Vista de la causa contra el sindicato de justicia de Cataluña     
 
 Ya.    12/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TRIBUNALES

Vista de la causa contra el Sindícalo de Justicia de Cataluña

fin la mañana de ayer se celebró en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Madrid la vista de la demanda presentada por el ministerio fiscal contra la constitución del Sindicato de la Administración de Justicia de Cataluña (SAJO. Dicho sindicato está integrado por magistrados, jueces, fiscales y secretarios de la Administración de Justicia de Cataluña y fue constituido acogiéndose al derecho de asociación reconocido a los funcionarios públicos.

Los promotores presentaron los estatutos de constitución a la Dirección General de la Función Pública, del Ministerio del Interior, y tras el Informe favorable de este departamento fue remitido el expediente al fiscal, quien decidió impugnar los estatutos y formular demanda incidental civil contra la constitución del sindicato.

En la vista el fiscal mantuvo la demanda manifestando que la ley de sindicación de los funcionarios públicos únicamente afecta a los funcionarios de la Administración Civil del Estado y no a los de la Adminitración de Justicia, y que la constitución de un sindicato de este tipo de funcionarios no es conforme a derecho.

Por su parte, el catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Barcelona don Fráncisco Fernández de Villavicencio, que actuó de abogado de los demandados, solicitó la desestimación de la demanda y mantuvo que los convenios sobre libertad sindical, aplicación del derecho de sindicación y derechos civiles, políticos, sociales y culturales suscritos por España declaraban el derecho de sindicación de toda persona y el de constitución de asociaciones sindicales con las únicas restricciones de la Policía y las Fuerzas Armadas. Postuló, asimismo, que el ministerio fiscal no estaba legitimado para impugnar el sindicato, sino solamente para dictaminar sobre si los estatutos eran o no conformes a derecho, alegando, igualmente, falta de competencia del juzgado.

El señor Fernández de Villavicencio subrayó que en materia de política no podía intervenir la jurisdicción ordinaria y puso como ejemplo la inhibición de Ha Sala IV del Tribunal Supremo en lo referente al dictamen para la legalización de partidos políticos, refiriéndose a continuación al decreto resultado del derecho de asociación sindical de funcionarle», en el que no se excluye específicamente a los de la Administración de Justicia.

El juicio quedó visto para sentencia, contra la que cabe apelación ante la Audiencia Territorial y recurso de casación ante el Tribuna! Supremo.

 

< Volver