El nuevo campo español     
 
 Ya.    06/03/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ya-Pag.16

INFORMACIÓN NACIONAL

6-III-77

EL NUEVO CAMPO ESPAÑOL

Importantísimo Consejo de Ministros con temas fundamentales: amnistía, turismo, derecho de huelga y

problemas del campo

Un nuevo campesinado que quiere crear sus propias estructuras sindicales

SEMANA ESPAÑOLA

AUNQUE ha sido una semana densa de acontecimientos, el perfil definitivo viene dado por los acuerdos

del Consejo de Ministros del viernes. Hay esperanza de una pronta solución (una semana) de un problema

largamente enquistado, la amnistía general, en la que por primera vez están como presuntos beneficiarios

terroristas de la ultraderecha; el Gobierno programa una nueva ley de huelgas; Información y Turismo, es

muy importante, da cuenta de la primera subida real de la afluencia turística, hecho económico del que

sacamos las divisas para casi todo lo demás; el ministro de Agricultura y la Coordinadora Nacional de

labradores en huelga alcanzan una forma de entendimiento tácito, del que nacen unas bases de posible

entendimiento. De esos cuatro hechos, por la razón de que en funciones de mediador u "hombre bueno"

entre agricultores y Gobierno, escribo algo más detalladamente de este cuarto problema concreto.

Mapa electoral

Si comparamos la situación de esta mañana del domingo con la mañana del jueves, la situación se ha

racionalizado mucho. En esta mañana del domingo hay dos hechos fundamentales: por un lado, los

agricultores de la Coordinadora Nacional retiraron sus tractores en señal de confianza y buena voluntad;

del lado del ministro de Agricultura, la declaración del Gobierno él pasado viernes sienta unos principios

de entendimiento sobre precios, seguridad social y aceptación del hecho de los nuevos sindicalismos, que

supone superar las barreras del pasado. Por consiguiente, partimos de una situación muy nueva, sobre la

cual habrá que ir matizando las realidades de cada día.

Pero, a mi juicio, este fin de semana ha sido histórico para el campo español en el sentido de que ha hecho

quiebra el sentido del monopolio del sindicato verticalista sobre los campesinos. De ahora en adelante, el

imperio de los hombres del sindicalismo vertical de la época pasada tiene una oposición —incluso entre

sus propias filas—, que hace imposible la resurrección de un monopolio oficialista respecto a la repre-

sentación campesina.

La situación general

LOS nuevos hombres de la Coordinadora Nacional, tenazmente opuestos al sindicato verticalista del

pasado, tienen un evidente eco en la opinión pública y un principio de entraba en los organismos oficiales.

No han conseguido todo lo que se proponían, que en gran parte era utópico, pero han demostrado una

madurez política, a la que sería suicida desoír.

Fundamentalmente, la protesta del campo proceda del lector del autopatrono, que, como reconoce la nota

del Gobierno, apenas obtiene por su propiedad el fruto de un salario, no la rentabilidad de un dueño. Por

consiguiente, en líneas muy generales, se ha producido una rebelión de una derecha razonable contra una

derecha oligárquica. Si los lectores toman nota de que a esta protesta campesina no se han sumado los

grandes latifundistas del Sur y de Extremadura, se darán cuenta del mapa sociológico de la protesta. Esta

protesta no ha interesado a los "grandes" de la agricultura, sino a los muchos miles de pequeños

agricultores que malviven en sus tierras con un ingreso dos terceras partes inferior al de un obrero

industrial de calificación superior. Eso es lo que hace que este fenómeno sea bastante nuevo en nuestro

escenario político.

A pesar de que los organismos de expresión oficiales del Gobierno, tales como la televisión, siguen

informando de la "cáscara" del asunto, sin atreverse a profundizar, la realidad que he podido palpar en

este largo y trabajoso fin de semana revela que hay toda una nueva conciencia de clase en estos

agricultores en cólera, que se sienten olvidados por el sindicalismo oficial, más inclinado hacia los

motivos de "la gran agricultura" en otras zonas de España.

 

< Volver