.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Sin acuerdo en la negociación del convenio de comercio

"los problemas del pequeño comerciante, muy distintos do los de los grandes almacenes", dice un portavoz de estos últimos

la patronal del comercio, pequeña, mediana empresa y grandes almacenes, no se pone de acuerdo sobre la negociación de un convenio colectivo para d sector. Por un lado, los empresarios de los grandes almacenes exigen que se negocie un convenio nacional propio, mientras que el pequeño y mediano comerciante propugna un convenio marco y para todo el sector.

Con .este motivo, y cara a la negociación del mismo, representantes de la CNT y del SU acudieron ayer con el fin de tomar contacta con la autoridad laboral a la Delegación de Trabajo. Según estos dos sindicatos, la UGT y CC. OO no asistieron a !as convocatorias porque negocian por su cuenta con los grandes almacenes y no están por el convenio único.

Pero ¿por qué los grandes almacenes no desean este tipo de convenio? El representante de uno de ellos nos lo explica:

"En toda España hay 600000 establecimientos comerciales, que van desde los que venden recuerdos para turistas a lujosas joyerías Es la actividad más minifundista que existe, y representa una gama d« servicios variadísimos. A esto se une la gran división imperante. Un porcentaje muy importante lo constituyen los autopatronos y las empresas familiares. Pero ¿cómo vamos a comparar este tipo de comercio con un gran almacén de más de 20000 trabajadores?"

"Lógicamente—explica—, los problemas de uno» y otros son muy distintos y la estrategia empresarial también. Ellos no tienen que preocuparse de las elecciones sindicales ni de la clarificación profesional o la formación del personal. Nosotros, si, y por eso nos negamos a negociar con ellos. ES pequeño y mediano comerciante quiere cerrar loa sábados por La tarde, ya que gana lo suficiente para ir subsistiendo, pero si esta medida afectase el gran almacén no podríamos soportarlo, pues ese día constituya él plato fuerte de nuestras ventas.

Ellos también desean adelantar una hora el cierre en el horario habitúal y más vacaciones. Sin embargo, si firmarnos lo que ellos pretenden nos veríamos muy perjudicados. La mentalidad de! pequeño empresario es como la del trabajador del grande y nuestros intereses son muy distintos. Hay que tener en cuenta que el comercio es competencia y no podemos negociar si perdemos capacidad competitiva "

"VA CONTRA LA ECONOMÍA NACIONAL"

"Va en contra de la economía nacional querer igualarnos a todos por el mismo rasero—continúa—, y pensamos que el pequeño comerciante es complementario del grande, pero nunca competidor, ya que saldrían ellos mismos malparados.

En todos los países conviven los dos tipos de comercio y, aunque esto es difícil, pues el pequeño quiere cargarse siempre al grande, intentan armonizar sus intereses. No podemos olvidar que ni nosotros pódenlos hacer lo que hace el pequeño ni éste lo del grande. El pequeño debe buscar la especialización y el servicio más humano y personal, pero nunca intentar competir con nosotros."

"Nuestra postura—afirma el representante—ya la están comprendiendo las centrales sindicales más importantes y hemos empezado a negociar con ellas un convenio propio del gran almacén, aunque este primer paso dado todavía no tiene carácter formal.

Los empresarios discutiremos con ellas las subidas de salarios, ya que hay que hacer un convenio que realmente tenga validez, aunque pensamos que los órganos sindicales se ajustarán al pacto de la Moncloa, ya que hay empresas que realmente no pueden pagar mucho más, y algunas ni siquiera llegar a ese nivel.

El Estado ya no va a resolvernos los problemas y es necesario por eso ordenar las relaciones laborales Por eso consideramos este convenio corno muy importante, porque será el primero de nuestro sector que se negociará con libertad sindical. Somos conscientes de que estas relaciones han cambiado y por eso reconocemos a las centrales y nos sentamos a negociar con ellas."

Por otra parte, el delegado de Trabajo de Madrid ha declarado a Europa Press que existían dificultades objetivas para la firma de un convenio único que acoja a los 120.000 trabajadores del sector. A éstas añade la división de las centrales; por un lado, CC. OO y UGT, y por el otro, el resto, con posiciones diferentes.

 

< Volver